Pustilnick, Giustinianovich y Bravo: ¿Quiénes son los coordinadores de las comisiones de la recta final de la Convención?

El martes se determinó quiénes serán los coordinadores de las tres nuevas comisiones de la Convención Constitucional. En el caso de Armonización, resultaron claves las conversaciones entre quienes resultaron electos con la centroderecha y los escaños reservados, a quienes se les aseguró respetar el reglamento y no restringir los artículos relativos a la plurinacionalidad, respectivamente. Como resultado, Amaya Álvez, del Frente Amplio, vio frustrado su intento de quedarse con la coordinación.




“No Neutrales logra Armonización y Preámbulo, lo que se suma a la vicepresidencia (de Gaspar Domínguez). Estamos haciendo magia”.

De esa forma, uno de los convencionales de No Neutrales bromeaba sobre los resultados obtenidos durante la mañana del martes en dos de las nuevas comisiones que el próximo lunes debutarán en la Convención Constitucional.

En el caso de Preámbulo, se definió que el coordinador que se suma a la ya electa Adriana Cancino (Colectivo Socialista) es Jorge Abarca (No Neutrales). En tanto, los convencionales Tammy Pustilnick (No Neutrales) y Daniel Bravo (Pueblo Constituyente) se harán cargo de coordinar la Comisión de Armonización, instancia que estará encargada de visibilizar las contradicciones, errores gramaticales o problemas de coherencia del borrador de nueva Constitución.

Pustilnick (35) es abogada, máster en Derecho y cofundadora de la Corporación Descentralizadas. También ha participado como abogada pro bono en la Fundación Iguales. Al interior de la Convención participó de las comisiones de Forma de Estado -donde tuvo un rol relevante en empujar el concepto de Estado regional que terminó aprobando el pleno- y la de Reglamento.

Bravo (40), en tanto, también es abogado. Se ha desempeñado como académico de la Universidad Católica del Norte. Al interior de la Convención, fue uno de los coordinadores de la Comisión de Reglamento y formó parte de la de Sistema de Justicia.

Sin embargo, detrás de la magia de los dos No Neutrales electos hubo una estrategia. Fuentes de la Convención revelan que a Pustilnick se la vio en los pasillos conversando con algunos convencionales de centroderecha. Según comentan desde este sector, las conversaciones giraron en torno a su voluntad de hacer respetar el reglamento si salía electa coordinadora.

De igual forma, según cuentan algunos convencionales, Bravo envió un mensaje de WhatsApp a miembros de los colectivos de centroderecha, en el que se comprometía a cumplir con el reglamento al pie de la letra en lo que respecta a Armonización, por lo que desde ese sector se decidieron por apoyarlo a él y a Pustilnick.

La señal que los coordinadores enviaron fue bien recibida por la derecha, pues en este sector, según revelan, no confían en que alguien del Frente Amplio -como Amaya Álvez, que aspiraba a dirigir la instancia- cumpla el reglamento como ellos han exigido. La movida fue decisiva, pues antes de consagrarse como coordinador, Bravo y Álvez estaban empatados, ambos con 19 votos.

La oferta de cumplir con el reglamento no es algo menor para la centroderecha. En las últimas semanas, junto al Colectivo del Apruebo, han reclamado en repetidas ocasiones que ha habido faltas al reglamento que rige a la Convención. Por ejemplo, ambos colectivos criticaron duramente la inclusión del artículo relativo al quórum de insistencia del Congreso de Diputadas y Diputadas rechazado en Sistema Político en el informe de la Comisión de Sistema de Justicia.

Además, desde los escaños reservados revelan que Bravo también se acercó a hablar con ellos, por lo que decidieron entregarles su voto. Desde este grupo sostienen que terminaron de convencerse de votar por él debido a que, según cuentan, se comprometió a no restringir los artículos aprobados en el pleno referidos a la plurinacionalidad. Así, Rosa Catrileo (Pueblo Mapuche) y Luis Jiménez (Pueblo Aimara) también votaron por él.

Si bien descartan que tengan un problema puntual con Álvez -a quien consideran una aliada-, desde el grupo de los escaños reservados señalan que las relaciones con el Frente Amplio son algo más problemáticas, pues algunos de sus representantes, dicen, se han desligado de las causas indígenas.

En todo caso, desde No Neutrales señalan que ven con buenos ojos que la dupla que coordine la comisión esté compuesta por Pustilnick y Bravo, en lugar de Álvez. Esto, según argumentan, porque creen necesario desconcentrar el poder, por lo que no habría resultado conveniente que alguien que previamente ya fue coordinadora de la Comisión de Reglamento y vicepresidenta adjunta hoy esté dentro de la coordinación de esta instancia.

Como sea, el trabajo de la Comisión de Armonización comenzará este lunes y sus dos coordinadores tienen claro a lo que se enfrentarán. Pustilnick explica que esta instancia es “aquella donde finaliza el trabajo de todos estos meses de la Convención. Ya tendremos todos los artículos aprobados por el pleno y ahora lo que corresponde es ordenar y darle la consistencia necesaria a nuestro proyecto de nueva Constitución”.

“Los alcances de esta comisión se vinculan a aspectos formales: debe levantar alertas sobre duplicidades, incoherencias o vacíos legislativos, proponiendo aportes de redacción con técnica legislativa, preocupándose, eso sí, de no alterar bajo ningún respecto el fondo del articulado”, detalla la convencional.

Por su parte, Bravo aclara que esta comisión “no puede alterar, modificar o reemplazar una norma constitucional aprobada. Sólo puede hacer directamente correcciones de sintaxis, gramaticales y ortográficas”. Pustilnick complementa que la comisión podría alterar el orden de presentación de los artículos y fusionar normas, algo relevante si se considera que actualmente el borrador supera las 450 normas.

“Asimismo, la comisión es responsable de darle una estructura formal al texto constitucional: capítulos, títulos, ordenando el articulado aprobado. También debe identificar posibles inconsistencias entre los contenidos aprobados, y en ese caso puede hacer propuestas al pleno, para que éste resuelva”, señala Bravo.

Giustinianovich en la cabeza de las Transitorias

La mañana del martes también se determinó que Elisa Giustinianovich (Movimientos Sociales) será una de las coordinadores de la Comisión de Normas Transitorias, instancia que tendrá la tarea de elaborar las regulaciones que establezcan el procedimiento y los plazos de implementación de las normas que contendrá la nueva Carta Magna, si es que se aprueba en el plebiscito de salida del 4 de septiembre.

Giustinianovich (37) es bioingeniera, académica y doctora en Ingeniería Química. También integra la Coordinadora Feminista de Punta Arenas y la Plataforma Feminista Constituyente y Plurinacional. Anteriormente, se desempeñó como vicepresidenta adjunta de la Convención, durante el primer período de la mesa directiva, cuando esta era encabezada por Elisa Loncon (Pueblo Mapuche) y Jaime Bassa (Frente Amplio). También conformó las comisiones de Forma de Estado y de Participación Popular.

La nueva coordinadora emitió una de las declaraciones quizás más comentadas al interior de la Convención relativa a las normas transitorias, pues en marzo señaló que era partidaria de que “en un plazo de un año se llame a elecciones y reseteamos todo”, lo que algunos interpretaron como una señal en contra de dar períodos de gracia a los poderes constituidos.

Consultada al respecto, la convencional asegura que “es una frase sacada totalmente de contexto, en un podcast, que, por cierto, en ningún caso refleja una posición política en torno a cómo nosotros vemos que tiene que desplegarse este tránsito. Sabemos desde un primer momento que tiene que ser paulatino, paso a paso”.

Giustinianovich afirma que la comisión se encargará de construir un sistema normativo que permita modelar y proponer “un tránsito armónico y paulatino desde el actual orden constitucional hacia el nuevo que estamos proponiendo acá en la Convención”. “Va a ser fundamental que podamos elaborar un sistema coherente que pueda proponer estas transformaciones de carácter orgánico, que permitan hacer una bajada y un despliegue del texto constitucional a través de mandatos claros a los poderes constituidos, principalmente Ejecutivo y Legislativo”, agrega.

Por lo mismo, entre los convencionales es común la idea de que Giustinianovich se ha moderado. Desde el Colectivo Socialista afirman que sus convencionales apoyaron su candidatura pese a que la consideran “dura”, pues confían en que “tiene las capacidades” que exige el cargo. “Ella y Movimientos Sociales entienden bien el rol institucional que jugar cuando se es coordinadora”, comentan desde el Colectivo Socialista.

En esta línea, desde el Colectivo del Apruebo manifiestan que ven con buenos ojos que Giustinianovich haga dupla con Eduardo Castillo, de ese colectivo, quien consiguió la segunda mayoría durante las votaciones de ayer, pero que no ha podido posicionarse como coordinador aún.

Ambos se conocen por su trabajo en conjunto en la Comisión de Forma de Estado. Por lo mismo, comentan que, pese a sus diferencias ideológicas, podrían trabajar bien juntos y, de alguna forma, representar de manera amplia a los colectivos.

El triunfo de Castillo sería significativo para el Colectivo del Apruebo, debido a que, hasta el momento, nunca han ocupado el cargo de coordinador de una comisión, ni tampoco han tenido un vicepresidente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.