82% de camas UCI en la Región Metropolitana se encuentran ocupadas

Minsal dijo este jueves que este mes ocurrirá el máximo de personas con Covid-19.




“El peak va a ser durante este período de mayo, es lo que pronosticamos”, señaló este jueves la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, durante el informe del día, que arrojó un máximo de 1.533 casos con Covid-19: 1.343 sintomáticos y 190 asintomáticos.

El alza de casos que se viene registrando hace una semana en Chile trae acompañada otra cifra: el aumento en la demanda de ocupación de las camas UCI.

El infectólogo e integrante del Consejo Asesor Covid-19, Miguel O’Ryan, dice que aquellos pacientes que van a requerir ser hospitalizados se agravan en un plazo de siete días, y 10 días después del contagio podrían estar necesitando ventilación mecánica invasiva. “La principal preocupación del consejo asesor es el evidente incremento que vamos a empezar a ver en la cantidad de pacientes que comenzarán a desarrollar cuadros respiratorios severos y que tendrán que ser ventilados en la UCI”, dice O’Ryan.

El mes del peak de contagios, como dijo Daza, sin embargo, no partió con muy buenas cifras en la Región Metropolitana. El último reporte de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, actualizado al 6 de mayo, refleja que el 82% de las camas UCI están ocupadas. El mismo conteo revela, además, un porcentaje aún mayor de ocupación en las camas críticas en la zona central de la región que está en un 90% de su ocupación y la zona suroriente está a un 99%.

Pese a estos datos, en el Ministerio de Salud (Minsal) hacen un llamado a la calma y confían en que la red asistencial ha respondido bien. El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, dice a La Tercera que la cifra que les interesa es la ocupación a nivel nacional que, según dice, está en un 73%. “¿Por qué nos interesa la ocupación nacional, siendo que hay obviamente un mayor nivel de contagio en la Región Metropolitana? Porque tal como lo hicimos con Magallanes, con La Araucanía, con Chillán y con Osorno, tenemos la facultad para trasladar pacientes a cualquier hospital del país. También tenemos la facultad de trasladar ventiladores hacia Santiago en caso de requerirlo”, explica Zúñiga.

De acuerdo a las cifras que entrega la autoridad, en el país hay “más de 600 camas UCI” que a la fecha están disponibles. El último reporte del Minsal, en tanto, revela que hay un total de 493 pacientes con Covid-19 hospitalizados en UCI, 627 ventiladores disponibles a nivel nacional y 1.400 habitaciones de residencias sanitarias.

Respecto del aumento de la demanda en el sector suroriente, el subsecretario explica que se debe a que la epidemia se trasladó con fuerza a esa zona: “Es por eso que esos hospitales se han visto, obviamente, con un nivel mayor de ocupación”.

La realidad en hospitales

Entre los médicos que trabajan en los hospitales es bien claro que desde el lunes la demanda aumentó. El anestesiólogo y presidente del capítulo médico del Hospital Barros Luco, Orlando Esparza, comenta que en ese recinto asistencial, hasta la última semana epidemiológica estaban teniendo un promedio semanal de 2.257 test, de los cuales alrededor del 12% estaba dando positivo para Covid-19.

Esta semana, con datos que aún no están consolidados, la positividad de los exámenes PCR aumentó y está llegando al 28%. Lo mismo se ha visto en la demanda por camas UCI. Según las cifras, actualizadas hasta el lunes 4, de las 21 camas críticas, 18 estaban ocupadas.

Esparza explica que ya están preparados para un aumento “exponencial” en los pacientes que requieran ventilación. Para ello, dispusieron de la unidad de tratamientos intermedios y también los pabellones quirúrgicos ya cuentan con ventiladores mecánicos. Una vez que se saturen las UCI y habilitando estos dos sectores, el hospital podría aumentar su capacidad a cerca de 37 camas. “Nos preocupa que el numero de pacientes respiratorios por Covid-19 aumente de una manera sustancial que vaya a mermar la posibilidad de la atención oportuna a pacientes con otras patologías que requieran ventilación”, dice

Una realidad distinta se vive en el Hospital San José. El jefe (S) del Servicio de Anestesiología y Pabellones Quirúrgicos, Manuel Lorca, explica que producto de una decisión del director de ese recinto hospitalario se llegó a un colapso del sistema: “El director suspendió el pago de los contratos de honorarios y el reemplazo de honorarios del personal médico y eso conllevó a obviamente una crisis en la UCI, UTI, en Urgencias y en Anestesia”. Esto -agrega- trajo como efecto un déficit de médicos. Los ventiladores del hospital están todos ocupados y durante la noche del miércoles se tuvo que trasladar a 33 pacientes.

Sobre los traslados de pacientes, Zúñiga dice que es un mecanismo que es utilizado “diariamente” por la Unidad de Gestión Centralizada de Camas y que puede explicarse por la ocupación de la unidad o por la complejidad del paciente y el cuidado que requieren.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.