El monoplaza de Ferrari no tiene licencia para calle, pero de todos modos ruge por Maranello...

El piloto Charles Leclerc condujo el SF1000 desde la fábrica de Ferrari hasta el circuito de Fiorano, donde la Scuderia vuelve a los testeos.




Esta semana te contábamos que Charles Leclerc protagonizaba una producción en Mónaco a bordo del SF90 Stradale, y hoy el monegasco tomó su monoplaza Ferrari para conducirlo desde la tradicional fábrica de Ferrari en Maranello, hasta el circuito de Fiorano. Se trata del regreso de Ferrari a los entrenamientos y la marca del Cavallino Rampante quiere que todos se enteren. Leclerc es el primer piloto de Ferrari en la era moderna en conducir un monoplaza por las calles de Maranello en los 1.4 km que separan a ambos lugares.

El motor del monoplaza SF1000 se volvió a encender luego de 110 días tras los testeos del equipo en España a fines de febrero. “Normalmente no me gusta levantarme temprano, pero esta mañana había una razón muy especial”, comentó Leclerc, quien reconoció que su monoplaza pudo haber acabado con la tranquilidad matutina de la pequeña localidad del norte de Italia. “Es extraordinario estar de vuelta en el auto en esta ruta tan especial. Sentarme de nuevo en la butaca se siente como estar de regreso en casa”, agregó el piloto de 22 años.

Después de que Europa superara la fase más crítica del coronavirus, la acción de la Fórmula 1 estará de vuelta el próximo 5 de julio en Austria, de forma que los entrenamientos en la Scuderia Ferrari seguirán su curso tanto para Leclerc como para su compañero Sebastian Vettel, que aún no encuentra equipo para la próxima temporada (Ferrari ya anunció que Carlos Sainz ocupará su plaza en 2021).

El breve recorrido por Maranello del SF1000 abarcó las calles Via Abetone Inferiore, donde se ubica la fábrica, y la Via Gilles Villeneuve, que conduce a la pista de Fiorano.

Comenta