Vacunación con tercera dosis podría comenzar en agosto con adultos mayores y enfermos crónicos

A más tardar la próxima semana el Minsal tendrá los primeros resultados del estudio clínico que se realiza en la Posta Central para definir el esquema de refuerzo que se aplicará a los distintos grupos, partiendo por los que fueron inmunizados en febrero. También está pendiente la recomendación del Comité Asesor en Vacunas e Inmunizaciones para dar curso a la decisión. En tanto, la subsecretaria Paula Daza asegura que "durante el mes de agosto vamos a tener vacunas para partir con las dosis de refuerzo”.




A más tardar la próxima semana el Ministerio de Salud recibirá los primeros resultados del estudio que hoy se lleva a cabo en la Posta Central -en más de 570 personas, entre adultos mayores y personal de salud- para definir cuál será el esquema de inoculación para el refuerzo que se aplicará a quienes hayan completado su esquema de dos dosis con CoronaVac, la vacuna del laboratorio chino Sinovac.

Así lo confirmó esta mañana el jefe de la cartera, Enrique Paris, en una entrevista con una radio de Magallanes. “La tercera dosis nosotros la llamamos dosis de refuerzo, queremos que la gente la entienda así. Se está haciendo un estudio para colocar esta dosis de refuerzo, diferente a la primera y segunda dosis. Si usted se colocó Pfizer, el refuerzo podría ser AstraZeneca. Si se colocó Sinovac, podría ser Pfizer. Para eso estamos haciendo un estudio en la Posta Central con más de 570 personas. Lo vamos a tener este fin de semana o los primeros días de agosto”, afirmó.

Aunque en la práctica la inoculación de la tercera dosis ya se formalizó, con el protocolo de inoculación para trasplantados y personas inmunodeprimidas que elaboró el Minsal, que hasta ahora ya ha autorizado a 17 personas para acceder a este refuerzo. “Ayer en Uruguay ya decidieron colocar dosis de refuerzo y nosotros creemos que sí va a ser necesaria en algunas poblaciones: inmunodeprimidos, trasplantados, enfermos renales, personal de salud, adultos mayores. Estamos trabajando en eso, pero en un principio no va a ser para toda la población”, precisó el ministro.

En este contexto, agosto será clave para tomar esta definición y distintas fuentes del ministerio aseguran que en las próximas semanas podría incluirse en el calendario la dosis de refuerzo para adultos mayores y personal de salud, incluso desde el mismo mes.

Eso, pues la fecha es un punto clave: el seguimiento de la Universidad Católica a los vacunados con CoronaVac señala que a los seis meses de la primera dosis la respuesta inmune de los linfocitos, así como de los anticuerpos neutralizantes, disminuye. Asimismo, un pre-print elaborado en Brasil señala que la variante Gamma (o P.1. de Brasil) evade en un alto porcentaje la respuesta inmune inducida por esta vacuna en los adultos mayores.

Con esos antecedentes, en el gobierno existe la preocupación de que habiéndose iniciado en febrero la vacunación masiva, en los primeros grupos inoculados -los de mayor edad y más vulnerables al coronavirus-, la protección ya vaya en disminución. Y eso fuerza a acelerar el tranco para evitar o reducir el impacto de una nueva oleada de contagios.

Sin efectos adversos hasta ahora

La subsecretaria Daza comenta a La Tercera PM que el estudio está midiendo inmunidad en dos momentos: antes del tercer pinchazo y luego del boost de refuerzo. “El tema que debemos evaluar es cuándo es el momento más oportuno para esta dosis. El análisis lo comenzamos hace algunas semanas. Y lo que queremos medir es si hay un aumento de la respuesta inmune respecto del momento previo a la vacunación. También se está haciendo seguimiento de los efectos adversos, y no los hemos tenido hasta ahora. Un par de cuadros de fiebre, pero no hemos tenido, por ejemplo, shock anafiláctico”, confirma.

Sobre la factibilidad de emprender esta vacunación de refuerzo, considerando las bajas de stock que se han visto en los últimos días, la autoridad asegura que “durante agosto vamos a tener vacunas para partir con las dosis de refuerzo”. Y sobre si se utilizará Pfizer u otras alternativas para reforzar, dependiendo del grupo al que se inocule, Daza señala que en ello serán claves los resultados de este estudio, pues un esquema en específico puede tener mejor respuesta en ciertos grupos.

Asimismo, desde Salud señalan que también se solicitó la recomendación que emita el Consejo Asesor en Vacunas e Inmunizaciones (Cavei) antes de adoptar una decisión. Sin embargo, cada vez hay más evidencia internacional: Israel, que partió reforzando a su población inmunodeprimida con Pfizer, y en la región, Uruguay decidió que el refuerzo a los vacunados con CoronaVac será con una vacuna heteróloga: Pfizer.

Otra experiencia que Chile mira con atención es República Dominicana: allí los vacunados con Sinovac están recibiendo un refuerzo de Pfizer, y también quienes hayan completado su esquema con AstraZeneca.

Daza explica que, en contexto de la circulación de nuevos linajes del virus “para poder estar protegido o tener una mejor respuesta frente a las nuevas variantes, tenemos que tener una población importante vacunada y que esta población tenga buenos niveles de inmunidad. ¿Y qué relación tiene la disminución de la inmunidad con respecto a la disminución de la efectividad de la persona a responder al coronavirus? Esa relación, desde el punto de vista científico no se sabe. Nosotros medimos inmunogenicidad, no medimos inmunidad celular, pero probablemente hay una disminución de la respuesta inmune al virus frente a la infección. Por eso nos parece importante en agosto o septiembre partir con las dosis de refuerzo con las personas que se vacunaron en un comienzo. Los resultados son claros es que la inmunidad disminuye”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.