“Es de un estalinismo”, “parece amenaza de dictadura”: parlamentarios critican iniciativa de “marcar” casas por el Apruebo

El presidente del Consejo Directivo del Servel, Andrés Tagle, en tanto, aclaró que la campaña impulsada por el comando del Apruebo “es una publicidad legítima que está en la ley", pero que debe haber una “autorización escrita del propietario".




El domingo, la diputada y coordinadora del comando por el Apruebo, Karol Cariola (PC), explicó la iniciativa “2 millones de casas por el Apruebo”, que consiste en “ir dejándoles un cartelito que dice ‘esta casa está por el Apruebo’ en cada una de las ventanas”.

“Llevamos unas semanas haciendo puerta a puerta, recorriendo cada lugar del país, estamos desplegados de Arica a Punta Arenas y nos parece muy importante, y bueno le hemos llamado a esta campaña nacional dos millones de casas por el Apruebo que, básicamente, se trata de sumar nuevas casas por el Apruebo”, complementó la diputada en Mesa Central.

Pero lo cierto es que la iniciativa generó diversas críticas por parte de parlamentarios. Este lunes, el senador del Partido Socialista (PS), Fidel Espinoza, fue consultado en Radio Pauta por su opinión sobre la campaña del Apruebo y la iniciativa de “marcar casas” por esa opción.

Eso de marcar casas es de un estalinismo, eso de poco menos de obligar a alguien a que tenga que tener un planteamiento”, respondió el senador.

Con relación al plebiscito, expresó que “nosotros queremos que Chile tenga una nueva Constitución, yo me la voy a jugar por eso, para que tengamos una nueva Constitución y que esa nueva Constitución entregue más derechos, pero que no sea solamente más derechos que queden en el papel”.

Así, reafirmó su postura de que votará Apruebo, “no podría votar por el Rechazo”, mientras que continuó haciendo reparos a la campaña por el Apruebo: “A mí no me van a obligar, ni de mi partido, ni de ninguna parte, a que sea el que encabece en mi región una campaña de la cual no me siento 100% interpretado”.

El diputado y jefe de bancada de la DC, Eric Aedo, en tanto, aseguró que “el anuncio de salir a marcar las casas parece como una amenaza de una dictadura que no podemos más que rechazar”, y emplazó directamente a Cariola por sus dichos.

Tiene que ser muy cuidadosa con las palabras que utiliza. No solo es vocera del Apruebo, ella es un liderazgo político, y decir desafortunadamente en una frase que se va a salir a marcar las casas por el Apruebo trae a la memoria los peores recuerdos de lo que significa marcar casas en la política y en la historia no solo de Chile, sino que del mundo”, enfatizó el parlamentario.

Además, sostuvo que “a la intervención del gobierno en la elección ahora, el Partido Comunista le suma una presión indebida a las familias anunciando que las van a Marcar con el apruebo”.

“¿Qué va a pasar con aquellas familias que rechacen ser marcadas? ¿Van a ver represalias? ¿Les van a ir a quebrar los vidrios, las van a amedrentar? Claramente este no es el modo de hacer campaña en democracia”, enfatizó.

El exsenador falangista, Ignacio Walker, también abordó la polémica y a través de su cuenta de Twitter apuntó a que “la idea de Karol Cariola (PC) de “marcar casas” recuerda a los nazis y los Comités de Defensa de la Revolución en Cuba; será que la campaña de la “Centro-izquierda por el Rechazo” le produjo una descompensación o tal vez una crisis de pánico”.

Desde Renovación Nacional (RN), el diputado Frank Sauerbaum, expresó que “no puede ser el político el que le toca la puerta a presionarlo para poder ponerle una marca, porque lo expone a la funa pública o a la mala relación con sus propios vecinos”.

La diputada de RN, Carla Morales, sostuvo que “no podemos permitir bajo ninguna circunstancia que esto se convierta en rencillas entre las personas o entre vecinos. Debido al ambiente polarizado que hoy impera en el país tenemos que llamar a unir y no a generar más divisiones promoviendo este tipo de iniciativas que nos recuerda a lo peor de regímenes totalitarios”.

Por parte del exministro Rodrigo Valdés, señaló a T13Radio que “marcar las casas para ver a quién le gusta y no le gusta la Constitución, la verdad es que eso es bien alarmante”.

El diputado republicano, Juan Irarrázaval, acusó que, a su juicio, marcar casas es “una práctica fascista”.

Horas más tarde, la diputada comunista, abordó los reparos en medio del proceso de acreditación de los apoderados del Apruebo en la Franja Televisiva para el plebiscito.

En la instancia, catalogo las críticas de “mañosas”, “maliciosas” y “desproporcionadas”, acusando que “se ha hecho una polémica absolutamente falsa, (....) acá lo que hay es una campaña artificial de querer tratarnos de distintas maneras y nos parece absolutamente injusto”.

Mientras que en relación a los dichos de Espinoza, sostuvo que habló con el senador socialista, quien le dijo que “no tenía muy claro de qué me estaban preguntando”.

Referente a las palabras del exsenador falangista, Ignacio Walker, quien dijo que, a su juicio, la iniciativa “recuerda a los nazis”, la diputada expresó que “me parece absolutamente desproporcionado hacer una comparación con un momento tan doloroso de la historia, de la humanidad, como es el Holocausto”.

Desde el Ejecutivo, la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo, también fue consultada por la iniciativa de “Casas por el Apruebo”, respondiendo que “no es nada nuevo y así lo demostró el Servel, por lo tanto, no hay nada ilegal, ni novedoso en ese tipo de acciones de campaña”.

Más sobre Política

Servel aclara que iniciativa es “legítima”, pero que debe cumplir con los procedimientos que indica la normativa

Por su parte, el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel), Andrés Tagle, también se refirió a la iniciativa de “casas por el Apruebo”, en el marco de los cuestionamientos que ha generado.

En diálogo con radio Cooperativa, aclaró que “es una es una publicidad legítima que está en la ley, pero el consentimiento tiene que ser escrito del dueño y tiene que ser informado por el comando que lo haga al Servicio Electoral, eso lo hace legítimo”.

En detalle, precisó que para poner “afiches” en casas particulares debe haber una “autorización escrita del propietario en un formulario que está dentro del Servel y que se envíe al Servel dentro de cierto plazo por parte del comando que lo está haciendo”, ya que “controlamos el gasto también con eso”.

Ministra Vallejo: “No hay nada ilegal y nada novedoso en ese tipo de acciones de campaña”

Quien también se refirió a los cuestionamientos en torno a la iniciativa del comando del Apruebo fue la ministra de la Secretaría General de Gobierno (Segegob), Camila Vallejo.

Tras el comité político de cada lunes -que por segunda vez se realizó fuera de La Moneda, esta vez en San Miguel-, la secretaria de Estado aseguró que “en todos los procesos de campaña han habido familias y hogares que libremente señalan su posición política en torno a las elecciones”.

“Lo vimos en el plebiscito de entrada aquella demarcaciones o gente que ponía letreros o habilitaba sus muros para hacer murales en torno a aprobar o rechazar la posibilidad de contar con una nueva Constitución”, agregó.

En ese sentido, remarcó que “esto no es nada nuevo y así lo demostró también el Servel el día de hoy, por lo tanto no hay nada ilegal y no hay nada novedoso en ese tipo de acciones de campaña”.

“En nuestro país la gente es libre de manifestar sus posiciones políticas, si así lo estiman conveniente, sea el lugar de trabajo, en la escuela, en la universidad, en el espacio público o desde sus propios hogares”, señaló, e insistió que “esto de los letreros en las casas, de las demarcaciones, ha sucedido siempre, no hay novedad”.

Lee más en La Tercera:

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.