Alvarado llama al oficialismo a “actuar en unidad” en la antesala a votación de retiro de fondos de las AFP y tras nueva propuesta para apoyar a la clase media

El ministro de la Segpres, Claudio Alvarado. Foto: Agenciauno

El titular de la Segpres acudió hasta la sede del Parlamento en Valparaíso junto a sus pares de Desarrollo Social y Hacienda, Cristián Monckeberg e Ignacio Briones, para reforzar las tratativas con los parlamentarios de Chile Vamos y así evitar que éstos voten en favor de la propuesta.




Un llamado a la unidad realizó desde el Congreso el ministro de la Segpres, Claudio Alvarado, en la antesala de la votación del proyecto que permite el retiro de parte de los fondos de pensiones y tras la nueva propuesta que el gobierno hizo llegar a Chile Vamos este mediodía respecto al plan de apoyo a la clase media.

Es así como el titular de la Segpres acudió hasta la sede del Parlamento en Valparaíso junto a sus pares de Desarrollo Social y Hacienda, Cristián Monckeberg e Ignacio Briones, respectivamente, para reforzar las negociaciones con los parlamentarios de Chile Vamos y así evitar que éstos voten en favor de la propuesta que busca que las personas puedan retirar un 10% de sus ahorros previsionales.

De hecho durante la mañana los ministros se reunieron en Santiago con representantes de la UDI, RN y Evópoli para llegar a acuerdo respecto a nuevas medidas del plan de apoyo a clase media y coordinar la votación de esta jornada, en donde algunos parlamentarios oficialistas se han mostrado a favor del retiro de fondos. En el Congreso, en tanto, Alvarado, Briones y Monckeberg sostuvieron una reunión con la bancada de RN.

“Estamos avanzando y pensamos que hoy lo que se discute no es un buen proyecto. Y de alguna u otra manera existen programas para la clase media, para las personas más vulnerables, que ayudan de mucha mejor manera a quienes dicen que este proyecto pretende beneficiar, con el sacrificio enorme de las pensiones futuras. Así que estamos tranquilos, conversando, dialogando y buscando que esta iniciativa pueda no aprobarse y que de esa manera continuar con los programas sociales que tiene el Gobierno, fundamentalmente con el programa de apoyo a la clase media”, indicó Alvarado.

Agregó que “aquí hay que hacer un llamado al oficialismo a actuar en unidad. Somos un Gobierno que tiene una coalición que lo respalda y esperamos que esa coalición hoy día se muestre unida en torno a una iniciativa del Gobierno que pretende beneficiar a la clase media a través de diversos programas sociales y no a través de un proyecto de ley que distorsiona y de alguna otra manera deteriora las pensiones futuras de muchos chilenos”.

Alvarado insistió finalmente en que “el Gobierno ha estado actuando siempre en tiempo y forma y hoy día esperamos que predomine la sensatez, que se apoyen los programas de la clase media que están establecidos para ir en ayuda de aquellos que han visto disminuidos sus ingresos y no a través de iniciativas que pueden ser muy populares, pero que significan un gran deterioro a las pensiones de muchos chilenos”.

Reclamos por ausencia de ministros en sala

Durante la discusión del proyecto desde la oposición reclamaron por la ausencia de los ministros en la sala, acusando que estaban “negociando” con los diputados oficialistas para concretar el rechazo de la iniciativa.

Es así como varios legisladores de izquierda solicitaron la suspensión de la sesión para que los secretarios de Estado acudieran a la sala. Algunos reclamaron que en los encuentros en los que estaban Alvarado, Monckeberg y Briones, no se cumplían las medidas sanitarias, por lo que se procedió a fiscalizar.

Consultado por esos reclamos, Alvarado declaró que “es primera vez que veo tanto celo porque estén los ministros. Y hemos estado en la sala y tal cual los diputados entran y salen, nosotros tenemos el legítimos derecho de tener las reuniones con las bancadas parlamentaria a la hora que estimemos convenientes y no perdemos la noción ni los antecedentes o los discursos que se hacen en la sala”.

Sobre las acusaciones de que estaban “comprando votos”, el titular Segpres se limitó a responder que “no me voy a hacer cargo de cosas que no valen la pena”.

Comenta