Fintech en Chile apuestan por el creciente mercado de remesas

De acuerdo al Banco Central, en 2020 los envíos de dinero de inmigrantes al exterior se incrementaron 18% en comparación a 2019. Y sumado a la necesidad de enviar dinero a las familias, se generó un segmento de negocios atractivo para las fintech que están abordando con bajos costos.


En medio de una crisis económica como la que hoy atraviesan distintos países -ya sea a causa de la pandemia o por motivos socio-políticos - el envío de remesas se ha transformado en un fuente relevante para apoyar a los hogares de naciones más vulnerables.

Tras la llegada del Covid-19 a Latinoamérica y gran parte de países vulnerables, todos los pronósticos apuntaban a un descenso en el envío de remesas durante el 2020, aunque fonalmente terminó con una caída moderada. Según las cifras del Banco Mundial, el año pasado se registró un flujo de US$ 540.000 millones de remesas en todo el planeta, apenas un 1,6 % por debajo del total de 2019 correspondiente a US$ 548.000 millones.

De todos modos, en Chile la situación fue distinta. De acuerdo al Banco Central, en 2020 los envíos de dinero de inmigrantes al exterior se incrementaron 18% en comparación a 2019. Del total, US$627 millones se los lleva el país cafetero, influido por las remesas que tienen por destino final a Venezuela.

Es en este contexto en el que las fintech pusieron su mirada en este mercado. Desde hace un buen tiempo que en Buda.com y la Fintech Global66 observan el comportamiento del mercado de las remesas, y junto con ello algunos de sus principales problemas: el costo, el tiempo que demoran en llegar a destino, y que generalmente requieren la realización de trámites de manera presencial. Y es por esto que hace algunos días, optaron por abrirse a nuevas formas que faciliten una mayor inclusión financiera, ya sea a través de una app en el celular o incluso en criptomonedas.

Envíos en criptomonedas

Hace unos días y en marco de los más de 30 mil usuarios nuevos que entran al ecosistema de criptomonedas cada día, el exchange de criptodivisas Buda.com anunció su apertura al envío de divisas digitales a distintos países a partir del protocolo Lightning Network.

Pero ¿cuál es la novedad considerando que ya existe la red financiera Bitcoin, la cual permite comprar, vender e incluso enviar dinero por internet sin la necesidad de intermediarios? A diferencia de la plataforma habitual -que puede demorar hasta 10 minutos en operar y exige el pago de dólares extra por las transacciones realizadas-, esta nueva tecnología permite transferir bitcoins de manera instantánea y prácticamente gratis.

“Lightning Network es una tecnología denominada ‘de segunda capa’. Eso significa que funciona por sobre la red principal de Bitcoin”, es decir, permite que la red “escale a millones de transacciones por segundo sin la necesidad de que la minería se intensifique”, explica Guillermo Torrealba, CEO del exchange.

Una herramienta que solucionaría la ineficiencia de la red Bitcoin respecto de los micropagos.

“Así, una persona en Chile que usa la red Lightning puede pagarle a alguien con quien no ha interactuado jamás en Tanzania. Simplemente porque el chileno ha interactuado con alguien que, a su vez, se ha relacionado con otra persona que ha contactado al destinatario de los fondos. Así, mecánicamente, funciona la magia de Internet. Bitcoin es el Internet del dinero”, agrega.

De esta forma, quienes opten por enviar dinero a otros países podrán hacerlo a partir de sus celulares a partir de costos que no superan un centavo de dólar. Mientras que los destinatarios podrán recibir el monto transferido en bitcoins, para luego convertirlo en su moneda local.

Una herramienta que, a juicio de Cristóbal Pereira, CEO de LatAmTech Finance, responde a “las demandas de sus mismos clientes migrantes de otros países”, principalmente de Venezuela y Colombia. Pues, tal como indica, “la pandemia aceleró esta adopción por parte de migrantes, quienes al verse imposibilitados de ir presencialmente a las oficinas de las empresas, se vieron en la necesidad de utilizar herramientas tecnológicas. Y ahí claramente bitcoin y las criptomonedas sacan un valor agregado bastante más que otros sistemas”, dice.

Pero en Buda.com no solo apuntan al sector de remesas, sino también al pago de productos y servicios por internet, reduciendo así las comisiones que paga el cliente final y el comercio. De manera que esta tecnología podría beneficiar a aquellas personas que trabajan para empresas extranjeras y que al momento de cobrar su sueldo, pierden una parte importante en comisiones.

“Al usar bitcoins en la red Lightning Network pago la comisión de la plataforma donde compré las criptomonedas, y quien recibe paga la comisión de la plataforma donde vende. Pero tal vez las recibí como pago por otro trabajo y entonces ni siquiera tuve que pagarle a un intermediario”, explica el CEO de Buda.com.

Remesas al alcance de una app

Una de las principales dificultades al momento de enviar dinero al extranjero es que la mayoría de las veces el trámite requiere la presencialidad de quienes desean transferir remesas. Es por esto que la Fintech latinoamericana Global66 pensó cómo agilizar el trámite, e impulsó una billetera digital en Perú y Chile que puede ser usada a través del sitio web de la firma.

Pero desde la compañía fueron más allá, y hace unos días lanzaron una nueva aplicación móvil que además de facilitar su uso, amplió la oferta de países en los cuales está disponible, sumando así a Argentina, México y Ecuador.

Según explica Tomás Bercovich, CEO de Global66, la nueva app disponible en IOs y Android permite, por una parte, enviar dinero entre billeteras digitales de manera instantánea, ya sea a nivel local como internacional. Mientras que por otro lado, agiliza el envío de remesas a más de 55 destinos en todo el mundo, “llegando directamente a la cuenta de ahorro del beneficiario”, cuenta.

Y señala que, por ejemplo, “si voy a hacer un envío de Chile a Perú, me va a pedir definir cuántos pesos chilenos voy a enviar, y automáticamente me aparecerá cuánto será el monto real que le llegue a la otra persona en soles peruanos”.

Además, desde la firma -que su última ronda de inversión de Serie A recibió US$ 12 millones por parte de Quona Capital- aclaran que a diferencia de otros operadores tradicionales la nueva app de Global66 no cobra comisión, ya que se basan en la tasa de cambio del día.

Una herramienta que no solo mejoraría la transferencia de dinero entre personas de distintos países, sino que además le permitiría al destinatario tener ahorros en otras monedas. “Las monedas emergentes son muy volátiles en comparación con monedas como el dólar estadounidense”, cuenta Bercovich, por lo que “la posibilidad de enviar dinero a otros países y tener un ahorro en otra moneda o una inversión, es una salida que varios latinoamericanos consideran para protegerse de la alta inflación y devaluación de las monedas”, dice.

Por su parte, Lucas Patanó, Chief Product Officer de Global66, señala que desde la compañía buscan que “la experiencia de uso de nuestras herramientas sea de calidad para las personas, ofreciéndoles costos de transferencias muy competitivos y siendo completamente transparentes en el sentido en que se puede ver en tiempo real el tipo de cambio, previo a la realización de cualquier transferencia internacional”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.