¿Por qué se produjo un tsunami luego de la erupción del volcán Anak Krakatau en Indonesia?

tsunami-indonesia-2

Foto: EFE

El maremoto provocó la muerte de al menos 220 personas y otras 843 heridas. El geofísico Cristián Farías explica por qué se pudo haber generado este fenómeno que cobró tantas vidas.




Al menos 222 personas perdieron la vida ayer sábado, otras 843 resultaron heridas y 28 permanecen desaparecidas luego del tsunami que golpeó las costas de Estrecho de Sonda, luego de que el volcán Arak Krakatau entrara en erupción.

Que se produzca un tsunami luego de la erupción de un volcán no es tan usual: es por ello que no se alcanzó a emitir ninguna alarma, al no registrarse ningún tipo de sismo.

Entonces, ¿qué pudo haber pasado que generó este tsunami que cobró la vida de cientos de personas?

Las autoridades de Indonesia creen que el tsunami se generó a partir de un corrimiento de tierra submarino que se produjo luego de la erupción del volcán Anak Krakatau, "hijo" del gran volcán Krakatoa. Esto no activó las alarmas al no registrarse un potente terremoto.

Pero, según explica el geofísico chileno Cristián Farías, lo que pudo haber ocurrido es que, luego de que el volcán registrara "un pulso súper fuerte", parte del flanco o ladera del volcán Anak Krakatau se pudo haber derrumbado. "Entonces, como el volcán en sí es una isla gigante, parte de ella colapsa, y no solo en su superficie, sino que también debajo del mar. Entonces, un montón de masa muy grande que colapsa moviliza un montón de agua y eso genera olas".

Que una ladera de un volcán se derrumbe por una erupción ocurre, pese a que no es tan común. "El drama", dice Farías, "es que ocurra en ese entorno, que sea tan fuerte y que genere un tsunami tan potente y que termina quitándole la vida a más de 200 personas. Yo creo que eso es súper inusual".

La gran cantidad de víctimas fatales por el paso de este tsunami significa un gran desafío hacia delante para la comunidad científica, ya que no hay ninguna forma de prevenir ni alertar de una gran masa de olas luego de la erupción de volcanes. No así como lo que ocurre luego de un terremoto.

"La gente lo que ve en la noche, con un volcán así, solo ve un volcán haciendo erupción, pero no siente un sismo, no siente algo raro. No es como el caso de los terremotos donde sabes que debes arrancar. Simplemente llegó la ola y eso hace que las personas no tengan cómo anticiparse, y por tanto, no pueden huir a ningún lado. Y por eso cobró tantas vidas", asegura Cristián Farías.

Este tipo de casos no ha sido tan investigado por la comunidad científica, confiesa el geofísico.

"Hay que monitorear mucho mejor como comunidad científica. Esto representa un desafío súper grande porque uno no quiere que esto pase y para eso hay que investigar, invertir en monitorear mejor, crear sistemas de alarma y para eso, significa un mayor desarrollo y de entender mejor este tipo de fenómenos", sentencia.

Comenta