SEC y SMA abren investigaciones por cuarto derrame de combustible del año en Quintero

Derrame de combustible en la bahía de Quintero, diciembre de 2022. Foto: SMA

Se indagarán los permisos y los estándares de seguridad, así como los planes para evitar fallas con efecto medioambiental. En la zona, que ha sido calificada como “de sacrificio”, este año se han registrado, además, 102 varamientos de carbón.




Tras el derrame de combustible registrado ayer en la bahía de Quintero -que motivó el despliegue del centro de combate a la contaminación de la Armada, el inicio de un sumario administrativo marítimo y la apertura de una investigación de la fiscalía-, la Superintendencia Electricidad y Combustibles (SEC) y su par del Medio Ambiente (SMA) abrieron, respectivamente, dos investigaciones para verificar el cumplimiento de la normativa en la operación de Puerto Ventanas S.A. (PVSA), instalación donde se reportó el evento, que constituye el cuarto que se registra en ese cuerpo de agua este año.

Las comunas de Quintero y Puchuncaví -donde se emplaza Puerto Ventanas- han sido consideradas como una zona de sacrificio ambiental, pues sus 50 mil habitantes conviven con 15 grandes empresas de energía, químicos y combustibles. En 2018, una nube tóxica provocó síntomas de intoxicación en 1.770 personas. Y este año, la playa de Ventanas ha amanecido en 102 oportunidades con trazas de carbón. El año pasado los varamientos fueron 126.

En esta oportunidad, el esparcimiento de hidrocarburos sobre el mar se habría originado por la rotura de una cañería que transporta combustible, y que al momento de la emergencia se encontraba en desuso. Según la SMA, la empresa reportó la fuga de entre 150 y 200 litros de combustible.

Ayer, los fiscalizadores de la SEC -encargados de vigilar la seguridad y calidad de la operación de los servicios de electricidad, gas y combustibles- solicitaron a Puerto Ventanas toda la información relativa a la tubería que presentó la picadura y ocasionó, en consecuencia, el goteo del combustible tipo IFO 180.

Patricio Velázquez, director regional SEC Valparaíso, dijo que “la normativa vigente es clara en establecer los estándares de seguridad que las instalaciones destinadas al almacenamiento y operación de combustibles líquidos deben cumplir para que su operación sea segura, correspondiéndole al propietario u operador ejecutar todas las acciones necesarias para un correcto diseño, construcción, funcionamiento, abandono, operación, mantención, inspecciones y las eventuales modificaciones a las que deban someterse”.

Además, precisó que “apenas tomamos conocimiento de este hecho iniciamos el monitoreo de las acciones implementadas por la compañía para determinar el punto de origen de la fuga. Personal de la SEC efectuó una fiscalización en terreno, donde se recopilaron los primeros antecedentes de este hecho, que sumados a la información técnica adicional solicitada a la empresa, serán analizados para determinar las causas exactas que originaron esta fuga, además de las eventuales responsabilidades y las posibles sanciones, de acuerdo al resultado de la indagatoria”.

Mientras, la delegación exclusiva de la SMA en Concón, Quintero y Puchuncaví -que fiscaliza el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica vigente desde 2019- asistió a verificar las medidas adoptadas por Puerto Ventanas durante el evento.

Lo que revisaron fue “el plan de contingencia, las medidas y resguardos. Nosotros tenemos bastante sensibilidad. Como tenemos una delegación exclusiva, cualquier cosa que pase, si nosotros tenemos o no competencias, igual nos constituimos en el lugar”, explicó la jefa regional del organismo, Ana María Gutiérrez.

Asimismo, la SMA solicitó a Puerto Ventanas -dando un plazo de cuatro días, que vence el martes- informar sobre el permiso ambiental vigente que tiene la instalación desde donde se produjo la fuga, ubicada en el sector 5 del terminal.

Preliminarmente, el instrumento correspondería a la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N° 01/1999, que autoriza el funcionamiento del Terminal de Asfalto y Combustibles Cordex, lo cual deberá ser ratificado a partir de los antecedentes recogidos en terreno por la superintendencia y la documentación solicitada a la empresa.

La idea, agregó Gutiérrez, es corroborar que el procedimiento adoptado por Puerto Ventanas se ajustó a lo establecido en su RCA y conocer si las labores de mantención del ducto se encontraban al día.

Derrames previos

Entre agosto y septiembre, la Armada detectó en la misma bahía tres derrames de menor envergadura, a partir de burbujas irisdiscentes (que reflejan el color del arcoíris) sobre la superficie del mar, lo que motivó el inicio de sumarios y la inhabilitación de las líneas de transferencia involucradas a Copec y la Empresa Nacional del Petróleo (Enap).

Para cada caso, estima la autoridad marítima, no se derramó más de un litro de combustible.

En esos eventos, la SMA levantó antecedentes y los incorporó a las actas de fiscalización de ambas compañías, en el marco de los requisitos que exige el PPDA.

Específicamente, las fugas de hidrocarburos provenían de válvulas submarinas -instrumentos que permiten abrir o cerrar los flujos de combustible en las cañerías- y se registraron los días 3 y 11 de agosto, en las instalaciones de Copec, y el 6 de septiembre en una tubería de goma de la Enap, que conduce el material y se conecta desde el barco a la línea de transmisión.

Ante los eventos acaecidos este año, la autoridad marítima comentó que buscará, mediante auditorías y fiscalizaciones, mejorar los planes de contingencia, una vez que se conozcan los resultados de los cuatro sumarios, todavía en curso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.