Guillermo Teillier (PC): “Ojalá el gobierno esté preocupado de mejorar la gestión y no en más o menos cargos”

Presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier para La Tercera Sábado / Fotos: Mario Tellez.

Tras casi dos meses alejado de la primera línea política por motivos de salud, el timonel PC analiza la crisis desatada en el gobierno por los indultos y es crítico de la asonada del Socialismo Democrático por mayor representación en puestos de gobierno. Teillier, quien piensa empezar a retomar actividades de forma presencial, plantea que el debate por las listas electorales en el oficialismo no debe ser una “prueba de fuerza” entre las coaliciones.


“Que lo vaya a ver un Presidente a uno no es cualquier cosa”, reflexiona el timonel del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier. Sentado en su oficina, ayer fue su primer día de regreso presencial a la sede de la colectividad. Y antes de hablar de política, habla de las complicaciones de su salud que lo han tenido fuera de la primera línea desde inicios de diciembre.

“Los médicos no me han pedido retirarme de la política, me dicen que me tengo que cuidar para que pueda seguir”, bromea. En diciembre pasado estuvo 10 días internado en la UTI del Hospital Clínico de la Universidad de Chile por una trombosis intestinal. En su convalecencia, recibió la visita del Presidente Gabriel Boric.

“A la UTI dejan entrar a un par de familiares. Me iba a ver solo mi compañera y mi hijo, ni siquiera la dirección del partido. Pero me fue a ver el Presidente y entró. Conversamos un buen rato. De la salud primero, un poco de política después (...), nada de contingencia. Algunos compañeros se hicieron pasar por familiares en el hospital para tratar de entrar y después en la Fiesta de los Abrazos se acercaron a revelármelo”, relata.

Con la crisis desatada en el gobierno tras los indultos, ¿no se hizo más evidente la grieta entre Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático?

Es posible que en Apruebo Dignidad estuviéramos más de acuerdo con los indultos. Había un proyecto de ley -de indultos particulares a condenados en el contexto del Estallido Social- en el Senado y que nunca fue tramitado. Los errores parten ahí, porque debería haber sido tramitado. Y, por último, haberle dado un ‘no’.

El exsenador Guido Girardi (PPD) extrapoló el tema a la discusión de listas electorales al Consejo Constitucional. Dijo que una lista única del Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad sería la ‘lista del indulto’. ¿Qué le parecieron las declaraciones?

Es una mala expresión de Girardi. No sé qué es lo que busca, si es que quiere forzar una decisión dentro de su partido, porque entiendo que están divididos, he leído a otros dirigentes PPD a favor de una sola lista. Además, uno podría decir que la lista del PPD será la lista de SQM. Pero si entramos en esa descalificación, no vamos a llegar a ninguna parte ni con una sola lista ni con dos listas. Ese lenguaje hay que morigerarlo, no sé si Girardi pretende ser candidato a Presidente de la República -que nunca ha podido serlo-, pero tiene que buscar otro camino. No es la manera a lo Trump o a lo Bolsonaro.

Tras la crisis, ¿no se hace necesario un cambio en los equipos de gobierno? Se ha hablado de ajustes en subsecretarías en favor del Socialismo Democrático.

La decisión sobre eso la tiene el Presidente, pero el Socialismo Democrático tiene tres cargos principales (Interior, Segpres y Hacienda) y la subsecretaría de Interior. Entonces, lo único que me preocupa de esto es que no aparezcamos peleando por ‘pegas’ porque eso lo ve muy mal la opinión pública. Ojalá el gobierno esté pensando en mejorar la gestión y no en más o menos cargos.

Guillermo Teillier para La Tercera Sábado / Fotos: Mario Tellez.

Usted ha hablado previamente de inexperiencia en este primer año...

Hay que darle la oportunidad a esta generación joven que no había estado en el poder y ahora está en el gobierno. ¿Que no tenían la experiencia de gobernar? Es verdad. ¿Que podían cometer errores? Es verdad, pero los han estado superando y la experiencia que se ha sumado cumple bien sus funciones. Pero no descarto que haya que ‘echar una mirada’.

¿Es una prueba de fuego para la alianza de gobierno armar (o no) una lista única?

Yo prefiero lista única porque al sacar cuentas es mejor (...). Si tomamos esta elección de consejeros como una medición entre partidos, estamos cometiendo un error. Lo que tenemos que privilegiar aquí es una fuerza capaz de incidir en la discusión sobre nueva Constitución, porque o si no la derecha nos va a apabullar.

¿Qué consecuencia tiene para la alianza si no se compite en una lista única?

Lo más probable es que si hay dos listas sigamos igual con las dos coaliciones de gobierno. La alianza de gobierno va a seguir. Pero algunos dicen que esto es una ‘prueba de fuerza’: si una de las dos coaliciones obtiene mayor representación, habría que recomponer el gobierno, pero no es así y no puede ser así. No somos un régimen parlamentario donde se pueden cambiar los ministros cuando hay cambios en las fuerzas.

Se ha hablado de que si se componen dos pactos electorales, el PS podría acudir a la lista de Apruebo Dignidad. ¿Qué implicaría ese quiebre del PS con el Socialismo Democrático?

El problema es que se habla demasiado de quiebre. No necesariamente sería un quiebre, porque los acuerdos electorales se dan sin producir quiebres (...). Si los socialistas dicen “tenemos que apoyar al gobierno y estar en ese núcleo”, no tendríamos problemas.

¿Ya no se consolidó la alianza de gobierno?

La alianza de gobierno ha estado funcionando en varios aspectos. Pero cuando se llega a discusiones electorales la cosa siempre cambia. Y por más que seamos aliados, cada partido empieza a mirar lo suyo. Eso es imposible de eludir. Pero estoy convencido de que hay que ser capaz de sobreponerse a eso y mirar el bien común que, en este caso, es tener las mejores posibilidades de incidir en una nueva Constitución.

Hasta su internación, había estado activo en la negociación constitucional. ¿Qué impresión hay en el PC de las atribuciones del Consejo Constitucional?

Lo que nosotros propusimos era mejorar la participación ciudadana, que el Consejo Constitucional tuviera mayores atribuciones. Y bueno, va a tener las que tiene nomás. Ya está discutido y aprobado.

¿Sigue pensando que hay un excesivo tutelaje con el árbitro y los expertos?

Pero es que nosotros vamos a estar entre los expertos y entre los árbitros. Vamos a disputar todos esos espacios.

“Si la salud no me acompaña, no voy a estar a la fuerza”

En el último Congreso Nacional del PC en 2020 se renovó su presidencia hasta 2024, pero quedó un compromiso tácito de que tendría un período más corto. La contingencia política -la Convención Constitucional y el gobierno- ha aplazado su realización. ¿Cuándo podría haber una renovación?

De acuerdo a los estatutos, yo fui electo por cuatro años, hasta 2024. Por mí, ojalá se adelantara un poco. O sea, no por mí, sino por los acontecimientos. Pero viendo esos mismos acontecimientos, creo que otra vez nos pillará la máquina... Vamos a ver qué pasa de aquí a la elección de los consejeros, que es el primer paso. De ahí para adelante, a lo mejor se despeja el horizonte.

¿Usted ya tiene alguna definición -tomando en cuenta su salud- sobre replegarse en el partido?

Es que yo no me puedo postular nuevamente a presidente. Ahora, miembro del comité central puede ser, o de la comisión política. Eso lo decidirá el Congreso del PC y no me quiero adelantar, pero soy materia disponible. Si la salud no me acompaña, tampoco voy a estar a la fuerza. Todos los comunistas, por lo general, tienen el ánimo de contribuir lo más que puedan.

Guillermo Teillier para La Tercera Sábado.

¿Prefiere a alguien en el radar para su sucesión, o no quiere darle el ‘dedazo’ a nadie todavía?

No hay dedazo. No hay alfiles ni ninguna de esas cosas.

Para el Consejo Constitucional, está un poco difícil armar la cartilla. Hay una serie de inhabilidades posteriores, además de que sus mejores cuadros están en el gobierno. ¿Podrían salir participantes del Ejecutivo? Subsecretarios como Jaime Gajardo (PC), por ejemplo.

Se ha hablado de Jaime Gajardo, es un gran experto constitucionalista, muy respetado.

¿Le gustaría verlo en el proceso?

Yo creo que a él le gustaría mucho (ríe). Pero no sé, es una definición compleja, porque también ocupa un cargo importante de gobierno. Se ha distinguido en su trabajo y no queremos nosotros tampoco debilitar al gobierno. Pero estamos viendo, creo que tenemos otros candidatos o candidatas.

¿Puede adelantar un nombre?

Eso está en discusión. En cuanto a los candidatos a consejeros, efectivamente está difícil porque casi todos los cuadros están en cargos de gobierno, pero nos quedan algunos y algunas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..