Seremi de Salud de Magallanes investiga cómo llegó el Covid a la Antártica

En la Base General Bernardo O’Higgins, de la Antártica, trabajaban las 36 personas que a su regreso, en Punta Arenas, dieron un PCR positivo.

Tras los focos en Base O’Higgins y Villa Las Estrellas, el ente sanitario estudia reforzar el control del protocolo. Medios internacionales destacan que era el único continente sin el virus. Se prevé complejo escenario científico en 2021.




“La Antártica, el único continente que no se había visto afectado por la pandemia, registró sus primeros casos. Los 36 contagios se dieron entre personas de una base de investigación chilena e incluyen a 26 miembros del Ejército de ese país y 10 trabajadores de mantenimiento”, informó el medio británico The Guardian.

Diferentes portales internacionales, como la BBC, Euronews, ABC y CNN, entre otros, han ido dando cuenta del brote, al cual después se sumó otro contagio en Villa Las Estrellas, y subrayando aquel concepto de que el Continente Blanco era el último rincón del planeta sin Covid-19.

En Chile también existe preocupación en torno a esta zona, cuya dotación militar estable bordea los 85 efectivos, sin considerar a científicos y funcionarios. El tema es cómo y cuando llegó el virus. Y en ese trabajo está la autoridad sanitaria.

Eduardo Castillo, seremi (s) de Salud de Magallanes, señaló que “tenemos dos situaciones. Una es con Villa Las Estrellas. Allí viajó un equipo de la Seremi para tomar exámenes PCR a todos los funcionarios y tuvimos un caso positivo, un funcionario del Instituto Chileno Antártico. Tanto él como sus ocho contactos estrechos fueron traslados a Punta Arenas, donde están cumpliendo su cuarentena. El otro foco fue en la Base O’Higgins. Eran 60 funcionarios, civiles y militares, a quienes se les tomó un PCR a su regreso a Punta Arenas, y 36 dieron positivo: 26 del Ejército y 10 civiles”.

El químico farmacéutico agregó que “esos son los dos focos que tenemos registrados. Ahora no hay nadie en la Antártica con Covid-19 ni que haya sido contacto estrecho de algún test positivo. todos fueron trasladados y aislados, y seguimos haciendo un seguimiento de la población residente”.

Castillo también informó que se está haciendo un estudio de brote “para evaluar si hubo algún incumplimiento del protocolo Covid-19 para la Antártica. Estamos evaluando eso y las formas de traslado y contacto que tuvieron allá (...), con esos resultados, de los procesos y traslados, tendremos claridad del origen de los casos”.

El protocolo actual para la Antártica considera, entre otros puntos, una cuarentena obligatoria de 14 días para todo el que viaje, con exámenes PCR en los días 1 y 10.

Respecto de ese tema, el seremi apuntó que “hemos tenido reuniones para ver la posibilidad de fortalecer ese protocolo, que ha funcionado bien, pero estamos revisando si es necesario reforzar su control, por ejemplo en que cuarentenas y procesos se cumplan adecuadamente hasta la llegada”.

FF.AA.

Las tres ramas de las FF.AA. han ido dando cuenta de la situación. El Ejército tenía a 57 personas en la Base Bernardo O’Higgins (los efectivos estables más el escalón de mantenimiento, que había llegado el 28 de noviembre en el buque Sargento Aldea) cuando detectaron que nueve mostraban síntomas. Según se informó, en ese momento ninguno arrojó un PCR positivo.

No obstante, el reciente sábado 19 se envió la dotación de relevo desde Punta Arenas y vía aérea se devolvieron los 57 que estaban en la Antártica. Y al regreso aparecieron los 36 test positivos.

La Armada, en tanto, el jueves de la semana pasada informó que el buque Sargento Aldea “cumplió, entre el 27 de noviembre y el 10 de diciembre labores de sostenimiento logístico en la Base O’Higgins, en una acción conjunta con el Ejército”.

También se indicó que la nave permanece en cuarentena, “ante la detección de tres casos de Covid-19 positivo, de un total de 208 tripulantes, según el examen PCR efectuado a toda la dotación el 16 de diciembre, a su arribo a Talcahuano”.

Se añadió que la decisión de someter a la unidad al examen PCR fue tomada tras la detección de dos casos positivos de Covid-19 de personal del Ejército, desembarcado en Punta Arenas el 10 de diciembre.

La Fach ayer también emitió un comunicado en relación a la Antártica, en el cual se precisa que “ningún integrante de la institución, destinado en la Base Antártica Presidente Frei Montalva, dio positivo, luego de que se le tomaran las muestras el viernes 18 de diciembre”.

El documento indica que se han tomado una serie de medidas preventivas, entre ellas el distanciamiento social con las dotaciones de las bases antárticas vecinas, de Rusia, China y Uruguay.

Las FF.AA. han asegurado que en cada uno de sus desplazamientos se cumplieron todos los protocolos.

Mundo científico

Respecto del trabajo científico en la Antártica, a pesar de que aún se realizan labores en algunas estaciones, existe incertidumbre sobre los proyectos para 2021.

Juan Carlos Aravena, director del Centro de Investigación Antártica y académico asociado de la U. de Magallanes, explicó que “los trabajos científicos ya se habían visto afectados por la pandemia y los proyectos en curso estaban siendo organizados bajo un estricto protocolo de seguridad sanitaria”.

Raúl Cordero, climatólogo y académico del Grupo de Investigación Antártica de la U. de Santiago, entregó una cuota de optimismo: “De acuerdo a lo informado por las FF.AA., el brote se ha mantenido contenido a una base militar chilena”.

Por ahora, la opinión general es que no se debe detener el trabajo científico, sino implementar mejores medidas de prevención.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.