Los escenarios que abre el histórico fallo contra la Iglesia de Santiago

Las víctimas de Karadima ganaron ante la Corte de Apelaciones.

Víctimas y penalistas plantean que el dictamen de la Corte de Apelaciones capitalina contra el Arzobispado, por encubrimiento de los abusos de Karadima, será un camino que podrían seguir otros denunciantes.


El fallo unánime de la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, que acogió la demanda de las víctimas de Fernando Karadima contra el Arzobispado de Santiago, dado a conocer ayer por La Tercera, podría marcar un antes y un después en los casos de abusos sexuales al interior de la Iglesia católica local.

La resolución no solo puede leerse como histórica -es la primera de este tipo que favorece a las víctimas-, sino porque también abriría la puerta a que otros denunciantes sigan el mismo camino.

Así lo plantea Juan Carlos Cruz, quien junto a James Hamilton y José Andrés Murillo demandaron al Arzobispado de Santiago por $450 millones, por encubrir los delitos cometidos por el expárroco de El Bosque.

“Esto es para marcar un precedente, para que otros y otras puedan recibir la justicia que nosotros recibimos”, explicó el periodista, quien ayer subió las escalinatas que usó “Rocky” para festejar el fallo en Filadelfia, Estados Unidos.

Jaime Concha, denunciante de abusos de la congregación marista, afirma que no descarta seguir acciones legales, pues entiende que “cuando uno se siente dañado y agredido en la magnitud que han sido estos delitos, tiene la necesidad de buscar la justicia y esta se tiene que dar en todo contexto: en el ámbito eclesiástico, en lo penal y civil”.

El abogado que patrocinó la demanda contra la Iglesia, Juan Pablo Hermosilla, exhibió en los alegatos ante la terna de ministros la carta que, en 2009, el exarzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, le envió al entonces nuncio apostólico, Giuseppe Pinto, señalándole que “por respeto al P. Karadima, no le pedí al promotor que lo interrogara, solo le pedí a Mons. Andrés Arteaga su parecer. Él consideró que todo era absolutamente inverosímil. Como se trataba de hechos prescritos, cerré la investigación”.

En esa línea, Hermosilla asegura que el clero “podría haber evitado todo esto, y en lugar de hacerlo lo escondieron y hoy día tienen que empezar a responder por estos casos”. El abogado evitó profundizar en la resolución, porque “mientras no revisemos el fallo no podemos hablar de cosas específicas”.

Mediante una declaración pública, el Arzobispado de Santiago se refirió al caso: “si bien no conocemos la resolución, en los últimos días se agregó un antecedente nuevo para la causa, del cual no teníamos conocimiento. Debemos analizar esta situación, junto con el fallo, para resolver los pasos a seguir”.

En tanto, Alejandro Álvarez, vocero de Voces Católicas, valoró el dictamen: “preferimos una Iglesia quebrada, a una que no indemnice a sus víctimas”, dijo ante eventuales nuevas acciones legales que podrían seguir otros afectados. Otros religiosos también se pronunciaron por el tema, como Eugenio de la Fuente, quien dijo que Francisco Javier Errázuriz debería dar un paso al costado.

Causas penales

El Ministerio Público mantiene 119 indagaciones en curso contra miembros del clero por abusos, cuya principal línea de investigación es el encubrimiento en que habría incurrido la Iglesia.

Para el abogado Hermosilla, el fallo -aunque sea en materia civil- “va a tener un impacto en las investigaciones que se llevan a cabo”, recordando que la carta de Errázuriz fue incautada por la Fiscalía de O’Higgins en el Arzobispado de Santiago.

El tema genera debate entre los penalistas e intervinientes en las causas en manos de la justicia. El abogado Ciro Colombara asegura que el pronunciamiento de la Corte de Apelaciones “es muy importante”, aunque advierte que “es necesario esperar la decisión final de la Corte Suprema”, última instancia a la que podría apelar la Iglesia. Colombara añade que los tiempos en la justicia penal versus la civil son diferentes, porque “las investigaciones penales avanzan más rápido y tienen acceso a más antecedentes y medios probatorios que los juicios civiles, que poseen una lógica distinta”.

Gabriel Henríquez, abogado del excanciller del Arzobispado de Santiago Óscar Muñoz, formalizado por abusos sexuales, reconoce que “un fallo de esta naturaleza es indicio potente, pero en materia civil. En materia penal tendremos que ver cuáles son los alcances, y para eso yo creo que, primero, lo más básico es que el fallo esté ejecutoriado”.

En tanto, el abogado Luciano Fouillioux, representante del imputado exsacerdote Cristián Precht, agrega que el efecto en las causas penales “está por verse”, aunque asume que el fallo significa “un reconocimiento para los demandantes”. En todo caso, aclara que la resolución de la Corte “nada tiene que ver con Precht”.

#Tags


Seguir leyendo