Los roces entre taxistas y choferes de plataforma que preocupan al gobierno

El vehículo que utilizaba el chofer de Uber que protagonizó el incidente con los taxistas el sábado pasado resultó con daños.

El sábado falleció un conductor de taxi tras el disparo de un trabajador de Uber. Según la empresa, este año registran 36 incidentes entre sus colaboradores y este gremio. Dichos asociados aseguran que la cifra es mayor.


Un incidente entre tres taxistas y un conductor de Uber terminó la madrugada del sábado con uno de los choferes de taxi fallecido a balazos. “Va a ser una guerra sin cuartel”, dijo esa vez Claudio Morales, vocero general de la Coordinadora Nacional de Taxistas Independientes (Conataxi).

Al día siguiente, el conductor de la plataforma móvil Felipe Padilla (27) fue detenido y formalizado como autor del homicidio de Paolo Fontt (25). Así, este último se convirtió en el primer fallecido por disputas entre taxistas y conductores por servicio de aplicación.

Pese a que la defensa de Padilla dijo que su representado disparó para responder a la violencia de los otros conductores, su justificación no fue tomada en cuenta por el tribunal y quedó en prisión preventiva.

A nivel nacional, este es el altercado número 36 que registra Uber entre el 1 de enero y el 13 de agosto de este año, en que los protagonistas han sido sus colaboradores y taxistas. Todos estos casos, según informó la empresa a La Tercera, se encuentran judicializados.

Estas situaciones de violencia se han instalado como una preocupación para las autoridades, por lo que el Ejecutivo decidió poner ayer suma urgencia al proyecto de ley que regula el funcionamiento de estas aplicaciones.

En esta línea, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo el lunes que espera que haya avances en la investigación penal por la muerte del taxista. Además, señaló que hay que condenar la violencia, usar los canales formales de conversación para tratar los temas y que estas situaciones ponen el riesgo a los pasajeros.

El catastro de Uber

Por primera vez, Uber reveló el registro de casos que han denunciado sus conductores este año. “Los antecedentes de aquellos episodios fueron presentados ante las autoridades por los socios conductores afectados. Asimismo, fueron enviados al equipo de Soporte de Uber para su registro”, dijeron la firma.

La empresa, además, detalló el modus operandi más común de estos incidentes: “En varios de los reportes señalados se repite como patrón que grupos de dos a tres vehículos han perseguido a los automóviles particulares que están registrados en la app. No obstante, creemos que el accionar violento de un grupo de taxistas no representa al gremio”.

La firma entregó otro detalle. Cuando sus colaboradores se enfrentan a una de estas situaciones, puede recibir ayuda “los 365 días del año y las 24 horas del día”. Explicaron que “contamos con una línea telefónica de emergencia para brindar apoyo a socios conductores”.

Cuestionan cifra

Para los taxistas, el número de incidentes informado por Uber no da cuenta de lo que ellos aprecian.

“La realidad que reflejan los números no es la misma que se vive en las calles. O sea, los incidentes para aquellos que trabajan con plataformas informales y en los taxis es mucho más alta”, dijo Johann Muller, vocero de la Confederación Nacional de Taxi (Confenataxi) y de la Confederación Nacional de Taxis de Chile (Confenatach).
Muller lamentó el deceso del taxista el sábado pasado y dijo que “para nosotros lo primordial es que se regule y legisle luego, porque no queremos más eventos como estos, ni de un lado ni del otro”.

Sobre quién es el responsable de que ocurran estos hechos, el vocero del gremio aseguró que “esto es netamente culpa del gobierno, por no tomar el caso como corresponde (…). Nosotros advertimos que esto podía llegar a mayores y terminar con una tragedia como sucedió ahora”.

En tanto, de acuerdo al investigador del Observatorio de Movilidad Urbana de la Universidad Diego Portales, Franco Basso, “la experiencia internacional es que mientras no ha habido legislación, se han generado este tipo de roces entre los taxistas y los conductores de las aplicaciones. Por eso es del todo importante que la ley logre avanzar lo más rápidamente posible”.

Fiscalización policial

La Prefectura de Tránsito y Carreteras de Carabineros ha reforzado la fiscalización de este fenómeno en el último tiempo. De acuerdo a cifras proporcionadas por la Intendencia Metropolitana, la policía retiró de circulación en la región a 1.003 autos por motivos de informalidad (Uber, Cabify y otros), entre febrero y julio 2017. En tanto, durante el mismo periodo de este año van 1.906 de estos vehículos retirados, lo que equivale a un incremento de un 90%.

¿Y qué pasa con estos automóviles? En general, son llevados al Centro Metropolitano de Vehículos Retirados de Circulación, ubicado en Quilicura. Este recinto concesionado tiene espacio para custodiar unos 12 mil vehículos. Los conductores cuyos autos llegan a este sitio, deben pagar 0,194 UF por día ($ 5.700 aproximadamente) y 1,247 UF por su traslado hasta el corral, equivalente a cerca de $ 36 mil. Así, el valor dependerá el tiempo que demore el tribunal en resolver la infracción, por lo que se han registrado casos en que el monto total se ha elevado hasta los $ 450 mil.

Asimismo, Carabineros ha cursado un total de 5.209 infracciones a conductores de plataformas entre febrero de 2017 y mayo de 2018. Además, y según estas estadísticas, entre febrero y mayo del año pasado se sancionó a 1.322 choferes de esta plataforma. En el mismo periodo de 2018 se cursaron infracciones a 1.893 personas, lo que equivale a un aumento de un 43,2%.

Seguir leyendo