Piñera visitará al Papa en medio de indefinición por sucesor de Ezzati

Papa Francisco

El Papa Francisco en su pasada visita a Chile.

Mandatario se reunirá el próximo 13 de octubre, en el Vaticano, con la máxima autoridad de la Iglesia Católica, al finalizar la gira que realizará por Europa.




Este viernes 5 de octubre, el Presidente Sebastián Piñera partirá su primera gira internacional con rumbo a Europa. El viaje, que se extenderá por nueve días, tiene como destino final Roma, Italia, particularmente El Vaticano. ¿La razón? El Mandatario se reunirá con el Papa Francisco, con quien su equipo llevaba semanas esperando la confirmación de la cita.

El encuentro se producirá en medio de la crisis que atraviesa la Iglesia católica chilena por las denuncias de abusos sexuales, y tras la expulsión del sacerdocio de Cristián Precht y Fernando Karadima. Además, se da en medio de la indefinición del Papa respecto del reemplazo del renunciado arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

El 18 de mayo pasado los obispos chilenos, entre ellos Ezzati, presentaron su renuncia en el marco de un encuentro que se realizó en el Vaticano. "No he encontrado a la persona", dijo el Papa hace un par de semanas.

En La Moneda afirman que Piñera tiene intenciones de hablar con el Papa los temas que "le interesan a Chile", entre ellas la situación de la Iglesia y la problemática de los abusos. Y que en ese contexto es posible que se aborde la situación del sucesor de Ezatti.

"No me corresponde a mí adelantar los temas que se van a tratar", dijo el titular del Interior, Andrés Chadwick, quien añadió que "más que una señal específica (por los casos de abuso de la Iglesia), es una señal permanente, la posibilidad y siempre el interés que existe del Presidente de la República y de todos quienes han ejercido este cargo de tener las reuniones y las posibilidades de conversar de Estado a Estado, como en este caso sería con el Estado Vaticano, los problemas, las políticas públicas, las políticas internacionales que son de interés de ambos".

En agosto pasado, en la antesala del tedeum ecuménico por Fiestas Patrias, el Presidente Piñera evaluó no asistir a la ceremonia debido a que Ezzati sería quien presidiría la ceremonia. Esto, en medio de la citación que había cursado, por esos días, la Fiscalía por un eventual encubrimiento del cardenal en los casos de abusos, declaración que está fijada para esta jornada. El Mandatario además ha acusado a las altas autoridades de la Iglesia de no haber prevenido "muchos abusos".

En Palacio dicen que el encuentro entre ambos se dará en un buen momento, donde el Presidente habrá conseguido así reunirse con dos líderes mundiales, uno de ellos el Papa y otro el Mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, con quien ya se reunió la semana pasada. Además, se da en un escenario, dicen las mismas fuentes, donde el Papa ya ha tomado medidas condenando los abusos de la Iglesia chilena.

"Creemos que las señales que ha dado el Papa Francisco a la Iglesia Católica de nuestro país, son señales de una Iglesia que se pone de parte de las víctimas", sostuvo la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez.

Previo a su llegada a Roma, Piñera tendrá una nutrida agenda con líderes mundiales. El Jefe de Estado arribará primero a París, el próximo 6 de octubre, donde se reunirá con su par de Francia, Emmanuel Macron. Luego se trasladará a Madrid, donde se reunirá con el jefe de gobierno, Pedro Sánchez. Posteriormente irá a Alemania, donde sostendrá una cita con Ángela Merkel, y luego viajará hasta Bélgica donde se reunirá con el rey. También participará de foros y se reunirá con el Parlamento Europeo.

Piñera durante su gira estará acompañado del canciller Roberto Ampuero; de la primera dama, Cecilia Morel; de una delegación de parlamentarios, entre ellos Juan Antonio Coloma, Andrés Allamand y Luciano Cruz Coke; y de una delegación de empresarios, entre ellos Alfonso Swett.

En el gobierno afirman que el despliegue internacional de Piñera busca dar un reimpulso a la economía chilena.

Comenta