Costo del ausentismo laboral en salud de 2017 equivale a seis hospitales de baja complejidad

Autor: Lorena Leiva

Trabajadores de la salud.

El año pasado, Salud desembolsó $ 98.239 millones para reemplazar a funcionarios y mantener atención. Tanto las licencias médicas como los días no trabajados crecieron, lo que llevó a implementar medidas.


Seis hospitales de baja complejidad, similares a los de Carahue, Makewe, Vilcún, Pichilemu o Huasco, se podrían haber construido con el presupuesto que durante 2017 se invirtió en el reemplazo de funcionarios de la red pública de salud que se ausentaron de sus puestos por licencias médicas.

Durante ese período, tanto médicos, directivos, auxiliares, profesionales de la salud y técnicos presentaron un total de 334.320 licencias médicas, con un promedio de 23,7 días por permiso, lo que equivale al índice de ausentismo, y que tuvo un costo para Salud de $ 98.239 millones. Los estamentos que lideran las cifras son los profesionales de la salud, seguido de técnicos y médicos (ver infografía)

Aldo Santibáñez, presidente nacional de la Confederación de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), explicó que si bien “efectivamente los números no mienten, existen causas que explican eso”.

Santibáñez agregó que trabajar en salud pública “con todas sus precariedades, es uno de los trabajos más agobiantes y estresantes del mundo laboral, lo que sumado a la brecha de recursos humanos que hay en el sistema, genera sobrecarga laboral y trae consigo enfermedades laborales y profesionales”.

Por su parte, el presidente de Residentes Chile, Germán Ávalos, explicó que las cifras no reconocen una realidad mundial de los trabajadores del área, que son las ausencias por burnout o síndrome por agotamiento: “Este es un epidémico del bienestar ocupacional y no exclusivo de los médicos, sino que extensivo a todos los trabajadores del sistema. De hecho, hay un 60% de ausentismo en los trabajadores de salud no médicos, lo que reafirma el carácter transversal del problema”.

Medidas

Las actuales cifras de ausentismo del sector salud son el doble de otros sectores, y han llegado a su nivel récord tanto en cantidad de permisos, días y en los montos asociados. La situación tiene a las autoridades del Ministerio de Salud junto a la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda (Dipres) trabajando en una serie de medidas para revertirla.

Ello, porque la ausencia del personal tiene un alto impacto en la atención. Según un informe que presentó Salud al Congreso, los funcionarios “son el recurso más importante con que cuentan las instituciones de salud pública”, e independiente mente del área en la cual se desempeñan, su falta “amenaza la integridad del sistema” y con ello “la posibilidad de dar continuidad en la atención a la población”.

Con miras a mejorar esta situación se impulsará un plan piloto en el Servicio de Salud Metropolitano Norte, que tiene uno de los mayores índices de ausentismo. Ahí se implementará un centro de atención médica especializada para funcionarios, donde se pondrá a su disposición especialistas, dentistas, obstetras y traumatólogos, además de sicólogos y siquiatras. “Se nos ha instruido tener un enfoque biopsicosocial del funcionario y otorgar una atención integral. Para dar salud tenemos que tener buena salud, y gran parte del ausentismo que hay es por problemas de salud mental, en la línea del estrés y por problemas osteomusculares”, explicó Claudio Román, jefe de la División de Gestión y Desarrollo de las personas, del Minsal.

Con esto se intentará hacer seguimiento de los funcionarios que se encuentren con licencia, de manera de facilitarle el acceso a exámenes y opiniones profesionales, así como programas de prevención y control de enfermedades crónicas, con exámenes preventivos. “La idea es que se atienda en el mismo centro de salud, y evitar que vaya a otro”. Asimismo, para evitar las llamadas “licencias de pasillo” que son gestionadas entre funcionarios de un mismo recinto, Román agregó que se instruirá a todos los servicios de salud que dicha emisión de permisos se aceptará solo si el funcionario que está en calidad de paciente ha sido evaluado en la modalidad que se está impulsando. El piloto durará tres meses, tras lo cual se evaluarán los resultados para replicar la idea en otros servicios en 2019. La meta es disminuir los días de licencia en, al menos, un 10%, es decir, dos días.

En el Servicio de Salud de Osorno, que está entre los que registran los menores índices de ausentismo -con 17,5 días promedio por licencia -existe un Departamento de Desarrollo Organizacional que busca fomentar el buen trato hacia el usuario, pero también el buen clima laboral. “Creemos que con esas acciones, el funcionario tiene mayor nivel de compromiso y se reducen días de ausentismo”, explicó, Ignacio Cabero, subdirector de Recursos Humanos del Hospital de Osorno.

Actualmente cuentan con un departamento de salud para los trabajadores, con 23 profesionales de diversas especialidades como nutricionistas, sicólogos, kinesiólogos, traumatólogos, ginecólogos y dentistas disponibles para atenderlos. “Los actuales equipos directivos, tanto del servicio como del hospital, consideran desarrollar y fomentar las buenas prácticas, más la atención de funcionarios con altos niveles de especialidad, permitirá disminuir los días de ausentismo”, agregó Cabero.

#Tags


Seguir leyendo