Alejandra Pérez y los partidos: “Me sentía un poco obstruida”

Autor: A.G.B.

La periodista y exministra Alejandra Pérez alcanzó a echar a andar el ministerio.

La exministra enfrentó dificultades políticas, institucionales y comunicacionales durante su gestión.


La esperaba una tarea de contornos históricos: liderar la instalación del primer Ministerio de las Culturas y el Patrimonio. A diferencia de los demás miembros del gabinete, Alejandra Pérez debía echar a andar toda la infraestructura de su cartera: una empresa con rasgos de ingeniería, dirección estratégica, roce político y poco glamour.

La administración de Alejandra Pérez estuvo marcada por dificultades provenientes de esa labor institucional, así como por su falta de experiencia, su desconocimiento del área y errores no forzados en el plano comunicacional. En el inicio de su gestión, reestructuró la planta y desvinculó funcionarios; luego enfrentó la salida -por diferentes motivos- de cuatro jefes de gabinete, y pidió la renuncia de cuatro directores de servicios: Ángel Cabeza, de la Dibam; Pablo Andrade, del Museo Histórico; Alejandra Serrano, del Centro Cultural La Moneda, y Roberto Farriol, del Museo de Bellas Artes.

El peor momento de su travesía ocurrió después de una entrevista con El Mercurio de Valparaíso, donde proponía el regreso del Teatro Itinerante, que ya existe; cuestionaba el vale de cultura que había anunciado el Presidente, y destacaba el rol de la TV en la formación de talentos artísticos. Recibió numerosas críticas, la más dura desde el interior de Chile Vamos: en una reunión política, el senador Francisco Chahuán dijo que había que sacarla “a patadas” del gobierno. Obtuvo apoyo entonces, pero se mantuvo en un frágil equilibrio, que hoy se rompió.

A su salida de la ceremonia, se mostró agradecida de su paso por el gabinete, le deseó lo mejor al nuevo ministro y confirmó su adhesión al gobierno. “Me voy con la misma lealtad al Presidente, las mismas convicciones personales con las cuales entré al ministerio”, dijo. “Yo creo que siempre uno lo podría hacer mejor, podría haber hecho otras cosas; pero uno hace lo que puede”, agregó sobre su gestión. Reconoció que enfrentó resistencias del mundo político y que en algún momento “me sentía un poco obstruida, pero en el fondo los partidos hacen gobierno, hacen su papel”.

Respecto de su salida, comentó: “Esas son las razones del Presidente”, y descartó que la rotación de jefes de gabinete haya influido en ello.

Seguir leyendo