Balance Ocde del Covid-19: Chile destaca en vacunación, pero está entre los países con mayor exceso de muertes

Informe del organismo plantea que las muertes esperadas para el período 2020 y mitad de 2021 se incrementaron un 25%. Los expertos apuntan a un fenómeno multifactorial, asociado a comorbilidades, factores de riesgo y a la priorización de los casos Covid-19 en el sistema de salud. Eso sí, el país se ubicó entre los seis con mayor vacunación y ayer se logró el hito de alcanzar un 90% de cobertura en los adultos.


El 3 de marzo del año pasado el Ministerio de Salud confirmó el primer caso de Covid-19 en el país. Y exactamente una semana más tarde, la OMS declaró la pandemia por coronavirus.

Y a la fecha, a nivel mundial, 251.013.256 personas se han contagiado y 5.061.233 han muerto por el virus, según datos de la Universidad John Hopkins. Todo, en el contexto de una emergencia global que ha impactado fuertemente a los sistemas de salud, obligando a los gobiernos a tomar estrictas medidas, como confinar a la comunidad, suspender clases o cerrar los aeropuertos, en sucesivos esfuerzos por frenar el avance de los contagios que, sin embargo, en algunos países de Europa ya se empinan hacia una cuarta ola.

En ese escenario, el informe Health at a Glance realizado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (Ocde), analizó algunos indicadores clave de lo que ha sido, hasta ahora, el impacto de la pandemia en las naciones que la integran. Entre ellos, que el Covid-19 contribuyó, directa e indirectamente, “a un aumento del 16% en el número esperado de muertes en 2020 y la primera mitad de 2021 en los países de la Ocde”, a la vez que la esperanza de vida se redujo en 24 de los 30 países que poseían data comparable.

De acuerdo a estos datos, Chile ocupa uno de los peores lugares del ranking en términos de exceso de mortalidad; esto es, las muertes adicionales que se produjeron en el país desde la llegada del Covid-19, en relación al promedio registrado en los últimos cinco años y los decesos que se proyectaban, en circunstancias normales, para el período.

Así, considerando los datos hasta junio, el informe cifró en 40.862 el exceso de muertes en el país, con 33.249 de ellas atribuibles directamente al coronavirus. Lo anterior implica que los fallecimientos se incrementaron un 25%, ubicando a Chile como el tercer país con mayor exceso de mortalidad asociada a la pandemia en Ocde, por debajo de México (54,7%) y Colombia (37,8%).

Para el académico de Salud Pública de la Usach Claudio Castillo, si bien son datos que deben ser analizados en profundidad, se trataría de un fenómeno multifactorial.

“Creo que nos faltan todavía antecedentes para identificar con certeza las causas, pero hay algunos factores que uno puede identificar. Por ejemplo, si bien en Chile se montó una buena infraestructura, también había un equipo humano que se enfrentaba a una enfermedad nueva y una población con numerosas comorbilidades, que son factores de riesgo complejos frente a la enfermedad”.

Castillo agrega que en el país tres de cada cuatro personas presenta sobrepeso u obesidad, una condicionante que demostró complejizar el pronóstico de los pacientes más graves. Asimismo, casi un tercio padece hipertensión o está en sospecha de esta patología, a la vez que un 16% sufre diabetes.

“Tenemos, entonces, como situación basal, una población con una serie de factores de riesgo, y especialmente los grupos más vulnerables, que tienen más probabilidad de enfermarse, de agravarse y morir, y donde se genera una diferencia en las tasas de mortalidad”, dice el académico.

De hecho, el mismo informe de Ocde ubica a Chile entre las naciones con más fumadores y personas con obesidad. Y además aborda la desigualdad como un elemento de riesgo adicional, pues sostiene que el coronavirus “ha afectado de manera desproporcionada a las poblaciones vulnerables. Más del 90% de los decesos registrados por Covid-19 han ocurrido en personas de 60 años o más. También ha habido una clara gradiente social, con personas desfavorecidas o que viven en zonas vulnerables, minorías étnicas e inmigrantes, expuestos a un mayor riesgo de muerte e infección”

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, plantea que otra explicación para el exceso de mortalidad está en “las personas que han fallecido por otras enfermedades, porque el sistema de salud se tuvo que volcar a atender a los pacientes Covid-19 y no ha atendido a los pacientes con enfermedades crónicas, por ejemplo”.

Debido a los confinamientos y la priorización de los pacientes con coronavirus, gran parte de las consultas y tratamientos quedaron suspendidos, dejando en algunos casos solo la opción de la telemedicina, razón por la que con la baja en los contagios de Covid-19 durante agosto, los pacientes coparon las agendas de las clínicas para retomar las atenciones y procedimientos pendientes.

“En los próximos meses y durante el año 2022 vamos a seguir con una cantidad de muertes por exceso muy importante, producto de que hoy tenemos más de dos millones de personas en lista de espera, lo que significa que estas personas no están siendo controladas o diagnosticadas”, detalla Sánchez.

La toma de exámenes también se vio afectada, y en el caso de las mamografías la caída es preocupante, según revela el informe Health at a Glance. Ya antes de la pandemia Chile mostraba una baja cobertura, con un 40% en mujeres de entre 50 y 69, la que cayó al 36% por efecto de la pandemia. Mientras, países con buen desempeño en el testeo, como España, alcanzaban un 81% previo a la crisis del Covid-19 y pasaron al 74%.

En ese sentido, una investigación publicada por la revista The Lancet Oncology y realizado por un equipo de profesionales nacionales y extranjeros, proyectó que el cáncer causará al menos 7.000 muertes de aquí a 2030 en Chile.

El oncólogo Bruno Nervi, presidente de la fundación Chilesincáncer y uno de los investigadores tras este estudio, sostiene que “en Chile al año hay 60 mil diagnósticos de cáncer y 28 mil muertes. Con el atraso de diagnóstico, sin considerar los retrasos en los tratamientos, nosotros predecimos que va a haber un exceso de 7 mil muertes por cáncer en los próximos dos años debido al coronavirus. El congelamiento del sistema de salud para atender el coronavirus va a ser responsable de la muerte de 7.000 personas por cáncer en los próximo dos años”.

Vacunación

Con todo, Chile destaca en la cobertura de vacunación. De acuerdo al análisis de Ocde y considerando el panorama a septiembre, el país se ubicaba entre los seis que habían logrado vacunar a más del 70% de la población objetivo.

“Las vacunas han reducido el riesgo de enfermedad grave y muerte por Covid-19 (…). La evidencia apunta a que las vacunas son algo menos efectivas para detener la enfermedad sintomática del delta variante, pero siguen siendo muy eficaces (más del 90%) frente a los ingresos hospitalarios”, señala el informe.

De acuerdo al último reporte del Ministerio de Salud, 13.710.524 personas habían recibido el esquema completo de vacunación, con lo que se alcanzó el hito de tener al 90% de la población adulta del país inmunizada contra el Covid-19. A eso se suman las 6.658.397 personas que recibieron la dosis de refuerzo, que busca hacer frente a una eventual pérdida de efectividad de las dosis iniciales -a seis meses de la inoculación- y prevenir una tercera ola de coronavirus.

A la par avanza el programa de vacunación en los más pequeños. “Con relación a la vacunación de niños, niñas y adolescentes entre seis y 17 años, que comprende un total de 3.044.845 personas, se han administrado 4.304.253 dosis de vacunas en el país, donde un 82,86% de la población se ha vacunado con primera dosis y un 58,50% de la población se ha vacunado con segunda dosis. En tanto, en el segmento escolar, entre seis y 11 años, se registran 1.705.048 vacunas administradas”, informó ayer el Minsal.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.