Expresidenta del TC ante denuncias de acoso laboral dentro del organismo: “Vi tratos indecorosos de Brahm a funcionarios”

Imagen-MARISOL-PEÑA-006

La abogada constitucionalista y líder del Tribunal Constitucional (TC) entre 2013 y 2014 aseguró a La Tercera que fue testigo de malos tratos de parte de la actual presidenta, María Luisa Brahm, al ministro de la institución, Rodrigo Pica, cuando éste era secretario del mismo organismo. Hoy, el magistrado está a cargo del sumario a Brahm, luego de que la exjefa de asesores de Sebastián Piñera fuera denunciada por tres funcionarios por supuestos actos de acoso laboral.




En los últimos días el Tribunal Constitucional (TC) ha estado en la mira del país, más cuando ayer asestó una dura derrota al Presidente Sebastián Piñera, quien había acudido al organismo para declarar inconstitucional la iniciativa parlamentaria para un tercer retiro de 10% de las AFP. Tras rechazarse el acoger a trámite el requerimiento del gobierno -por siete votos contra tres- no le quedó otra al Ejecutivo que promulgar el proyecto despachado por el Congreso la semana pasada.

La decisión del TC se dio en un clima interno marcado por una serie de desavenencias entre su presidenta -también exjefa de asesores del Segundo Piso durante el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera-, María Luisa Brahm (quien votó a favor del gobierno), y algunos ministros del tribunal, quienes tienen reparos en la forma en que ésta ha ejercido su liderazgo: Brahm fue denunciada por tres funcionarios de acoso laboral, sumario que lleva adelante el ministro Rodrigo Pica.

A eso se suma que la secretaria del organismo, María Angélica Barriga, acusó que en febrero de 2020 la PDI entró al edificio ubicado en Huérfanos 1234, con la venia Brahm y a espaldas de la mayoría de los jueces. Esto último crispó aún más el ambiente en el TC, ya que los ministros lo interpretaron como una falta a la privacidad a sus despachos.

A la expresidenta del organismo Marisol Peña, quien lideró la institución entre 2013 y 2014, también le tocó trabajar con Brahm cuando esta era ministra del TC. Asegura que no fue fácil hacerlo, debido a que eran conocidos al interior del tribunal una serie de episodios que daban cuenta de un supuesto maltrato de parte de Brahm hacia los funcionarios.

¿Cómo analiza el clima laboral del TC en su época versus lo que se vive ahora?

Yo he vivido dos periodos dentro del TC. El primero fue entre 2006 y 2011 aproximadamente, que fue un periodo con grandes ministros, en el cual se manifestaba diversidad de opiniones, pero que al mismo tiempo se resolvían con mucha amistad cívica, con conversación y profundo respeto. Con los cambios de integración del tribunal eso se perdió a partir de 2011 y 2013, donde se generó una lógica interna más bien de antagonismo. Bastaba manifestar una posición discrepante para que uno pasara a ser una especie de paria y se generara mucha antipatía. Por lo tanto, uno podría decir que las instituciones las hacen las personas y el tribunal posterior a 2012 tuvo cambios de personas y cambios de personalidad. Eso es lo primero que quisiera constatar.

En febrero de 2020 la PDI ingresó al TC sin la venia de todos los ministros. ¿Usted supo de atentados a la privacidad en su periodo al interior del organismo?

En mi periodo se instalaron cámaras. Cuando el tribunal estaba instalado en Apoquindo 4700, y en ese momento venía experimentado una serie de robos -a un funcionario le robaron el computador, a otra secretaria también le robaron cosas personales de su escritorio-, decidimos instalar estas cámaras -porque había solo una cámara de acceso general al tribunal- en cada pasillo que daba a los ascensores para controlar el traslado de personas. Y eso significó que instaláramos esas cámaras mirando hacia los ascensores, no apuntaban a los escritorios de las secretarias, y esto es importante decirlo, porque la ministra Brahm en este minuto fue muy crítica de este procedimiento que habíamos adoptado, consultando dictámenes de la Dirección del Trabajo. Incluso, la ministra Brahm llegó a poner un paño frente a una de las cámaras que estaba en el piso de la oficina que ella ocupaba, sosteniendo que era un feroz atentado a la privacidad, en circunstancias en que se le demostró técnicamente ante todo el pleno que las cámaras apuntaban hacia los ascensores.

¿Cómo ve que ahora, considerando que fue ella quien criticó anteriormente que las cámaras afectaran su privacidad, haya autorizado el ingreso de la PDI a las oficinas de ministros del TC sin su conocimiento?

Uno no tiene mayores antecedentes, porque recordemos que esto es objeto de una investigación sumaria que está llevando a cabo el ministro Rodrigo Pica, lo que sé, se une, según entiendo, a otras tres investigaciones sumarias contra la presidenta del TC por situaciones de maltrato laboral. Este tema de violación a la privacidad, cuando se supo me dejó absolutamente helada, porque sería inédito, insólito, que se afectara la privacidad de los ministros y esto, como ha dicho la ministra Brahm, no se cubre por el hecho de informar posteriormente que iba a haber procedimientos para reforzar la seguridad. Lo que correspondía era informar el procedimiento en forma previa.

¿Cómo ve las denuncias por acoso laboral de quienes acusan a Brahm? ¿Le tocó alguna vez enfrentar una situación así cuando era parte del TC?

En primer término, quisiera decir que lo que más me ha impactado de toda esta situación de maltratos laborales al interior del TC es que como ministra y presidenta siempre sostuve que el mayor capital que tenía el tribunal son sus funcionarios. Hay un funcionario en particular que fue premiado durante mi presidencia, porque había cumplido 30 años de trabajo abnegadísimo al TC. Quiero decir que lo que más me ha impactado, por supuesto, que las denuncias particulares son importantes, pero también las cartas de la asociación de funcionarios, o sea, esto no pasa de un funcionario puntual, acá hay una situación de todos los funcionarios reunidos en su asociación gremial señalando que aquí hay graves situaciones de maltrato que los están afectando.

En cuanto a si a mí me consta, durante el tiempo que fui mi ministra sí vi situaciones de profundo incono de la ministra Brahm, hoy presidenta, hacia funcionarios del tribunal y también tratos indecorosos, incluso a quien en ese momento era secretario del tribunal. Esto fue público y notorio al interior del tribunal, trato a gritos a quien se desempeñaba como secretario abogado. Por lo tanto, ese tipo de situaciones eran ya muy delicadas y si se han venido incentivado bajo la presidencia, me producen un profundo dolor por los funcionarios. Así que espero que el ministro Pica, con la presunción de inocencia que debe acompañar a toda persona durante el desarrollo de un procedimiento, llegue a la verdad justa.

¿Qué pasó esa vez que vio esos malos tratos? ¿Usted estaba viendo esa situación?

Yo no fui testigo presencial y directo de los gritos al secretario del tribunal, pero sí como fue una situación producida en el pasillo de acceso del TC, en el hall, fue una situación que se comentó en todo el TC. Lo que sí vi con mis propios ojos fueron situaciones de no salud. Entrar a un ascensor que iba con mucha gente, darse vuelta la espalda y no saludar a nadie. Pasar por los pasillos o subir y bajar las escaleras en forma absolutamente arrogante, sin saludar a nadie. Y eso, por lo menos, me hago absolutamente responsable de mis dichos, eso no ayuda a un clima laboral adecuado. Durante el periodo del ministro Iván Aróstica, este contrató a una empresa de psicólogos para mejorar el clima laboral. Nunca se le dijo a la ministra Brahm, porque había una suerte de respeto en el sentido de que somos personas adultas y cada uno responde de sus hechos.

¿Quién era el secretario del tribunal afectado por Brahm?

El actual ministro del TC Rodrigo Pica, así de simple. Rodrigo Pica se desempeñó a lo largo de toda una carrera en el TC: primero fue abogado asistente, luego fue relator, luego por concurso llegó a ser secretario del tribunal y hoy ministro designado por la Corte Suprema. Una de las personas que, a mi juicio, mejor conoce la realidad y procedimientos del TC.

¿Y qué pasó después de ese presunto maltrato a Pica?

Yo no fui testigo directo de esa situación de gritos al exsecretario del TC, pero sí fue una situación conocida a nivel de todo el tribunal. Yo estaba en mi oficina y supe después, porque se comentó vivamente por toda esta situación de afrenta que había sufrido Rodrigo Pica.

Lo que sí pude experimentar fue un trato muy persecutor de la actual presidenta del TC a una exrelatora que posteriormente terminó demandando por acoso laboral al tribunal. Y esa demanda fue distribuida por los ministros y yo alcancé a leer en esa demanda que esa exrelatora dirigía su foco de acoso laboral básicamente hacia Brahm, señalaba que ella fue objeto de persecución y de acoso, y efectivamente, lo que pude constatar, sobre todo en el pleno, fueron intentos de abrirle investigaciones internas, acusaciones, relatos de fuertes choques entre la ministra y la relatora. En el pleno hubo una actitud de la ministra de fuerte oposición e incono en contra de la relatora y su trabajo. Al punto de que en ese momento se le dijo que ella (Brahm) no podía ordenar la instrucción de la investigación interna, sino que debía ser una situación acordada por el pleno del TC.

¿Quién era la relatora maltratada, según usted, por Brahm? ¿Es distinta a la secretaria que denunció a la presidenta del TC?

Son dos personas distintas. Me estoy refiriendo a una relatora abogada que dejó el TC hace algún tiempo, después de estar con varias licencias médicas. Es la abogada Pilar Arellano, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

¿Ve algún patrón de conducta de parte de Brahm considerando que son una seguidilla de denuncias por maltrato a lo largo del tiempo?

No soy psicóloga como para emitir una opinión fundada acerca de las características personales de cada quien. Para ser ministro del TC se requiere tener 15 años de ejercicio de la profesión, de partida no pueden ser ministros las personas muy jóvenes, aunque sean abogados muy talentosos, y eso creo que, además, tiene una razón. Pasar a desempeñar una labor tan delicada requiere justamente una cierta madurez, sobre todo para el trabajo colegiado, porque te encuentras con personas que tienen distintas miradas y puntos de vista sobre el derecho y hay que concordar.

Lamentablemente me fui del tribunal guardando siempre secreto de las actuaciones y de lo que ocurría al interior, porque así me obligaba el desempeño de esa alta responsabilidad. Pero ahora y con la perspectiva del tiempo, todo lo que ha ocurrido me hace sentido. Lo que yo vi, las quejas que recibí muchas veces como ministra de funcionarios, los tratos, esto de ignorar saludos y ese tipo de cosas. Pero sinceramente no pensé que desde la presidencia esto iba a ser así, porque cuando uno es presidente del TC tiene una responsabilidad fundamental y uno es el principal responsable de la unidad del tribunal, de mantener el prestigio del tribunal. Por lo tanto, esto es muy impactante y creo que así lo ha sentido la opinión pública, porque si el jefe de servicio pudiere estar incurriendo en estas conductas -repito que le doy la presunción de inocencia a Brahm-, pero lamentablemente uno vio, constató una tendencia a través del tiempo que lamentablemente ha venido a perjudicar a la parte más débil de la relación, que son los trabajadores.

Requerimiento del gobierno

¿Qué le parece que el ministro Iván Aróstica haya salido hablando ayer previo a la resolución del requerimiento del gobierno?

Tengo dos consideraciones. Primero, hay que entender que cuando un juez va llegando al TC y se ve asediado así por el interés periodístico, es fácil ceder a la tentación de decir algo. Debo confesar que no entendí la intervención del ministro Aróstica antes de entrar a la sesión, pero sí le entendí en la tarde. Ahí, él aludió al considerando 27 del fallo del 30 de diciembre pasado, y cuando él dijo que hay que privilegiar los intereses de la gente, no hay que leer el extremo de esa declaración. Sino que como bien dijo en la tarde, atender al considerando 27 de la sentencia significa leer que en esta materia la necesidad permanente de preservar el derecho a la seguridad social supone preocuparse de personas que después de estos retiros van a quedar sin ningún tipo de pensión. ¿Cómo financiar la vejez? Y me parece que cuando hace estas declaraciones y dice que tenemos que considerar los intereses de la gente, no se estaba refiriendo a quienes se podrían haber manifestado o a la amenaza de paro de los trabajadores portuarios, se estaba refiriendo a lo que él había escrito de su propio puño y letra en la sentencia del 30 de diciembre pasado.

¿Y por qué cree que el TC rechazó el requerimiento?

Lo que escuché al ministro Aróstica es que la resolución que se conocería mañana tiene que ver con defectos es la fundamentación del requerimiento. Lo que le ha dicho al país el ministro Aróstica es que la línea argumental, que ciertamente va a ser una argumentación jurídica, y el problema aquí es que el requerimiento del Presidente de la República no se habría hecho suficientemente cargo de la sentencia del 30 de diciembre pasado en su globalidad.

¿Qué le parece que resoluciones tan importantes como estas se estén dando en un clima laboral como el actual que hay en el TC?

Quiero ser justa. La ministra Brahm es la presidenta de un tribunal compuesto por 10 ministros, por lo tanto, atribuirle a una persona la responsabilidad de hechos que van más allá de sus actuaciones personales, me parece injusto. Yo creo que aquí hay una situación que compete al tribunal completo, entonces lo importante a estas alturas es que si se han hecho denuncias que se están investigando a través de una investigación sumario interna, que estas situaciones se aclaren y que la proposición de Pica sea respaldada por el tribunal completo. Sería lamentable que existieran divisiones como, por ejemplo, el pronunciamiento de ayer sobre la misma inhabilidad de la ministra Brahm. Estas lecturas o resultados producen confusiones al país, porque incentivan que hay una división interna de tal naturaleza que termina afectando la decisión de asuntos tan importantes que llegan al TC.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.