Recomendaciones para comer y beber por delivery

Pizzas, sándwiches, platos preparados, vinos, licores y hasta carnes exóticas pueden comprarse hoy sin necesidad de salir de casa. Las opciones van desde supermercados en línea pasando por restaurantes con servicio de reparto y hasta viñas que venden de forma directa. Aquí algunos consejos para pedir online con éxito.



Paciencia con el supermercado

La compra en línea a supermercados viene funcionando desde hace décadas en Santiago. Sin embargo, en esta temporada de encierro ha crecido como la espuma. Por lo mismo, al usar esta modalidad en cualquiera de las cadenas que ofrecen el servicio, hay que tomar en cuenta que la entrega puede variar desde un par de horas hasta incluso un par de días. Así que vale la pena hacer la lista y comprar un poco antes de que las provisiones se nos comiencen a acabar en casa. Ahora bien, esta compra también se puede hacer a través de aplicaciones que tienen a shoppers que van al supermercado mientras uno se queda en casa. La más popular y con el mejor servicio —a mi juicio— es Cornershop.

Y aunque esta aplicación, en cuanto a la variabilidad de los tiempos de espera, puede llegar a tener los mismos problemas que si se compra directo a un supermercado, tiene la ventaja de que el shopper que hará la compra nos podrá consultar vía telefónica si tiene dudas con algún producto solicitado que no encuentra. O también para preguntarnos si olvidamos incluir algo cuando le hicimos el pedido. Eso sí, mientras más cantidad de artículos tenga un pedido, habrá menos posibilidades de que el despacho sea tan solo en unas horas. Así las cosas, independiente del medio que elijamos para pedir nuestros productos al supermercado, la palabra clave aquí es la paciencia.

El mundo de las aplicaciones

Para muchos, llamar por teléfono a un negocio para pedir que le envíen algo para comer a la casa, es una acción que ya quedó en el pasado. Ahora son las múltiples aplicaciones de delivery las que permiten que uno —sin interactuar con nadie— pueda vitrinear múltiples ofertas de pizzas, sandwiches, comida japonesa, árabe, china, crudos, pescado frito y más, para luego elegir un local y hacer el pedido. Uber Eats, Rappi y Pedidos Ya aparecen como las aplicaciones más usadas.

Es difícil establecer un servicio que esté por encima de los demás, ya que todo depende del horario en que se soliciten los pedidos. Obviamente, en horas de almuerzo y comida la demanda es más alta, por lo que los tiempos de envío se pueden extender. Otro detalle no menor es elegir preparaciones que resistan de mejor manera el traslado desde la cocina del restaurante al hogar.

Por ejemplo, en el caso de las pizzas, lo mejor es olvidarse de las que traen productos delicados, como rúcula o mariscos, los que se enfrían rápidamente y que además se estropean si uno en casa intenta recalentar. En cuanto a sándwiches, lo recomendable es evitar ingredientes fríos —como mayonesa, tomate o palta—, los que no harán más que disminuir aceleradamente la temperatura de nuestro sándwich mientras viene en camino. Además: ¿cómo calientas un churrasco italiano? Clásicos como el barros luco, el barros jarpas o hamburguesas con queso son los más indicados. Aún así, pida lo que se pida, vale la pena tener en cuenta que a ninguna preparación le hace bien un paseo en moto, por lo que vale la pena bajar las expectativas y no esperar algo idéntico a lo que comíamos en ese mismo restaurante antes del encierro.

Frutas y verduras

Con o sin encierro, hay cierto consenso en que la oferta de frutas y verduras de los supermercados no es la mejor ni la más barata. En tiempos normales, la opción más conveniente siempre serán las ferias libres o la Vega Central, pero dadas las circunstancias, la verdad es que se agradece encontrar un proveedor de estos productos que esté dispuesto a llevarlos a nuestras casas.

Las alternativas no son pocas por estos días, y en muchos casos lo que lleva a elegir a una por sobre otra es que tengan cobertura de despacho a la zona de la ciudad donde vivimos. Hay algunas empresas más grandes que distribuyen por casi todo Santiago, como agrototal.cl, verdulivery.cl y lafrutologia.cl. Esta última ofrece un servicio exprés en el que, si uno hace el pedido antes del mediodía, éste llegará a más tardar a las nueve de la noche. Todo un récord para los tiempos que corren.

Directo al local

Ya sea porque no quieren pagar el porcentaje que cobran las empresas de delivery (que no es poco), o porque derechamente prefieren hacer todo el trabajo solos, existen varios restaurantes santiaguinos que están ofreciendo su carta —o una selección de ésta— a domicilio, siendo su propio personal el encargado de repartirlo. Es el caso de tradicionales fuentes de soda como el Lomit’s de Providencia, Las Lanzas de Plaza Ñuñoa, y también de la pizzería Zero Zero, que es de los mismos dueños del restaurante Rívoli. Y hay más, porque el bar Jardín Secreto, de Vitacura, donde funcionaba el tradicional restaurante Europeo, también reparte a domicilio en toda la ciudad productos como rolls, hamburguesas y tártaros.

Un lujito

Más allá de la pandemia y el encierro, los que quieren —y pueden— también lograrán encontrar en el delivery algunas exquisiteces. Por ejemplo, el prestigioso restaurante Food & Wine Studio, de la chef Pilar Rodríguez, ofrece el despacho de una cena completa para dos personas, sellada al vacío, que sale todos los viernes desde la cocina del restaurante en Colchagua. En la misma línea está mesalista.cl, del reconocido chef Guillermo Rodríguez, quien desde el mundo de la banquetería pasó ahora al delivery de platos, también al vacío, todos con el sello de este cocinero. Y algo difícil de conseguir, incluso en tiempos de normalidad: carne de conejo. ¿En delivery? Claro, en conejofeliz.cl es posible pedir conejos enteros o trozados, los que llegan congelados a casa en dos o tres días.

El beber

En tiempos de encierro da sed, más aún cuando sabemos que las queridas botillerías de barrio se encuentran cerradas. Una excelente alternativa es recurrir a profesionales en la materia que además tienen delivery. Está el tradicional Supermercado Diez, donde se pueden encontrar vinos, licores y cervezas a muy buenos precios. Lo mismo sucede con la cadena liquidos.cl, que aunque permanecen con todos sus locales cerrados, están operativos para el delivery. Y si quieren comprar directo a una viña, pueden hacerlo, por ejemplo, en bouchonfamiliywines.com, y las botellas llegarán desde la misma viña hasta la comodidad de su casa. Pero ojo, los envíos de botellas suelen ser demorosos, y tardan, por lo general, entre tres y cinco días. Así que lo mejor es pedir todo con tiempo y no cuando arrecian ni el hambre ni la sed.

Comenta

Imperdibles