Gabriel Boric: “El Senado es una posibilidad”

Si bien el diputado aclara que es muy temprano para tomar decisiones sobre su futuro una vez acabado este periodo legislativo, no se cierra a postular a la Cámara Alta. Lo que si descarta de lleno es la posibilidad de ser la carta presidencial del Frente Amplio.


Fueron 18.626 votos los que obtuvo el diputado del Movimiento Autonomista Gabriel Boric en las elecciones parlamentarias. Así, con la primera mayoría de Magallanes, el frenteamplista consiguió la reelección para su segundo periodo legislativo.

Pese a esa adhesión el parlamentario ya confirmó que no repostulará a la Cámara de Diputados. Además, postular a La Moneda lo descarta sin ambigüedades. Sin embargo, en esta entrevista, Boric asegura que dar el salto al Senado es una posibilidad, lo que podría amenazar el liderazgo de por ejemplo, el actual senador Carlos Bianchi (ind.) quien en la última elección obtuvo dos mil votos menos que el exdirigente estudiantil.

Finalmente lo sancionaron por el polémico video con una polera de Jaime Guzmán baleado. ¿Qué lecciones saca?

Estamos conformes ya que la resolución se ajusta a lo que nosotros mismos habíamos solicitado. Como lo señalé, reconocí el error por la conducta que había tenido el año 2017, por lo que además de ofrecer disculpas solicité por iniciativa propia una sanción acorde al error cometido, lo que planteamos a la Comisión en nuestro escrito de respuesta. La Comisión, además de acoger lo que planteamos desestimó varias de las solicitudes que habían hecho en su alegato los diputados UDI que enviaron el requerimiento, y reprochó el lenguaje machista y despectivo utilizado en su escrito.

El año pasado se vio involucrado en distintas polémicas, dos de ellas por Guzmán, este año, ¿espera evitar ese tipo de episodios?

Para este año mis esfuerzos junto a mi equipo estarán concentrados en el trabajo que tenemos en infancia, salud mental, descentralización, y por cierto en el fortalecimiento del Frente Amplio como alternativa política de gobierno.

En este nuevo año legislativo, ¿cuáles van a ser sus prioridades?

Como equipo hemos definido tres áreas prioritarias de trabajo. Vamos a seguir trabajando fuerte en materia de infancia, donde ya tenemos un trabajo bastante avanzado. Vamos a tener un trabajo muy intenso, no solamente a nivel nacional, sino también con bajadas regionales muy específicas. Además vamos a incluir dentro de nuestras prioridades el trabajo y la visibilización de lo que es la problemática de salud mental en Chile que es un tema que no es Pop del que se habla poco, que está muy estigmatizado pero que sin embargo en donde se puede hacer mucho. Por otro lado trabajar en descentralización porque nos parece que acá no solamente la distribución económica es injusta en Chile, sino también la distribución del poder territorial y eso se nota muy patente en Magallanes por ejemplo.

Respecto a infancia, ¿va a seguir con la misma disposición del año pasado de llegar incluso como acuerdos con el gobierno?

Hay ciertas materias en donde las diferencias programáticas son menores de matices y en donde hemos logrado llegar a acuerdos que son significativos como fueron las 94 medidas propuestas en el acuerdo nacional de infancia y yo tengo la convicción que como políticos y políticas tenemos el deber de ponernos de acuerdo con estos temas que son de importancia fundamental que han estado en la palestra durante mucho tiempo, pero de los que no se ha hecho suficiente.

¿Sigue defendiendo entonces lo que se hizo en esa comisión de acuerdo nacional en La Moneda?

Totalmente, creo que fue una buena iniciativa y que nuestro rol ahora es fiscalizar que se cumpla esos acuerdos y que no solamente quede en el papel. Por eso yo soy parte del comité ejecutivo que le está dando seguimiento al cumplimiento de estos acuerdos.

En Magallanes ha habido 3 intendentes en un año. ¿Falta gobernabilidad en su región? ¿Cómo se puede llegar a un diálogo en la zona con el gobierno?

Ha sido muy complicado. Es muy difícil cuando tú tienes tres intendentes en un año, tienes que tres veces empezar de nuevo. El gobierno ha sido muy irresponsable en el trato que ha tenido con la región de Magallanes, no solamente a nivel regional si no a nivel provincial en donde también han habido cambios de gobernadores, Básicamente el año que pasó fue un año perdido para la región de Magallanes en término de política de gobierno y hay políticas públicas importantes.

Pensando en un futuro un poco más lejano, si Beatriz Sánchez postula a gobernadora, ¿quién puede ser la carta del Frente Amplio para las presidenciales?

Beatriz sigue siendo una de las cartas que está dentro del Frente Amplio para asumir un desafío de esas características en función también de lo que ella decida. Ahora es muy pronto para dar nombres, no hemos dado esa discusión. Además no es algo que pueda decretar yo, por lo tanto no me adelantaría en esa discusión.

Incluso sonó su nombre. ¿A usted le gustaría?

No.

¿Qué le gustaría hacer después de este periodo legislativo entonces? ¿El Senado es una alternativa?

Yo no me voy a postular a la Cámara por un compromiso que tenemos todos los parlamentarios del frente amplio, de no estar más de dos periodos en un mismo cargo. Eso es un compromiso que todos hemos asumido y por lo tanto ni Vlado, ni Giorgio ni yo vamos a ir a una nueva reelección. El Senado es una posibilidad, pero es muy pronto para tomar decisiones en esa materia. Quedan tres años, estoy concentrado en la pega legislativa por Magallanes y en las tres prioridades que he señalado como prioritarias.

Acuerdo administrativo

El tema de estas semanas ha sido el acuerdo administrativo de oposición en la Cámara. ¿Va a respetar o no el pacto el 19 de marzo?

Estamos conversando los términos en los cuales se renueva o no el acuerdo administrativo, lo que nosotros le hemos señalado es que para tener un acuerdo de oposición tenemos que tener una mínima comprensión común respecto de qué es lo que significa ser oposición. Eso requiere darle contenido y por eso como Frente Amplio nosotros hicimos una propuesta en cuatro temas que tienen que ver con Reforma Tributaria, Admisión Justa, el trato con los pueblos originarios y pensiones. Estamos a la espera de ver cuáles son las reacciones que esa propuesta genera.

La contrapropuesta de la DC son comisiones finalmente de trabajo. ¿Es necesario firmar una base mínimos comunes si efectivamente en esas condiciones se están dando acuerdos mínimos?

Lo importante es que eso se traduzca posteriormente en votaciones coherentes con los acuerdos que se llegan, porque de nada sirve sentarse en comisiones que al final del día van a terminar en votaciones divididas que le den el pase al gobierno para aprobar reformas que desde el punto de vista de la oposición son regresivas. Eso es lo que nosotros estamos conversando hoy día con la oposición y yo por lo menos soy optimista respecto al desarrollo de esa conversación.

Su par Diego Ibáñez dijo que respetaría el acuerdo. ¿No hay postura unitaria en el Movimiento Autonomista?

El movimiento autonomista tiene la misma posición, que es respetar el acuerdo en la función de que exista un acuerdo de contenido y eso es lo que estamos trabajando hoy día.

¿Fue un error en marzo del 2018 haber cerrado este acuerdo de una manera netamente administrativa y no abrirla quizás a algo más político?

Las cosas se van evaluando y en política los escenarios son súper dinámicos y van cambiando. Se hizo necesario hacer este planteamiento pero en un comienzo no había claridad respecto a cómo iba a ser. En ese momento las pretensiones de hacer un acuerdo que tuviera mayor perspectiva eran, desde nuestro punto de vista, indeseables porque no había existido una conversación de carácter previo respecto a temas programáticos y podía confundirse con un eventual cambio en la política de alianza que en ese momento todavía estaba muy inmaduro.

¿Qué espera de la DC para que finalmente se pueda avanzar?

Espero, más allá de la DC sino que toda la oposición, exista una voluntad de ser un contrapeso propositivo a las propuestas regresivas del gobierno y que se actué en unidad cuando así se definan las conversaciones que tengamos. Que no haya negociaciones por separado con el gobierno en temas que tenemos que abordar en conjunto como toda la oposición.

¿Ve con buenos ojos que pueda pasar algo así, que se logre esa unidad y que siga finalmente el pacto?

Yo soy una persona por esencia esperanzada.

Gobierno y Venezuela

¿Qué evaluación hace de las reformas del Presidente Sebastián Piñera? ¿Son todas negativas, como lo plantea la oposición, o hay algunas que pueden ser mejoradas?

En las tres reformas que han planteado como ejes durante el último tiempo, estamos en veredas opuestas con el gobierno. La ley de Admisión Justa nos parece que el gobierno ha utilizado la mentira y el efectismo como herramienta para hacer política, la reforma tributaria, desde el punto de vista de la oposición desde la DC hasta el Frente Amplio, es una reforma regresiva. Son malas reformas para Chile y tenemos que ejercer nuestro rol de oposición.

¿Cree que el gobierno ha tenido un buen manejo respecto a la crisis en Venezuela?

No. El Estado chileno debiera propender al diálogo ante un país que está en una innegable crisis política y social. Lo que hizo el Presidente Piñera fue todo lo contrario, hoy Chile no es una fuerza que promueva el diálogo, sino es un país que está promoviendo solo un tipo de salida.

Antes del receso legislativo Pablo Vidal reconoció que Maduro es un dictador, ¿usted comparte esa postura?

Yo he sido crítico porque me parece que es innegable que en Venezuela existe un debilitamiento de las condiciones democráticas, pero me parece que las ciencias sociales han derramado mucha tinta para poder calificar a un gobierno, que ha tenido desviaciones autoritarias, como el de Maduro, de dictadura. Y particularmente cuando pensamos en lo que fue la dictadura chilena con detenidos desaparecidos, con ejecuciones políticas, con campos de concentración, me parece que igualar lo que hoy día está pasando con Venezuela a lo que pasó en Chile no es la mejor manera de colaborar a la solución del conflicto.

¿No es dictadura entonces?

Esa dicotomía a las que termina forzando el debate la derecha de si es dictadura o no es dictadura no son útiles para solucionar el conflicto en Venezuela y a nosotros lo que nos interesa es colaborar con la comunidad internacional para solucionar la crisis humanitaria que hoy día se vive ahí más que andar calificándolo de una u otra manera.

¿Qué le diría a las personas del Frente Amplio que siguen defendiendo a Maduro?

Nadie niega a estas alturas el hecho de que hay una crisis grave en Venezuela. En el Frente Amplio hemos ido madurando las diferentes posiciones y uno desdramatizar que existan diferencias en ciertas materias y poder convivir con esas diferencias, que es propio de cualquier coalición heterogénea, como lo es el Frente Amplio. Por otro lado, tenemos acuerdo que la solución a la crisis venezolana tiene que ser mediante una salida pacífico y elecciones, como lo ha propuesto México y Uruguay.

Hoy se conmemora el día de la mujer. ¿Cómo usted, como hombre, apoyará el movimiento feminista?

Los hombres durante mucho tiempo hemos hegemonizado el discurso público y dado sustento al modelo patriarcal en que vivimos y que nuestras compañeras con justicia y razón hoy han puesto en jaque. Tenemos el machismo muy naturalizado y arraigado en nuestra cotidianeidad. Tenemos que deconstruirnos pero para eso lo primero es entender que no es tiempo de buscar protagonismo, sino de renunciar a privilegios que históricamente hemos tenido por el solo hecho de ser hombres y que hoy por lo mismo la voz predominante debe ser la de las mujeres. Creo que la mejor manera de apoyar hoy al movimiento feminista es hablando menos, escuchando más y aprendiendo juntos.

Seguir leyendo