Pactar o no pactar con J.A. Kast y el Partido Republicano para la constituyente, el debate que Piñera abrió anoche con Chile Vamos

Mandatario se reunió anoche con los principales dirigentes de la coalición, encuentro en el que, además, los partidos le solicitaron que contribuya a incentivar que autoridades de gobierno dejen sus cargos para ser candidatos a la convención constitucional.




Pasadas las 20.30 comenzó ayer una reunión encabezada por el Presidente Sebastián Piñera y los timoneles, secretarios generales y jefes de bancada de Chile Vamos.

En la cita, que se concretó en la casa del Mandatario, Piñera les entregó a cada uno un documento con un resumen del manejo de la pandemia y con las prioridades legislativas del Ejecutivo en su última etapa de gobierno.

Eso sí, uno de los temas principales que se discutió en el encuentro -que se extendió por casi tres horas y en el que comieron, entre otras, cosas ceviche- fueron los desafíos electorales que vienen, principalmente las elecciones de gobernadores y de constituyentes.

Sobre lo primero, según presentes, se abordó la necesidad de apurar la negociación para los candidatos a gobernadores, sobre todo en aquellos lugares donde Chile Vamos no tiene cartas competitivas, por ejemplo, en las regiones Metropolitana y del Biobío.

Respecto a la elección de constituyentes -para lo cual Chile Vamos conformó un equipo especial integrado por Rodrigo Ubilla, Paulina Núñez, Gonzalo Blumel, Hernán Larraín Matte, Felipe Salaberry y Ernesto Silva-, el Mandatario consultó el avance de la búsqueda de candidatos y abrió un tema de discusión: cuál era la disponibilidad para que el bloque pactara un acuerdo en esta materia con el Partido Republicano, liderado por el exabanderado presidencial José Antonio Kast.

Según fuentes oficialistas, el Jefe de Estado planteó la necesidad de que en esta materia exista pragmatismo y que se priorizaran las cartas competitivas, más que conceder cupos. De esta manera, pidió las opiniones de cada uno de los partidos respecto a la posibilidad de incluir a Kast en un pacto.

Así, se plantearon los distintos puntos de vista. RN, Evópoli y el PRI, según presentes, manifestaron reparos, ya que -según informaron los dirigentes de la UDI- Kast estaba pidiendo un acuerdo en el que le entregaran entre un 18% y un 20% de los cupos; y que, por ejemplo, en algunas zonas donde hay seis cupos, se les entreguen dos.

Esto fue rechazado por esos tres partidos, que transmiten que lo que Kast tiene que hacer es mostrar si tiene cartas competitivas y que, en ese escenario, se podrían abrir a un pacto electoral con él. En el bloque algunos creen que Kast no tiene cartas competitivas y que lo que está haciendo es presionar con peticiones que consideran inviables para después decir que Chile Vamos “no quiso un acuerdo”.

De todas formas, en las colectividades dicen que no les ha llegado ninguna solicitud formal de cuáles son los candidatos que tiene Kast y de dónde le gustaría competir. Eso sí, según presentes, se acordó en la cita que hay disponibilidad para conversar, pero que no entregarán un porcentaje de cupos, sino que quieren ver cuáles son los candidatos del Partido Republicano.

De igual manera, los partidos del bloque le solicitaron a Piñera que colabore con solicitarle a autoridades de gobierno que compitan en los comicios de constituyentes. Esto, porque afirman que requieren de cartas competitivas en lugares estratégicos para poder asegurar triunfos.

De acuerdo a las mismas fuentes, el Mandatario consultó cuáles eran las autoridades que querían que salieran. Así, hay un listado de cerca de diez autoridades, entre ellas, ministros, subsecretarios, intendentes y gobernadores, que el bloque tiene en la mira y que esperan que el Presidente ayude a convencer. Entre otros, se mencionan a la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, y al ministro de Agricultura, Antonio Walker.

En Palacio, en todo caso, recalcan que Piñera no presionará a nadie para salir y que les dará libertad a quien quiera asumir libremente ese desafío electoral.

Prioridades legislativas

“Para lo que resta de gobierno, se han definido 38 proyectos de ley que al Ejecutivo le interesa avanzar para poder convertir en leyes antes del fin del gobierno”, se lee en la minuta que les entregó ayer Piñera a los dirigentes de Chile Vamos.

El texto se divide en tres tipos de agenda: social, económica e institucional. En la primera, se destacan nueve iniciativas, entre ellas, el sistema integral de protección social y garantía de derechos de la niñez; en la segunda, se relevan cuatro iniciativas, como el TPP11 y ley corta de pesca; y en la agenda institucional se destacan 19 proyectos, entre otros, fortalecer el sistema de inteligencia, protección de datos personales y modificación del Consejo de Defensa del Estado.

Además, en el texto se destaca un cuarto ítem denominado “otras agendas”, en el que se incluyen seis iniciativas: eficiencia energética, regulación del uso de leña y un proyecto que fija un marco de cambio climático, entre otras.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.