Una variante del Covid enciende las alarmas en Sudáfrica

Un trabajador corta el pasto junto a una tumba en el cementerio de Olifantsvlei.

La cepa, similar a la descubierta en Reino Unido, parece ser más infecciosa que la primera. La segunda ola sudafricana ha afectado más gravemente a jóvenes sin enfermedades previas.




“Todavía es muy temprano, pero en esa etapa, los datos preliminares sugieren que el virus que ahora domina en la segunda ola se está propagando más rápido que la primera ola”, dijo el profesor Salim Abdool Karim, presidente del Comité Asesor Ministerial del gobierno sudafricano. De esta manera, las autoridades reconocieron la existencia de una nueva variante del Covid-19 descubierta en ese país, que estaría impulsando el resurgimiento del virus con un mayor número de casos nuevos, hospitalizaciones y muertes.

La nueva variante, conocida como 501.V2, corresponde a la mayoría de los nuevos contagios en el país, de acuerdo a funcionarios de salud y científicos que lideran la estrategia sudafricana contra el virus. Pese a que parece ser más infeccioso, las autoridades aseguraron que “no hay motivo para entrar en pánico”. Lo mismo estima la OMS, que sostiene que la nueva cepa, al menos la británica, es una consecuencia natural de la pandemia.

Sin embargo, Karim advirtió que Sudáfrica puede ver “muchos más casos” en la segunda nueva ola que los que experimentó durante el primer brote. Actualmente, el país tiene más de 8.500 pacientes hospitalizados con Covid-19, superando el récord de 8.300 de agosto.

En total, Sudáfrica registra más de 930 mil casos y casi supera las 25 mil muertes.

“Estamos viendo un aumento mucho más temprano y mucho más agudo en la segunda ola de lo que anticipamos”, dijo a la plataforma informativa News24 el profesor Ian Sanne, miembro del comité asesor.

Estrategia

Los científicos sudafricanos ya están estudiando si las vacunas fabricadas contra el Covid-19 -muchas de las cuales están siendo sometidas a ensayos clínicos en Sudáfrica- también ofrecen protección contra esta nueva cepa, que es distinta a la que fue descubierta en Reino Unido.

Ante la novedad de la variante, los expertos recalcaron la importancia de las medidas preventivas, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

El gobierno, por su parte, introdujo más restricciones, que incluyen horarios limitados para la venta de alcohol y el cierre de playas en zonas identificadas como puntos críticos.

En cuanto a la población que se está contagiando, los médicos también han notado un cambio en el panorama epidemiológico. Los pacientes que desarrollan formas más graves de la enfermedad suelen ser más jóvenes y sin enfermedades previas.

Además de alertar a la OMS sobre la nueva variante sudafricana, las autoridades dieron aviso a Reino Unido, lo que permitió a los investigadores británicos “estudiar sus propias muestras y encontrar una variante similar”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.