Carabineros reforzará protección al monumento a Baquedano con tres escuadrones de Control del Orden Público

Monumento a Baquedano.

Monumento a Baquedano.

Hasta ahora era un piquete de uniformados el encargado de asegurar el perímetro en torno a la obra, ubicada en Plaza Baquedano. Debido a los últimos ataques, y de cara a las eventuales manifestaciones del domingo, la policía aumentará el contingente. Sin embargo, fuentes uniformadas advierten que "habrá un límite" y solo será una labor preventiva y no de enfrentamiento.




El monumento al general Manuel Baquedano se instaló como una nueva preocupación en materia de orden y seguridad durante las manifestaciones en Plaza Italia. Si el año pasado, tras el 18-O, el monumento fue rayado y vandalizado, entre el viernes y el domingo reciente la figura terminó pintada de rojo y con un ojo gigante instalado en su contorno.

Por lo mismo, y luego de que los ministros de Defensa, Mario Desbordes, y de la secretaría general de Gobierno, Jaime Bellolio, enfrentarán posturas diferentes sobre si cambiar o no de lugar la estatua, será Carabineros el encargado de aumentar la seguridad del monumento.

Para eso, según explicaron fuentes de la policía uniformada, se pasará de tener un escuadrón de Control de Orden Público -ex Fuerzas Especiales- a tres, en torno a la figura del militar, para evitar que sea vandalizado, especialmente, durante la previa del plebiscito del domingo.

Con esta decisión, entonces, ¿cómo se explica que la estrategia de repliegue en Plaza Baquedano aplicada el domingo vuelva a repetirse? Pues bien, la “protección” del monumento no será “a toda costa”, explicaron las mismas fuentes consultadas, dado que la idea es que los policías no estén expuestos a los encapuchados para no ser un foco de violencia.

Por lo mismo, el resguardo de la estatua tendrá un sentido preventivo y no de enfrentamiento.

Altas fuentes policiales explicaron que, por ejemplo, estos escuadrones estarán en el lugar para evitar que un grupo de 20 personas llegue a pintar la estatua, pero que si ocurre lo que pasó el domingo, donde en un momento determinado había más de 25 mil personas en el lugar, será prácticamente imposible cuidar la figura del general.

La idea sigue siendo la misma para Carabineros: evitar ser un objeto de atracción para los manifestantes más violentos.

Por eso, los anillos de seguridad en torno al perímetro de Plaza Baquedano serán los mismos que funcionaron para el aniversario del 18-0 el pasado domingo.

La región dividida en siete para el plebiscito

Para el plebiscito y brindar seguridad en el exterior de los locales de votación, durante el plebiscito, Carabineros dispondrá de 23 mil uniformados a nivel nacional y 6.800 en la Región Metropolitana.

En ese sentido, ante eventuales manifestaciones violentas fuera de los locales, Carabineros elaboró una planificación que divide a la Región Metropolitana en siete zonas geográficas.

Siete escuadrones COP estarán en cada una de estas zonas en caso de alteraciones del orden público en los locales de votación, a fin de que las unidades puedan trasladarse de manera rápida al punto que se requieren.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.