Amarillos por Chile levanta “alerta roja” y llama a la CC a realizar ajustes al borrador de la nueva Constitución: “No nos inviten a resignarnos con un texto mediocre”

warken-2

El líder del movimiento, Cristián Warnken, indicó que esperan que tanto el Presidente Gabriel Boric como los convencionales "realicen todos los ajustes posibles para que la Constitución que sea presentada en el plebiscito de salida genere el mayor consenso posible (...) Tiene que haber una nueva Constitución, pero una buena".




Durante la jornada de este domingo, Amarillos por Chile realizó un llamado, tanto al Presidente Gabriel Boric como a los convencionales, a que “se realicen todos los ajustes posibles para que la Constitución que sea presentada en el plebiscito de salida genere el mayor consenso posible”.

“Con el borrador de nueva Constitución en nuestras manos, hoy levantamos una ‘alerta roja’. Nos parece que este texto dividirá al país en vez de unirlo. En muchos aspectos parece más un programa de gobierno de una izquierda radical que una Constitución para todos y todas”.

Así comienza un comunicado en el cual critican cuatro ítems descritos en borrador de la nueva Constitución: presidencialismo atenuado y un bicameralismo asimétrico. Estado Plurinacional en vez de Estado intercultural. Estado regional y cuasi federal. Eliminación del Poder Judicial entendido como Poder de Estado, reduciéndolo frente al Poder Ejecutivo y Poder Legislativo.

“Son solo algunos ejemplos, un botón de muestra del afán maximalista y refundacional que ha animado a la Convención Constitucional. Encontramos falencias y problemas en muchas áreas imposibles de enumerar en este breve texto”, según se indica en el comunicado.

De esta forma, Cristián Warnken, líder del movimiento Amarillos por Chile, aseguró que “tiene que haber una nueva Constitución, pero una buena. Que no nos inviten a resignarnos con un texto mediocre”.

Así, Warnken propone un acuerdo político previo de todas las fuerzas políticas, antes de la llegada del plebiscito, “y que garantice que la situación no va a ser tan dramática”.

“Nuestra intención siempre ha sido la esperanza, somos chilenos de centro y centroizquierda, (...) hoy creemos que los sectores más radicalizados de la Convención se han farreado la oportunidad de haber hecho una Constitución que nos uniera a todos”, indicó Warnken, agregando que “vamos hacia una polarización en el plebiscito de salida que es muy malo para el país”.

Por último, el líder de Amarillos por Chile recalcó que no han llamado a votar por el Rechazo o Apruebo a la nueva Carta Magna que se está gestando en la Convención Constitucional, sino que “buscamos que el pleno haga todo lo posible en esta instancia para que efectúe correcciones”.

Más tarde, consultado en Mesa Central de Canal 13 si “a principios de junio, cuando termine el trabajo de Armonización, ¿van a tomar una decisión ustedes como grupo?, Warnken sostuvo que “primero vamos a leer, como lo hemos hecho siempre, muy estudiosamente y muy tranquilamente el texto, eso lo hacemos (...) Me comprometo que Amarillos va a leer el borrador y nos vamos a hacer la pregunta: este borrador final, ¿es bueno para el país o es malo por el país? Esa es la pregunta central”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.