Señales



SEÑOR DIRECTOR:

En momentos en que se requiere más que nunca del liderazgo y la convicción en las decisiones adoptadas por nuestras autoridades, sorprende que el Ejecutivo haya echado pie atrás a la querella en contra del líder de la CAM, Héctor Llaitul, luego de que éste llamara a “organizar la resistencia armada”.

Comunicacionalmente, esta medida transmite señales contradictorias, erráticas y dubitativas desde La Moneda, además de una clara falta de coordinación interna.

Por el contrario, Llaitul y la CAM vuelven a ganar el juego de demostración de fuerzas al doblarle la mano al gobierno, estrechando cada vez más el margen de solución a un conflicto ante el cual creía tener todas las respuestas.

Matías Rodríguez Urrutia

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.