Ministra Siches por Macrozona Sur: “No queremos ser el gobierno en que un militar mate a un comunero”

06/05/2022 MINISTRA DEL INTERIOR IZKIA SICHES JUNTO A LUIS THAYER CORREA, DIRECTOR DEL SERVICIO NACIONAL DE MIGRACIONES. Mario Téllez / La Tercera

La titular del Interior rechazó esta noche que el estado de excepción constitucional en la Macrozona Sur sea una derrota ideológica para el gobierno de Gabriel Boric. Asimismo, destacó que esperan que las Fuerzas Armadas cumplan solamente una labor preventiva para el resguardo de las rutas, con el fin de asegurar el libre tránsito y que el Estado pueda llegar con ayuda social a la zona, en el marco del plan integral para la Macrozona presentado el lunes.




La ministra del Interior, Izkia Siches, rechazó esta noche que la implementación de un estado de excepción constitucional en la Macrozona Sur sea una derrota ideológica para el gobierno de Gabriel Boric, y tras indicar que esperan que las Fuerzas Armadas solamente cumplan una labor preventiva para el resguardo de las rutas, destacó que “no queremos ser el gobierno en que un militar mate a un comunero”.

Durante esta jornada se publicó en el Diario Oficial la resolución que permite la entrada en vigencia de esta medida, que autoriza el despliegue de las Fuerzas Armadas para resguardar la seguridad en las rutas en la Región de la Araucanía y en las provincias de Arauco y del Biobío, luego de los repetidos ataques ocurridos durante el último tiempo. Este estado de emergencia de carácter “acotado” fue anunciado el lunes por la ministra Siches, junto con un conjunto de medidas elaboradas por el gobierno en favor de los habitantes de la zona y en pos de las demandas de los pueblos indígenas.

Durante una entrevista con Mega, y consultada si la implementación del estado de emergencia es una derrota ideológica para el Ejecutivo, Siches indicó que “desde que llegamos al gobierno estamos comprometidos con utilizar todas las herramientas del estado de derecho, pero quiero reiterar que el estado de excepción constitucional nadie lo puede ver como una real solución a los problemas de fondo, y es por ello que no hemos desdibujado nuestra agenda de largo plazo, trabajar en las medidas de fondo tanto para restitución territorial, demandas indígenas, como también en paralelo poder perseguir la delincuencia, el narcotráfico, el robo de madera y los distintos delitos que ocurren en el territorio”.

En este sentido, recalcó que el estado de excepción constitucional “hoy día es algo que solamente nos permite hacer una labor preventiva de protección de las rutas, para dos cosas fundamentales: primero, para permitir el libre tránsito, y también, para llegar con más inversión social (...) en uno de los territorios donde más golpea la desigualdad y la pobreza (...) El Estado no llega, porque justamente las rutas no nos permiten llegar. Para llegar con nuestra política pública, necesitamos asegurar las vías, y eso estamos haciendo”, relevó.

Agregó, al respecto, que “nosotros jamás esperamos que las Fuerzas Armadas ingresen a las comunidades ni se hagan cargo de ninguno de los problemas de fondo que hay en La Araucanía y Biobío, porque no son para ello y ellos tampoco esperan tener enfrentamientos con civiles”.

Sobre este último punto, Siches destacó que “evidentemente, si son directamente atacados tienen que responder, pero la labor que esperamos de las Fuerzas Armadas es una labor preventiva, tal como se espera de Carabineros” y que es el Estado el que recurrirá a labores de inteligencias para desarticular a las bandas criminales que operan en la zona.

Consultada si los reiterados ataques en la zona se pueden considerar como terrorismo, la secretaria de Estado indicó que “hasta la fecha ninguna de las sanciones judiciales ha utilizado estos términos para poder objetivar. Desde nuestra perspectiva, hay delitos comunes que deben ser perseguidos, que ocurren en muchas poblaciones de nuestro país”.

Influencia del PC

Luego de que el gobierno no concitara el apoyo necesario para establecer un “estado intermedio” en la zona, optó por implementar este estado de emergencia “acotado”. Muchos afirman que fue la negativa del PC la que hizo retroceder al Ejecutivo en esta materia.

Al respecto, Siches sostuvo “yo creo que nadie quiere a los militares en la zona. El gobierno tampoco los quiere. Es un consenso dentro de nuestro gobierno, nadie quiere tener que necesitar a las Fuerzas Armadas para resguardar el control del orden público y de los civiles, pero entendemos que son elementos necesarios”.

Ahondó al señalar que el gobierno siempre tuvo sobre la mesa las dos alternativas. “Pensamos como gobierno que era más favorable, o que al Congreso le iba a caer más amigable estar en un estado particular, pero cuando conversamos con nuestras fuerzas de gobierno y con nuestras bancadas nos dimos cuenta de que ellos mismos dijeron ‘para qué vamos a innovar si estamos muy próximos a una nueva Constitución’”, sostuvo.

Tras destacar que todos los partidos oficialistas se han puesto detrás de la decisión del gobierno, la titular de Interior recordó que “yo personalmente estuve en las conversaciones con los distintos partidos políticos y ahí siempre estuvieron las dos posturas sobre la mesa y cuando se planteó esta idea de innovar en un nuevo proyecto, muchos señalaron ‘estaríamos muy cómodos y también apoyaríamos al gobierno en poder avanzar en el estado de excepción habitual’, si tomábamos todos los resguardos para no producir enfrentamientos”.

“Nuestro gobierno no quiere un enfrentamiento, no quiere muerte de civiles, no quiere ser el gobierno en que un militar mata a un comunero”, cerró la ministra Siches.

Acusación constitucional y agenda para “recuperar armas desde las calles”

Al ser consultada por el libelo en su contra que anunció la bancada del Partido Republicano, tienda que la acusa de “haber comprometido gravemente el honor o la seguridad de la nación, por infringir la Constitución y las leyes, y por haberlas dejado sin ejecución”, Siches señaló que “primero, espero conocer el texto”.

“Me llama la atención que parlamentarios presenten algo de esta magnitud sin haber presentado el texto, haciendo solo un anuncio comunicacional y tampoco señalando claramente cuáles son las infracciones que he cometido como ministra del Interior. Más allá de eso, creo que a la ciudadanía no le importan las peleas políticas, le importa realmente que nos hagamos cargo de la seguridad”, agregó.

Sobre este punto, la secretaria de Estado informó que este jueves mostrarán una agenda “para poder disminuir la capacidad de fuego en nuestras calles, creo que eso es lo que sí le preocupa a la ciudadanía (...) recuperar armas desde las calles, pero vamos a ir más allá (...) y esperamos que sea algo respaldado transversalmente”, manifestó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.