AVO I apela por túnel y denuncia que se afecta "estabilidad jurídica"

Imagen SOCAVON EN AMERICO VESPUCIO 001

El proyecto comprende desde Av. El Salto hasta Príncipe de Gales.

La concesionaria insiste en mantener cuestionada pendiente de Ramal Mapocho, en conflicto con el MOP.




Los conflictos por la construcción del primer tramo de la Autopista Américo Vespucio Oriente (AVO I) están lejos de terminar. Luego de que en marzo la Contraloría General de la República (CGR) cuestionara por excesiva la pendiente del futuro Ramal Mapocho -túnel que unirá la vía urbana en construcción con la Costanera Norte-, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) instruyó adecuar el proyecto a "los estándares técnicos requeridos" por el organismo fiscalizador. No obstante, la sociedad concesionaria insiste en dejar sin efecto dicha orden.

De esta manera, la empresa interpuso a fines de junio un recurso de reposición ante la cartera, mediante el cual buscaba que el viaducto mantuviera su diseño original (que contempla una pendiente de 7% en lugar de la de 3% recomendada por el Manual de Carreteras).

Tras la negativa del MOP, AVO I presentó un recurso de apelación. En el texto interpuesto en julio, al que tuvo acceso La Tercera, la concesionaria argumenta que el cambio de pendiente exigido por la Contraloría "carece de sustento".

En su presentación, la empresa plantea como argumento la aceptación previa del primer diseño hecha por el MOP, que ahora es revertida. "A casi cuatro años de obtenida su aprobación, se afecta la estabilidad de las situaciones jurídicas constituidas", enfatiza el documento.

En cuanto a las consecuencias que postula la concesionaria en caso de adoptarse definitivamente lo instruido por el MOP, el recurso señala que "la solución será absolutamente desproporcionada, llegando incluso a ser más adecuada la no ejecución de la obra, pues de lo contrario se alteraría gravemente el equilibrio económico financiero del contrato".

Así, el documento concluye que acoger la instrucción del MOP "no solo tiene consecuencias técnicas, económicas, espaciales y ambientales, sino también implica sobrecostos para esta sociedad concesionaria y una alteración de los plazos".

Ariel López, ingeniero en Transportes, profesor de Diseño Vial y miembro del Núcleo Milenio Movilidades y Territorios (MOVYT), advierte que el ministerio puede arriesgar una demanda, lo que configuraría un escenario similar al ocurrido con el Puente Cau Cau, cuando la empresa Azvi ganó un litigio contra la cartera. "El error lo comete la concesionaria, pero como el MOP lo aprobó, es culpable. Ellos (AVO I) tienen todos los documentos para defenderse", señaló

En tanto, desde el MOP indicaron que "el fondo del reclamo está siendo materia de estudio" en la Dirección de Concesiones. No obstante, desde AVO I señalaron a La Tercera que hasta la tarde de este lunes "no han recibido respuesta" y reiteraron que "no nos referiremos al tema".

Comenta