Ministra Tohá dice que no hubo “un quiebre” en el oficialismo tras caída de nominación de José Morales como fiscal nacional

Tras la derrota en el Senado de la carta presidencial, la titular del Interior indicó que no hubo una campaña del Ejecutivo para imponer el nombre de Morales, pero que, por el contrario, si existió una "campaña sucia" de la prensa, al existir medios que se dedicaron a resaltar las cualidades negativas de los candidatos y a desinformar.


Luego de que José Morales, la carta del Presidente Gabriel Boric para convertirse en el nuevo fiscal nacional, no alcanzara los 33 votos necesarios en el Senado para hacerse con el puesto, la ministra del Interior, Carolina Tohá, afirmó que no hubo “un quiebre” al interior del oficialismo.

“No hay ningún quiebre; hay unos senadores que tomaron una opción que están en su derecho de tomar, y hay un Ejecutivo que tiene la obligación de cumplir ante el país de proponer los nombres más adecuados para encabezar instituciones como estas”, afirmó.

En este sentido, destacó que “no podemos considerar que es una cosa irregular que un senador tenga una opinión distinta, pero lo que no se le puede pedir al Presidente de la República es que proponga un nombre diferente del que considera mejor”.

Consultada en el Congreso si existió alguna campaña de parte del Ejecutivo para imponer el nombre de Morales, lo que podría haber generado distancia en el oficialismo, Tohá sostuvo que “hubo campaña sucia en la prensa, lamentablemente. Del oficialismo, ninguna”.

Sobre este punto, destacó que “es una cosa bien compleja que, ante una evaluación que tiene que hacer la ciudadanía, la opinión pública, los senadores y las senadoras, el Ejecutivo, lo único que se conozca de todos los candidatos era las críticas que había de sus nombres e historias, además muchas de ellas que después resultaron no ser verdaderas. No es una buena manera de tomar una decisión esa forma de contaminar el debate”, afirmó la secretaria de Estado.

Ante la insistencia de que hubo parlamentarios socialistas como Fidel Espinoza y Gastón Saavedra, que afirmaron que el gobierno realizó un “lobby descarado” para lograr la aprobación de Morales en el Senado, Tohá destacó que “no hubo ninguna campaña sucia, lo que hubo es un gobierno que planteó sus puntos de vista, y los planteó con la misma transparencia que estamos presentándolos aquí. ¿Lobby descarado? Simplemente no es verdad”.

Ministra Uriarte: “Solo faltaron dos votos”

Por su parte, la ministra Secretaria General de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte, consultada si se considera un fracaso del oficialismo que no se haya logrado una votación en bloque para elegir a Morales como el nuevo fiscal nacional, hizo hincapié en que hubo un apoyo transversal para la carta presidencial y que “solo faltaron dos votos”.

Frente a dichos de parlamentarios del PS y de la Federación Regional Verde Socialista (FREVS), que acusaron que el Ejecutivo no los escuchó y que hubo presiones para la nominación de Morales, la ministra Uriarte destacó que “los senqadores y senadoras, lo mismo que en la Cámara de Diputados, tienen un canal y vía para comunicarse con el Ejecutivo en su totalidad, que soy yo, porque estoy aquí, en el Congreso Nacional, todas las semanas al igual que ellos. Estoy disponible y contesto el teléfono, contesto los Whatsapp, etc.”, sostuvo.

Sin embargo, la titular de la Segpres aclaró que “escuchar no significa acceder siempre a las peticiones que se hagan, porque esta es una conversación entre dos poderes del Estado”.

Reacciones de parlamentarios

Pese a los dichos de las ministras, hubo parlamentarios opositores y oficialistas que culparon al gobierno por el resultado de esta tarde, y no dudaron en tildar de “fracaso” del Ejecutivo la caída de José Morales. Algunos, incluso, solicitaron la renuncia de la ministra de Justicia, Marcela Ríos, por su responsabilidad en el resultado de esta jornada.

El senador UDI Ivan Moreira, quien votó a favor de la nominación de Morales, afirmó que “aquí las cosas se hicieron muy mal. Aquí hay responsabilidades políticas, y la responsabilidad política la tenía la ministra de Justicia (Marcela Ríos), que lamentablemente no hizo el trabajo oportuno con sus propios parlamentarios. A mí me parece que, frente a esta derrota del gobierno, lo que corresponde es que la ministra de Justicia debiese renunciar, porque expusieron innecesariamente al Presidente a una derrota, derrota en sus propias filas que votaron en contra”.

Por su parte, su par republicano Rojo Edwards, sostuvo que “se debe destacar que el señor Morales tuvo muchos votos de nuestro sector, de la oposición, por lo tanto es claro que el fracaso de esta nominación es del gobierno, y tiene nombre y apellido y se llama Marcela Ríos, la ministra de Justicia creo que debe renunciar, porque simplemente ha demostrado que no tiene capacidad política ni siquiera para aunar a los propios”.

Uno de los parlamentarios que se abstuvieron en la votación, Fidel Espinoza (PS), indicó que “yo no podía votar a favor de un nombramiento que creo que fue equivocado por parte del Presidente Boric. El Presidente eligió de los cinco a la persona que reunía menos condiciones y tenía más cuestionamientos, y eso fue desde mi punto de vista un error político del Presidente”.

En tanto, uno de los seis senadores que votaron derechamente en contra de la nominación de José Morales fue el DC Iván Flores. “Esto lo tomó como un rayado de cancha al gobierno para el próximo proceso, y diría en un alcance a la Corta suprema, porque aquí están los tres poderes del Estado involucrados. El primer llamado a la Corte Suprema es a la mejor elección. El segundo, es al gobierno para actuar en consecuencia y nosotros, entonces, respaldaremos un verdadero liderazgo que concite la unidad no solo del Congreso, sino que además de la ciudadanía”.

El ex DC Matías Walker (Demócratas), quien apoyó la nominación de Morales, sostuvo que “acá hubo diferencias dentro de la coalición de gobierno que explican este resultado. Por lo tanto, lo que hay que hacer, es generar acuerdos y en esa línea respetar las primeras mayorías que ha señalado la Corte Suprema”.

Finalmente, la senadora Ximena Rincón (ExDC-Demócratas) sostuvo que “me consta que hay muchos colegas que no fueron ni siquiera consultados y se dio por descontado su voto. Y hay otros que ni siquiera pidieron el permiso constitucional para ausentarse que son del gobierno, me parece que es grave (..). Si ni siquiera los votos de los cercanos estuvieron, algo está pasando. Hay algunos que afirmaron que los votos iban a estar y ni siquiera concurrieron a votar, eso no nos ayuda”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.