+R: El programa del gobierno que pretende mejorar la reinserción de los reclusos en el país

Los internos podrán trabajar dentro de los centros de detención, como también en empresas en el exterior.


El Presidente Sebastián Piñera presentó hoy el programa “+R”, un proyecto que pretende mejorar la reinserción de los reclusos del país, enfocándose en aquellos internos con mayor riesgo de reincidencia que estén cercanos a cumplir condena, para impactar directamente en la seguridad pública del país.

La iniciativa contará con el apoyo de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), comprometiéndose para este primer semestre con 400 cupos distribuidos para los reclusos, en las grandes empresas de todo el país, con contratos de trabajo que tengan una duración de al menos un año.

A diferencia de otras iniciativas, este programa será a escala nacional, con fuerte sello regional que permita planificar, hacer seguimiento e ir evaluando de manera permanente la implementación del Programa +R. Para ello, se ha convocado a mesas regionales, lideradas por los/as Seremis de Justicia y Derechos Humanos, donde participan las instituciones públicas, la empresa privada y las organizaciones de la sociedad civil, con el objeto de que el proyecto se ajuste a la realidad particular de cada zona.

El ministro de Justicia Hernán Larraín, indicó que “cuando alguien está en la cárcel, lo que la sociedad quiere es que aproveche ese tiempo para recuperarse y reinsertarse, y que vuelva a reincidir como lo haría un delincuente. Nuestro sistema penitenciario lamentablemente no se ha hecho cargo de esta segunda parte, solo castiga y no reinserta debidamente. Nuestro Gobierno, con el apoyo del sector privado y la sociedad civil, en una alianza inédita, quiere hacerse cargo de este problema, porque mejorar la reinserción es hacerse cargo de disminuir la reincidencia, y por tanto, mejorar la seguridad pública”.

El programa se inicia con una fase piloto en todo el país, que consiste en dos líneas de acción. La primera de ellas, en la instalación de unidades productivas al interior de centros penitenciarios, donde los internos realizarán trabajos remunerados y capacitaciones, emulando una jornada de trabajo.

Mientras que la segunda modalidad se desarrollará durante el primer semestre en ocho regiones, y se tratará de un programa piloto de capacitación y trabajo remunerado, que a diferencia del anterior, se desarrollará en empresas que estarán ubicadas fuera de las cárceles, para los cual los internos se trasladarán al exterior. Para ello el compromiso asumido por los empresarios es asegurar cupos y permanencia laboral a lo menos de un año de egresado del proceso de capacitación.

Esta modalidad beneficiará en este primer semestre a al menos 405 hombres condenados a penas privativas de libertad. Para el segundo semestre se pretende capacitar a 1000 personas más, 100 de estas mujeres y 50 jóvenes infractores de ley; la CPC está haciendo asimismo un levantamiento de cupos laborales que oriente las temáticas de capacitación.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, aseguró que “más rehabilitación es también más seguridad para todas nuestras familias y toda nuestra sociedad. En la medida en que trabajamos por la seguridad combatiendo el delito, y a eso le unimos muy fuertemente la rehabilitación de quienes están hoy día cumpliendo sus penalidades, vamos trabajando con los dos principales instrumentos para dar más seguridad a nuestras familias y a nuestra sociedad como lo ha dicho el Presidente Piñera”.

Por otro lado, el titular de Desarrollo Social Alfredo Moreno, precisó que “el proyecto +R incluye todos los elementos para que esa persona si tiene la voluntad, si pone de su parte, pueda realmente salir. Tiene tanto capacitación como trabajo dentro de la cárcel, como también incluye, cuando la persona sale, un contrato por un año de trabajo que está asegurado para todas aquellas personas que hayan cumplido y hayan terminado este programa dentro de la cárcel”.

Seguir leyendo