No solo de Covid-19: 5 consejos útiles para prevenir todo tipo de enfermedades respiratorias

¿Sabías que el 80% de los gérmenes se esparcen a través de lo que tocamos? Así lo asegura al menos el doctor Philip Tierno en su libro "The Secret Life of Germs". Y ante la pandemia del coronavirus, hoy más que nunca, es necesario entender que los hábitos que estamos adquiriendo no hay que abandonarlos nunca. Aprendamos a prevenir todo tipo de enfermedades.




Los virus y las bacterias que ocasionan las enfermedades respiratorias como gripe, bronquiolitis, neumonía y ahora, este coronavirus, se transmiten por las pequeñas gotas que expulsa una persona infectada al toser o estornudar sin cubrirse la boca correctamente, y que pueden depositarse en objetos y superficies.

Para prevenir la propagación de los gérmenes que causan estas enfermedades es importante adoptar ciertos hábitos -que ahora los hemos ido adquiriendo obligatoriamente- como lavarse las manos con frecuencia y, limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso cotidiano.

A continuación, una lista de consejos simples y muy útiles para prevenir este tipo de infecciones respiratorias, que, si aplicas, mantendrás mucho más sano y a salvo a tu hogar:

1. Lavarse las manos frecuentemente

Nos lo han repetido hasta el cansancio, pero es lo más ayuda a la prevención de los contagios: lavar las manos con frecuencia con agua y jabón durante 20 segundos como mínimo, y utilizar entre lavados, un desinfectante de manos a base de alcohol (con entre 70% y 95% de concentración, dicen los expertos).

Se debe prestar especial atención a ambas caras de las manos, al espacio entre los dedos, debajo de las uñas y entre los anillos. Está científicamente comprobado que la eficacia del jabón común y el antibacterial es similar, lo crucial es el lavado de manos de manera correcta. Revisa esta nota que hicimos en Práctico, con el paso a paso de un correcto lavado de manos.

2. Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso cotidiano.

Hoy más que nunca, hemos entendido la importancia de, más allá de limpiar, mantener unas desinfección en forma regular de las superficies de la casa y del lugar en el que trabajamos. Limpiar no es lo mismo que desinfectar, y existen productos distintos para lograr estos objetivos.

¿Pero en qué hay que fijarse al momento de desinfectar? El mejor consejo de todos, es utilizar productos que aseguren eliminar virus y bacterias en un 99,9% como el cloro diluida (la dosis recomendada es una taza de 240 cm3 en 5 litros de agua), un producto de bajo costo, apto para su uso frecuente, y rápido, ya que en 5 minutos desinfecta las superficies.

Ojo con esto, los detergentes comunes no son desinfectantes, y esto es muy importante si queremos mantener a raya los virus y las bacterias que nos acechan. Además del cloro, otra gran opción son las toallitas desinfectantes, que son una forma fácil y rápida de eliminar los virus y bacterias, sobre todo cuando el tiempo apremia, en momentos de teletrabajo, por ejemplo.

Si necesitas hacer una desinfección profunda y rápida, toallitas y ya está.

3. Adoptar medidas de higiene respiratoria: toser o estornudar cubriéndose con el antebrazo

No nos vamos a cansar de repetirlo. Al toser o estornudar, hay cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; y si elegiste esta última opción, de inmediato bota el pañuelo y lávate las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón durante 20 segundos.

Esto es para evitar diseminar las gotitas de saliva que se expulsan y evitar así la transmisión a través de las manos, la gran forma de contagio. En caso de toser o estornudar cubriéndose con las manos, se pueden contaminar los objetos o las personas que luego se tocan.

4. Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y objetos que pueden estar contaminados con virus o bacterias. Si uno se toca los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, puede transferir los virus o las bacterias de las superficies u objetos a uno mismo.

Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca y desde allí, el virus puede entrar en el cuerpo y causar el contagio de la enfermedad. Para tener en cuenta y aunque parezca curioso, está comprobado que los adultos tocan su cara 15.5 veces por hora; 2,5 veces se tocan los ojos; 5 veces la nariz y 8 veces los labios, lo cual representa una puerta abierta al ingreso de cualquier virus. Y, este Covid-19 que nos está atacando, es el rey del contagio vía nariz y boca.

5. ¿Debes salir? Precaución principal: distancia de los demás:

Si estás en cuarentena, voluntaria u obligatoria, y debes salir a comprar o a la farmacia o a pasear a tu perro, tienes que tomar siempre en cuenta la distancia con las demás personas. Mínimo 1 metro, ideal si se puede un poco más. Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotitas de líquido que pueden contener el virus. Si se está demasiado cerca, se pueden respirar las gotitas y con ellas el virus del Coronavirus COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad. Mejor, mantén tu distancia.

Presentado por Clorox

Comenta