Juez exonera a dos hombres condenados por el asesinato de Malcolm X

Martin Luther King, Jr. y el líder musulmán negro Malcolm X, el 26 de marzo de 1964, esperando una conferencia de prensa. Foto: AFP

Muhammad Aziz y Khalil Islam habían sido sentenciados a cadena perpetua en 1966 por el crimen del ícono de los derechos civiles. El fiscal del distrito de Manhattan reabrió el caso a raíz de una serie documental de Netflix que abordaba las lagunas del veredicto.




Más de medio siglo después del asesinato de Malcolm X, dos de sus asesinos convictos fueron exonerados el jueves después de décadas de dudas sobre quién fue el responsable de la muerte del ícono de los derechos civiles.

La jueza de Manhattan Ellen Biben desestimó las condenas de Muhammad Aziz y el difunto Khalil Islam, luego de que los fiscales y los abogados de los hombres dijeron que una investigación renovada encontró nuevas pruebas de que los hombres no estaban involucrados en el asesinato y determinó que las autoridades ocultaron parte de lo que sabían.

“El evento que nos ha llevado a la corte hoy nunca debería haber ocurrido”, dijo Aziz, de 83 años, a la corte.

Muhammad Aziz abandona el juzgado después de que fuera exonerado de su condena por el asesinato de Malcolm X, en Nueva York. Foto: AFP

Él e Islam, quienes mantuvieron su inocencia desde el principio en el asesinato de 1965 en el Audubon Ballroom de Harlem, fueron puestos en libertad condicional en la década de 1980. Islam murió en 2009.

Malcolm X ganó prominencia nacional como la voz de la Nación del Islam, exhortando a los negros a reclamar sus derechos civiles “por cualquier medio necesario”. Su autobiografía, escrita con Alex Haley, sigue siendo una obra clásica de la literatura estadounidense moderna.

Cerca del final de la vida de Malcolm X, se separó de la organización musulmana negra y, después de un viaje a La Meca, comenzó a hablar sobre el potencial de la unidad racial. Se ganó la ira de algunos en la Nación del Islam, que lo veían como un traidor.

Fue asesinado a tiros cuando comenzaba un discurso el 21 de febrero de 1965. Tenía 39 años.

Ameen Johnson y Shahid Johnson, hijos de Khalil Islam, hablan durante una conferencia de prensa frente a la corte de Manhattan, en Nueva York. Foto: AP

Aziz e Islam, entonces conocidos como Norman 3X Butler y Thomas 15X Johnson, y un tercer hombre fueron condenados por asesinato en marzo de 1966. Fueron sentenciados a cadena perpetua.

El tercer hombre, Mujahid Abdul Halim, también conocido como Talmadge Hayer y Thomas Hagan, admitió haber disparado contra Malcolm X, pero dijo que ni Aziz ni Islam estaban involucrados. Los dos ofrecieron coartadas y ninguna evidencia física los relacionó con el crimen.

Halim fue puesto en libertad condicional en 2010. A través de un familiar, se negó a comentar el jueves. Identificó a otros hombres como cómplices, pero nadie más ha sido responsabilizado por el crimen.

La investigación reciente encontró información en los archivos del FBI sobre testigos que no pudieron identificar a Islam e implicaron a otros sospechosos, dijo al tribunal el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr. Los archivos mostraron que el difunto director del FBI, J. Edgar Hoover, ordenó a los agentes que les dijeran a los testigos que no revelaran que eran informantes cuando hablaban con la policía y los fiscales, dijo Vance.

Malcolm X habla con reporteros en Washington, DC, el 16 de mayo de 1963. Foto: AP

“Pido disculpas por las violaciones graves e inaceptables de la ley y la confianza pública”, dijo. “Hay una conclusión final: el Sr. Aziz y el Sr. Islam fueron condenados injustamente por este crimen”.

El cofundador de Innocence Project, Barry Scheck, uno de los abogados de Aziz y de la familia de Islam, dijo que la revisión también encontró que el FBI y la policía ocultaron evidencia a los fiscales, como lo que él llamó parte de un complot para interrumpir el movimiento de derechos civiles negros.

El FBI y el Departamento de Policía de Nueva York tenían pruebas de la muerte de Aziz e Islam en cuestión de horas, pero las ignoraron y las suprimieron, dijo otra de sus abogadas, Deborah Francois, que trabaja con el abogado de derechos civiles David Shanies.

Biben dijo que el caso “clama por justicia fundamental”.

La policía de Nueva York y el FBI dijeron el miércoles que habían cooperado plenamente con la nueva investigación. Se negaron a comentar más.

La jefa de patrulla de la policía de Nueva York, Juanita Holmes, dijo el jueves que lo sentía por la familia de Malcolm X y por Aziz e Islam “si somos responsables de retener información”.

Mural titulado "Homenaje a Malcolm X" en el antiguo Audubon Ballroom, en Nueva York. Foto: AP

“Espero que nunca volvamos a revisitar un escenario como este”, agregó.

Los abogados, académicos y otros han planteado preguntas sobre las condenas durante mucho tiempo, y las teorías y acusaciones alternativas se han arremolinado alrededor del caso. Después de que Netflix emitiera la serie documental “¿Quién mató a Malcom X?” a principios del año pasado, la oficina de Vance dijo que estaba revisando el caso.

A medida que resonaban las noticias de las exoneraciones, incluso el alcalde de la ciudad de Nueva York dijo que el público merecía más respuestas.

“Espero que esto no ponga fin a la discusión”, dijo el alcalde Bill de Blasio. “Para millones y millones de estadounidenses, todavía necesitamos saber quién mató a Malcolm X y quién lo ordenó”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.