¿Reunión extraordinaria del Banco Central? Sorpresivo IPC de enero pone en debate necesidad de subir tasas en febrero

El Consejo del Banco Central en la reunión de enero

Tras el alza de 1,2% en el IPC de enero, el economista jefe de Scotiabank, Jorge Selaive, abrió la discusión al plantear la idea de una reunión en febrero, en vista de que queda aún más de un mes y medio para la cita de marzo. En lo que hay coincidencia entre los expertos es que es muy probable que el siguiente movimiento de la TPM sea otra vez de 150 puntos base.




El próximo 29 de marzo, en 49 días más, será la próxima Reunión de Política Monetaria del Banco Central.

¿Demasiado alejada?, eso es lo que plantea el economista Jefe de Scotiabank, Jorge Selaive, quien señaló en Twitter que “ante IPC de enero particularmente alto, el desanclaje inflacionario difícilmente cederá. Fijar Reunión de emergencia del Banco Central antes del 29 de marzo parece algo a evaluar. Quizás demasiado lejana la próxima reunión y muy complejo el escenario inflacionario para esperar”.

Hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero registró un alza de 1,2% respecto a diciembre, la mayor alza mensual para un enero desde 1990. Con esto, la variación en 12 meses llegó a 7,7%, su nivel más alto desde noviembre de 2008 (8,9%), muy superior a la meta del Central (3%) y en medio de los niveles inéditos de liquidez que hay en el país debido a las transferencias del Estado y los retiros de fondos previsionales.

Si se realizara una reunión adicional del Banco Central, no sería un hecho inédito. El 16 de marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia del coronavirus en Chile, el instituto emisor decidió tener una cita de emergencia de su consejo, donde acordó reducir la tasa de interés de política monetaria en 75 puntos base, hasta 1%, e implementar un conjunto de medidas adicionales orientadas al buen funcionamiento del mercado financiero.

Lo que más preocupaba en ese entonces era justamente el funcionamiento del sistema financiero, en un contexto en el que el país se iba a cuarentena y había muchas dudas sobre cómo seguirían funcionando los flujos.

Por lo mismo, el gerente de macroeconomía del Grupo Security, César Guzmán, no está de acuerdo con esta idea de Selaive, ya que “no hay un problema de estabilidad financiera. Es un problema de inflación alta, que se tiene que solucionar con alzas de tasas, lo que está haciendo el BC”.

Así, el experto indica que la inflación alta de hoy “responde a las condiciones que hubo durante gran parte de 2021. El Central recién empezó con los ajustes en la segunda mitad, pero la restricción monetaria (TPM sobre la neutral) se dio recién en diciembre”.

De esta forma, recién se estaría empezando a sentir con fuerza los esfuerzos que está haciendo el instituto emisor para contener la inflación.

El economista de Gemines Consultores, Alejandro Fernández, tampoco ve que sea necesaria una reunión adicional y, por el contrario, puede traer efectos negativos. “No veo tan critica la situación como para eso. Puede ser contraproducente. Una señal de pánico, que es lo que menos necesitamos ahora”, sostiene.

Agustín García, economista de Banchile, señala que “un adelatamiento de la reunión, creo que es algo muy incierto para predecir. La última vez que fijaron una RPM fuera de calendario fue por una crisis sanitaria inédita a nivel global”.

Por otro lado, el economista de Corpa, Pavel Castillo, coincide con Selaive, indicando que “puede ser una buena señal al Mercado que el BC adelante el alza de la TPM y explore otros mecanismos de control inflacionario. Creemos que, el ajuste estará en torno a los 150pb, llegando a 7%. En los meses que vienen podríamos seguir viendo valores desanclados del IPC en torno al 0,8-1,4%”

TPM y renta fija

En lo que sí hay más coincidencia es que el Banco Central subiría la tasa en 150 puntos base en su próxima reunión (sea en una extraordinaria o en marzo). García dinca que “antes del dato de IPC proyectábamos incremento de 100 pb, ahora no descartamos que sea un aumento mayor. La curva swap en pesos está internalizando un alza en torno 150 pb”.

Fernández en tanto dice que un alza de 150 puntos base en la reunión de marzo “es un dato”, es decir, ya se da por hecho.

“En su próxima RPM de marzo, el Banco Central aumentaría nuevamente de forma importante la TPM, evaluando nuevamente alzas entre 100 y 150 puntos base en su próxima reunión”, señala un informe enviado por Scotiabank a sus clientes.

En BICE creen que el BC “continuaría subiendo su tasa de política monetaria en sus próximas reuniones, esperando la posibilidad de alcanzar un nivel cercano a 7,50% - 8,00% en algún momento del primer semestre. Lo anterior, debido a que esperamos una corrección al alza en las perspectivas de inflación para el 2022, en donde podríamos observar una convergencia hacia una tasa en torno al 5,5% (desde el 4,6% previo a la publicación del IPC de este martes)”.

El impacto de la mayor inflación se sentirá inmediatamente en los precios de los activos. Luis Flores, gerente general de STF Capital, señala respecto de las tasas a largo plazo, que, “en el caso de las tasas largas a mi juicio tanto las tasas en pesos y las tasas en UF deberían subir producto de que vamos a tener mayores alzas de tasas por parte del BC para contener la alta inflación. Creo que si el BC no se reúne de emergencia ante esta situación y espera al 29 de marzo para su próxima reunión las alzas de las tasas largas va a darse de una manera muy fuerte por eso es importante tomar medidas inmediatas o próximas y no esperar hasta el 29 de marzo. Veo el BTU 5 a niveles del 2.50% y el BTP 5 a niveles del 6.25%”.

En tanto, “para las tasas de corto plazo veo que las tasas en pesos deberían tener un alza ante las expectativas de seguir retirando los estímulos monetarios para poder contener la alta y desanclada inflación. Las tasas cortas en UF pueden tener una mayor caída y recoger no sólo ganancias de capital sino también el premio por el mayor devengo por este 1.2%”, agrega Flores.

Guillermo Kautz, gerente de renta fija de la AGF De MBI, sostiene que “el mercado incorporará rápidamente un aumento de la TPM” de hasta 150 puntos básicos, donde la TPM incluso podría “llegar a 7,5%, y antes el mercado esperaba un 7%”.

Ante ese escenario, afirma Kautz, “los papeles en UF hasta 5 años siguen y seguirán siendo un buen refugio para este escenario inflacionario, mientras que los papeles nominales serán los más castigados”.

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, detalla que al cierre del mercado los papeles en pesos a 10 y 20 años subieron en promedio 20 puntos básicos.

“El escenario que internaliza el mercado sobre la TPM no me parece un locura dada la sorpresa del IPC de hoy, en el cual hay alzas bastante importantes en diversos bienes y servicios, eso sumado a un escenario externo en el cual gran parte de los bancos centrales están subiendo tasas”, dice Ogaz.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.