Piñera endurece tono y explicita condiciones para retomar diálogo con Bolivia

Presidente emplazó a ese país a dejar “su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena”. También enumeró áreas para conversar, pero sin explicar si se podría incluir, por ejemplo, una mejora del acceso de Bolivia al océano.


Se enteró por la prensa. Así supo, el martes en la noche, el Presidente Sebastián Piñera -mientras se encontraba en Madrid- sobre la carta que difundió su par de Bolivia, Evo Morales, pidiendo retomar el diálogo entre ambos países “para atender los asuntos relativos a la situación de enclaustramiento” de ese país.

Esto, basándose en uno de los párrafos del fallo que emitió la Corte Internacional de Justicia de La Haya el 1 de octubre por la demanda que presentó La Paz para obligar a Chile a negociar un acceso con soberanía al mar, lo que fue rechazado por ese tribunal.

Así, tras enterarse de la misiva -que dijo que no le llegó-, Piñera conversó hoy con el canciller Roberto Ampuero sobre las implicancias y si es que era necesario salir a responder. El diálogo se dio cerca de las 10.00 (5.00 en Chile), previo a que despegara el avión presidencial de Madrid con destino a Berlín, en el marco de su gira por Europa.

La intención inicial del gobierno era no salir a responder al líder paceño, debido a que quieren dar por zanjado el tema, argumentando que ya “está todo dicho”, y que no se quiere abrir la materia a nivel internacional y dar margen al presidente boliviano. Sin embargo, tanto el canciller como el Mandatario terminaron respondiendo, debido a las circunstancias, a Morales.

Primero fue el titular de RR.EE., quien, al aterrizar en Berlín, fue abordado por la prensa. Ahí sostuvo que “la carta como tal todavía no ha llegado”, y recalcó que el fallo es inapelable. Además, señaló que “nosotros hemos hecho, a través del Presidente Sebastián Piñera, una oferta muy generosa a Bolivia, y eso implica, desde luego, el reconocimiento y el apego de Bolivia al derecho internacional, reconocer el Tratado de 1904, que está plenamente vigente, y acatar este fallo”.

Según indicaron en el gobierno, el canciller hacía alusión al discurso que entregó Piñera en Antofagasta, un día después de conocida la sentencia, cuando recalcó que están dispuestos a dialogar con Bolivia en los temas del siglo XXI y en ciertas áreas específicas.

Por su parte, Piñera -en el marco de una declaración conjunta que realizó con la canciller alemana, Angela Merkel- fue consultado por segunda vez durante su gira en Europa respecto de las declaraciones de Morales, esta vez enfocado en la misiva.

Con Merkel a su lado y con presencia de medios alemanes, Piñera endureció el tono con Bolivia. Si bien el Mandatario antes lo había deslizado, ahora explicitó las condiciones para retomar un diálogo con ese país.

“Es muy importante, antes de pensar en nuevos diálogos, que se cumplan algunas condiciones básicas: primero, que se respete íntegramente y de buena fe el Tratado de Límites entre Chile y Bolivia de 1904; que se comprenda el verdadero significado y se respete el fallo de la Corte Internacional de Justicia”, dijo, recalcando que Bolivia debe abandonar “su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena”.

Asimismo, el Mandatario mencionó algunos temas en los que Chile está dispuesto a conversar si es que se cumplen esos elementos: “En esas condiciones, por supuesto que vamos a dialogar con Bolivia los temas del futuro: cómo fortalecemos nuestra integración y desarrollo económico; cómo mejoramos la seguridad en nuestras fronteras; cómo combatimos con mayor eficacia el narcotráfico y otros males que, a veces, afectan a nuestras fronteras; cómo logramos una mayor integración dentro de América Latina”.

Áreas para un diálogo

Pese a que el Mandatario recalcó que no habrá un diálogo con Bolivia por una salida soberana al mar, argumentando que se debe respetar el Tratado de 1904, no profundizó respecto de si puede haber un diálogo marítimo sin soberanía, por ejemplo, que apunte a mejorar las condiciones de acceso de Bolivia al océano Pacífico.

Más bien, enumeró ciertas áreas, como “integración y desarrollo económico”, “seguridad en las fronteras” y el combate al narcotráfico.

En el gobierno, mientras algunos sostienen que Piñera “dejó claro cuáles son los temas de futuro”, otros señalan que no se puede pensar en ese escenario aún, porque lo primero es que Bolivia acepte el fallo y que, tal como lo dijo el canciller hace unas semanas, primero se “sanen las heridas”.

De igual manera, hoy transmitían que evaluarán si responder por escrito la carta -que fue recibida por el gobierno chileno durante la tarde-, y que Morales “está profundamente equivocado” y que quiere continuar con el tema por “intereses políticos internos”.

Por otro lado, la comitiva que acompaña al Jefe de Estado en su gira también reaccionó al tema. El senador DC Jorge Pizarro dijo que Piñera no debería responderle más a Morales, mientras que el senador UDI Juan Antonio Coloma agregó que el Presidente boliviano “trata de revivir el sentimiento antichileno” para buscar algún rédito.

Seguir leyendo