Wolfgang Streeck, sociólogo del Instituto Max Planck para los Estudios de Sociedades: “Legado de Merkel es un montón de promesas vacías”

En conversación con La Tercera, Streeck aseguró que el puesto de la canciller alemana “es reemplazable como el de cualquier otra persona”.


De visita en Chile para participar de la tercera cátedra Norbert Lechner 2018 “Globalización y la crisis del sistema estatal internacional” organizada por la Universidad Diego Portales, el sociólogo alemán Wolfgang Streeck, del Instituto Max Planck para los Estudios de Sociedades, conversó con La Tercera para abordar -entre otras cosas- los principales desafíos de Europa frente al auge del populismo en ese continente y el fin de la carrera política de la canciller germana Angela Merkel. “Va a culpar de su salida a estos movimientos nacionalistas”, dijo.

¿Qué ha permitido el auge de los movimientos nacionalistas y populistas en Europa?

Cuando la centroizquierda no pudo responder a los problemas actuales, esto puso las esperanzas de la gente en los nacionalismos. Actualmente la globalización socava la capacidad política del Estado Nación y frente a esto los desafíos son también los de encontrar las respuestas a las fuentes de la ansiedad e incertidumbre que experimenta el electorado. Eso quiere decir empleo, seguridad, sistema de pensiones, básicamente los fundamentos del orden de la posguerra.

¿Qué pasa ahora con la falta de confianza del electorado?

La gente comete errores y es posible que en 10 años más se desilusione de su voto. Estos movimientos son relativamente nuevos, entonces quizás la esperanza que generan ahora también lleve a una desilusión en el futuro, pero son solo suposiciones, porque no tenemos cómo saberlo.

Merkel es una figura que ha enfrentado a estos movimientos, pero anunció que no se postulará a la reelección en Alemania. ¿Qué figura podría reemplazar su liderazgo en Europa?

Merkel va a culpar de su salida a estos movimientos nacionalistas. Sin embargo, tras abrir las puertas en 2015 a un millón de refugiados básicamente ella impulsó a Alternativa para Alemania, un partido político que antes de eso era inelegible.

¿Qué tan difícil será sustituirla tras su salida?

Alguien tomará su posición, no se preocupe de eso porque habrá un nuevo Canciller en Alemania. Ella no es una santa y tampoco es un genio, es reemplazable como cualquier otra persona.

Pero sin duda su salida tendrá un impacto en Europa…

Sí y no. La política europea de Merkel estaba basada en promesas vacías, es un poco lo que vimos hace unos días con la idea del Ejército Europeo de Emmanuel Macron. Ella dijo: ‘Sí , no es mala idea, pero quizás lo evaluemos después’. En mi opinión, el legado político de Merkel es un montón de promesas vacías que no pueden ser y es tiempo de que se vaya.

¿El término de “promesas vacías” es aplicable también a lo que vemos con el Brexit?

El Brexit es algo diferente, es el resultado de los Estados europeos teniendo demasiadas complicaciones con Bruselas. Sin embargo, si observamos lo que está sucediendo ahora en el debate podemos ver que Reino Unido de una u otra forma tiene interés en la Unión Europea. Pero en mi visión, si Reino Unido, que es la sexta mayor economía del mundo, no es capaz de sostener su propio sistema, hay algo que está mal aquí.

Pero volvemos a la desconfianza del voto. El electorado decidió el Brexit y nada ha ocurrido…

Ese es un gran tema. En lo económico no ha ocurrido nada sobre el Brexit, pero políticamente es obvio que muchas cosas han pasado y es lógico que desde el gobierno no se den a conocer esos aspectos porque es una negociación muy delicada.

#Tags


Seguir leyendo