“No hay nada culposo o que se haya hecho mal”: Habla Global System, la empresa detrás de la fallida alerta de evacuación de la Onemi

Para el director del Grupo Rebrisa, matriz de Global System, Álvaro Güell "no hay nada culposo o que se haya hecho mal. Hoy se sigue haciendo una investigación detallada". A su parecer el error se produjo luego de la actualización del software eVigilio que opera la Onemi. "Estas cosas pasan, lo que hubiera sido crítico es que el sistema no hubiera enviado ninguna señal". concluyó el directivo. Global System forma parte de un conglomerado -fundado por un ex solado de Israel- que se dedica a la seguridad en Chile




  • “Alerta de Emergencia. 2021-1-23 20:57 horas”.
  • “Estado de precaución. ONEMI establece abandonar zona de playa. Distánciese por COVID-19″.

El mensaje enviado por error a todo el país por el sistema de Alerta Temprana de la Onemi sorprendió a millones de chilenos el pasado sábado por la noche y generó un conflicto que hasta hoy el gobierno intenta controlar, luego de que se reportaran pérdidas del comercio y se generara una situación de pánico generalizado en las costas por el aviso de evacuación que en realidad estaba dirigido para la Antártica.

Tras la polémica el gobierno apuntó a la responsabilidad de un actor: La empresa Global System, filial del Grupo Rebrisa S.A.

Desde la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) recalcaron el punto diciendo que “el incidente se debió a un problema de configuración en la base de datos del sistema de la plataforma -de responsabilidad de la empresa Global System- en donde existían dos polígonos predefinidos, que estaban duplicados y con un mismo código: Polígono de Territorio Antártico y Alto Hospicio. Lo anterior, derivó en un envío masivo del mensaje en parte del territorio nacional entre dichos puntos”. El error - recalcó el gobierno- obligará a la Onemi a realizar el envío de mensajes de prueba en dichas zonas.

Álvaro Güell -director de Grupo Rebrisa- explicó a La Tercera PM que el error se originó en la actualización del software denominado eVigilio de origen israelí. En este proceso dos zonas geográficas quedaron con el mismo código.

En sencillo -explica el ejecutivo, quien además es hermano del exdirector de políticas públicas del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, Pedro Güell- el software interpretó que desde Alto Hospicio a la Antártida ocurriría un maremoto y, por lo mismo, encendió sus alarmas a nivel nacional de manera preventiva.

“No hay nada culposo o que se haya hecho mal. Hoy se sigue haciendo una investigación detallada y la misma Onemi dijo que el software está funcionando perfectamente. La Onemi lo opera muy bien y tiene gente capacitada. Este es un software que es utilizado en muchos países y que permite salvar vidas ante catástrofes naturales, como incendios, terremotos y maremotos”, explica Güell.

A su parecer “en este caso el error fue por un exceso al comunicar el aviso de alerta a más áreas de las que se debía”. “Claramente no es el óptimo y nunca ha operado en exceso. Es una lástima, porque hubo gente que se asustó, pero no generó mayores problemas”, insiste.

“Estas cosas pasan, lo que hubiera sido crítico es que el sistema no hubiera enviado ninguna señal. El sistema siempre ha funcionado bien con incendios y aluviones. La idea es que la Onemi tenga un sistema de alerta temprana”, añade Güell.

En Chile, el Grupo Rebrisa cuenta con más de 25 años de historia en el mercado de la seguridad. Sus acciones son cotizadas en la Bolsa de Comercio de Santiago y actualmente cuenta con más de 1.800 accionistas.

En su reporte anual de 2019 -enviado a la Comisión para el Mercado financiero (CMF) el 20 de abril de 2020- el presidente del Grupo Rebrisa, Avram Fritch explicó que “la filial Global System Chile durante el año 2019, registró una pérdida de $46 millones, resultado obtenido que se explica principalmente por los servicios presentados contractualmente a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) por la mantención y actualización del sistema de Alerta Temprana, proyecto que se adjudicó en el año 2011 y se ha ido renovando”.

Según el mismo documento, el grupo Rebrisa durante 2019 registró ingresos por $7.447 millones, luego de un aumento de las ventas de seguridad provenientes de la subsidiaria Seguridad y Telecomunicaciones S.A. Sin embargo, durante dicho ejercicio la empresa sufrió pérdidas por $270 millones.

El reporte también explica que hasta el año 1999, Rebrisa S.A. había centrado su actividad de inversiones en los sectores Industrial e Inmobiliario en Chile y en Costa Rica. “En nuestro país, Rebrisa S.A. contaba con dos filiales, Inmobiliaria Renta Rebrisa S.A. (Ex-Opera S.A.) y Rebrisa Petroquímica S.A.. La primera de éstas, tal como su nombre lo indica, tenía por objeto desarrollar todo tipo de negocios en el sector inmobiliario. La segunda fue formada con el objeto principal de la ejecución de un proyecto en conjunto con la Refinería de Petróleo Concón S.A., para la producción de un aditivo para las gasolinas sin plomo. Debido a la crisis económica de 1998, la que afectó fuertemente las tasas de interés, Rebrisa S.A. y Refinería de Petróleo Concón S.A., acordaron suspender el proyecto”, concluyó.

Un ex soldado de Israel

Su fundador es un ex capitán del ejército de Israel, Avram Fritch Vaturi. El ingeniero civil electrónico que vive en Chile desde 1991 y que combatió en la guerra contra el Líbano se ha desempeñado en empresas del área inmobiliaria, seguridad, logística, siendo también miembro del directorio otras sociedades anónimas abiertas y cerradas.

En 1992, fundó General Security, la cual avanzó rápidamente en el sector oriente de Santiago. En 1996, ganó una licitación que hizo la Municipalidad de Las Condes para la instalación de “botones de pánico”.

Seis años después, el arribo de Tyco con ADT generó mayor competencia en el mercado de seguridad y Fritch vendió General Security a la gigante estadounidense, la cual lo nombró gerente general para Chile y encargado de la expansión en América Latina.

En la comunidad israelita de Santiago, conocen a Fritch como un hombre de negocios y destacan su experiencia en materia de seguridad. Uno de los grandes acuerdos que logró al mando de Rebrisa ocurrió el 20 de abril de 2012, cuando vendió a Parque Arauco el centro comercial Buenaventura Premium Outlet, ubicado en la comuna de Quilicura, en un aproximado de US$42 millones.

Desde 2014, Avram Fritch preside el directorio de Rebrisa S.A., el cual también es integrado por Sergio Andrews García, ingeniero comercial; Alvaro Güell Villanueva, ingeniero Civil; Ron Fritch Cherniavsky, ingeniero comercial; Sergio Vivanco Araya, abogado; Mariano Guerrero, ex socio de Sebastián Piñera en la gestora CMB Prime y Fernando Perramont, ingeniero civil.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.