El debate por la sucesión de Merkel polariza a alemanes

Autor: EFE

Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK) tiene 56 años.

Este viernes la CDU debe elegir a un nuevo líder. La favorita es Annegret Kramp-Karrenbauer, llamada “mini Merkel”.


El debate por la sucesión de la canciller alemana, Angela Merkel, al frente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), ha polarizado a los conservadores, acostumbrados a liderazgos fuertes y ahora divididos entre el continuismo y el giro derechista.

Hoy, la jornada previa al congreso federal de la CDU reflejó la división interna reinante, incluso a escala de la cúpula del partido, inmersa en la última sesión preparatoria del plenario de mañana con sus 1.001 delegados, a los que corresponderá elegir a la nueva presidencia.

Son tres los aspirantes y dos las líneas que representan: la secretaria general, Annegret Kramp-Karrenbauer, leal a la línea de Merkel; y el exjefe del grupo conservador Friedrich Merz; y el ministro de Salud, Jens Spahn, estos dos últimos del ala derechista.

“Wolfgang Schäuble rompió el silencio, así que ahora puedo decir yo que estoy convencido de que con ella tenemos más opciones de cohesionar a la CDU”, afirmó el ministro de Economía, Peter Altmaier, quien expresó así su apoyo a AKK, como se conoce a Kramp-Karrenbauer.

Altmaier, persona de confianza de Merkel, mostró así indirectamente su crítica a Schäuble, otro peso fuerte del partido y ahora presidente del Parlamento alemán, quien dos días antes había juzgado como el mejor candidato al derechista Merz, en declaraciones en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, diario conservador.

AKK y Merz, de 56 y 63 años, respectivamente, llevan media vida en el partido y llegan empatados a la votación de este viernes, mientras que a Spahn, de 38 años, se le considera sin opciones.

La secretaria general partía como teórica favorita y no está claro si el apoyo explícito de Schäuble a su directo rival la perjudicará, ya que era sobradamente conocido hacia dónde se inclinaban las preferencias del antecesor de Merkel en la presidencia de la CDU.

Desde que Merz formalizó su aspiración -inmediatamente después de que Merkel anunciara que no optaría a su reelección como presidenta de la CDU, a finales de octubre- se ha asegurado que el hombre a la sombra de esa candidatura es Schäuble. Merkel ha tratado de mantenerse neutral durante las seis semanas que ha durado la presentación ante las bases de los tres aspirantes, aunque también es cierto que en Alemania se sabe que su opción es AKK.

Seguir leyendo