Orgullo y sacrificio latino: Una conversación con Jorge Gutiérrez, director de la serie animada Maya y Los Tres

La nueva serie animada de Netflix es un viaje a un mundo fantástico que rescata los mitos y leyendas prehispánicos, así como elementos de la cultura moderna de nuestro continente.


Una travesía a través de un mundo fantástico marcado por la cultura, mitología y tradición latinoamericana. Esa es parte de la propuesta de Maya y los Tres, una nueva miniserie animada de nueve episodios que debutará en Netflix el próximo 22 de octubre.

Su director, Jorge Gutiérrez, quien previamente dirigió la película animada El Libro de la Vida, conversó con Mouse y otros medios chilenos dejando en claro que inicialmente su plan era realizar tres películas.

Al mismo tiempo, buscaba tomar como inspiración a la germinación original de El Señor de los Anillos como una historia que recuperaba a la tradición europea, pero instalando como base a la mitología no solo de mesoamérica, sino que también del caribe e inclusive aspectos sudamericanos como los incas.

Y por sobre todas las cosas, lo anterior lo considera relevante debido a que la cultura popular idolatra a historias de Estados Unidos, Europa o Japón, pero no se toma en cuenta a nuestra cultura ni sus leyendas. “Siempre me ha causado mucho orgullo presumirle al planeta entero: mira de dónde venimos, mira de quién somos y mira lo que vamos a hacer”, recalcó el director.

En esa línea, explicó que la inspiración le llegó durante sus visitas al Museo de Antropología de Ciudad de México. “Hay una sala azteca, una sala maya e inclusive una sala inca. Entonces ver el arte, y especialmente las esculturas antiguas, y decir: bueno, estos eran diseñadores de personajes, estos eran artistas de esa época, interpretando lo que veían alrededor, que es lo que hacemos los artistas”, explicó Gutiérrez.

Entonces cuando yo veía que las alas las hacían con barro, las pinturas, las calaveritas, yo me decía: mi inspiración es esto. No soy de un documental, no soy un historiador, pero soy un artista. Entonces, así como ellos interpretaron a esa época, y así como pintores como Frida Khalo y Diego Rivera interpretaron a esa época, ahora yo como cineasta quiero interpretar, con mucho respeto y mucho estudio, una versión de fantasía de estos mundos”, subrayó.

Dicha versión se concreta de forma llamativa ya que Maya y los Tres tiene un nivel de animación más propio de las películas que de las series de animación. Claro, aunque la tecnología digital ha permitido crear producciones seriadas más elaboradas, de todas formas una parte no menor de la audiencia está acostumbrada a realizaciones seriadas que tienen un nivel de detalle menor. Aquello no sucede con esta serie de Netflix y el propio Gutiérrez explicó que lo anterior se debe precisamente a su plan inicial que involucraba a una trilogía cinematográfica.

“En la televisión, por lo general en la animación, Bob Esponja tiene que ser el mismo Bob Esponja cuando termina el episodio que cuando empieza. Entonces aquí era contar una historia que era como una novela, en donde cambiaran los personajes, evolucionaran, y eso es el cine. Entonces, esta es una serie limitada, pero en realidad es tres películas. Yo digo que es un burrito mexicano y trajimos a un chef de sushi y lo cortó en nueve cachitos”, dijo el director.

Pero ese burrito no solo incorpora elementos pre-hispanicos, desde las esculturas y edificios al clásico juego de la pelota azteca, ya que también utiliza cosas modernas de la cultura latina como los diseños de vestuario de muñecas o la popular lucha libre mexicana. Y en ese sentido, el director dejó en claro que la intención fue crear una fusión.

Los Picapiedra era una referencia demasiado extrema, no queríamos irnos tanto, no queríamos decirle a la audiencia: no, no, esto es un mundo tan diferente que no te puedes conectar. Entonces la idea era que fuese una base muy accesible, en México la tradición de las máscaras es muy antigua, de toda la vida, entonces por eso quise meter algo de la lucha libre”, afirmó. “Y también hace cuenta de que cuando Maya sale con un video ridículo, pues en Miss Universo, cuando hacen los vestuarios de los países, México siempre sale con unos vestidos gigantescos, entonces son referencias al presente como diciendo: esto viene desde el pasado y es quién somos”, expresó el animador.

Las referencias obviamente no se quedan ahí, ya que también hay guiños a películas y otros elementos de la cultura pop, ya que Jorge Gutiérrez se reconoce como un fanático de múltiples artes, como el anime, pero también de la forma en que Quentin Tarantino incorpora otras cosas. Sin embargo, también destaca que su objetivo final era mantener la pureza de los personajes e historia.

La idea muchas veces en Mesoamérica es que la palabra sacrificio sale mucho. No, es que este pueblo sacrificó a gente o hubo un sacrificio de una princesa. Entonces yo quise meterme a qué es un sacrificio. Muchas veces lo vemos como algo muy feo, pero en la vida real todos hacemos sacrificios constantemente, entonces de eso se trata Maya. Cuál es el sacrificio más grande y por qué”, recalcó.

Maya y Los Tres se estrenará el 22 de octubre en Netflix.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.