Abogado del gobierno ante el Tribunal Constitucional (TC): "El debate constitucional no es sobre si gusta o no el proyecto de 40 horas"

Imagen JOSE FRANCISCO GARCIA056

El abogado constitucionalista José Francisco García agregó que "estamos evaluando las distintas mociones parlamentarias o indicaciones en las cuales vemos esta vulneración. Luego, hacemos una recomendación. El que toma la decisión final de requerir uno, dos, tres o más proyectos es el Presidente de la República".




El abogado constitucionalista José Francisco García, junto a su par Gastón Gómez, lideran el equipo jurídico al que el gobierno encomendó estudiar el requerimiento ante el Tribunal Constitucional (TC) por el proyecto de 40 horas de las diputadas Vallejos-Cariola y otras iniciativas parlamentarias. Sobre la materia, García es tajante: "Llega al punto en que hay que decir: basta, y ese es el mensaje que están dando el Presidente".

Desde la perspectiva constitucional, ¿cómo se abordará el tema?

-Lo que nos encargó el Presidente es hacer una evaluación técnico-constitucional de una práctica que se ha venido desarrollando con fuerza en el último año, que cuestiona sus prerrogativas constitucionales en diversos ámbitos, no solamente en materia de iniciativa exclusiva, sino también en materia de urgencias, y que es inconstitucional.

Por ejemplo, el proyecto de 40 horas...

-Ese es el momento en que esto cristaliza, el paradigma. Y empieza a ocurrir que, por ejemplo, presidentes de comisiones desatienden abiertamente las recomendaciones técnicas de constitucionalidad que les da el secretario de comisión.

¿Como la diputada Yeomans en la comisión de Trabajo?

-Eso está muy marcado en la comisión del Trabajo.

A su juicio, ¿qué cambió en el Congreso que provocó que esto comenzara a suceder?

-Por regla general, los presidentes de comisión de ambas cámaras suelen ser bastante rigurosos en la aplicación de las inadmisibilidades de proyectos de ley que son abiertamente inconstitucionales. A principios de 2017, la moción de reducción de jornada de las parlamentarias Vallejo y Cariola fue declarada inadmisible. Lo que cambió es que la Comisión de Trabajo actual pese a esos precedentes, así como la opinión técnica del secretario de la Comisión, los dejó de lado por interés político.

¿Cuáles son los argumentos que presentarán al TC?

-La iniciativa exclusiva del Presidente es una institución que tiene mucha fuerza y solidez en nuestra Constitución y que recoge, además, nuestra historia y tradición constitucional. Según esto, si el Presidente es íntegramente responsable por la administración financiera y presupuestaria del país, debe tener los medios para poder lograrlo y ser responsable ante la ciudadanía. Por lo tanto, no solo es un pilar de nuestra tradición constitucional presidencialista, sino que también tiene mucho arraigo en los precedentes del tribunal constitucional, incluso en lo reciente.

Se ha dicho que el gobierno objetará el proyecto de 40 horas porque no quieren legislar sobre el tema y hay críticas al rol del TC…

-El debate constitucional no es sobre si gusta o no el proyecto de 40 horas, es sobre si se está vulnerando las prerrogativas del Presidente de la República en un instrumento bien preciso que es la iniciativa exclusiva en materia de algunas leyes. Hay una serie de ámbitos donde distintos parlamentarios están presentando proyectos de ley en que violan las prerrogativas exclusivas del Presidente. Entonces, llega al punto en que hay que decir: basta y ese es el mensaje que está dando el Presidente. Sobre lo segundo, me parece un poco oportunista esa crítica, porque hace tres meses la oposición liderada por el Frente Amplio llevó un requerimiento al TC precisamente en una materia de forma, en el caso del TPP11, pidiendo que una ley simple fuera declarada orgánica constitucional.

¿Qué sigue?

-Estamos evaluando las distintas mociones parlamentarias o indicaciones en las cuales vemos esta vulneración. Luego, hacemos una recomendación. El que toma la decisión final de requerir uno, dos, tres o más proyectos es el Presidente de la República.

¿Hay fecha de cuándo podrían presentarse?

-Depende de la decisión del Presidente y que se haya materializado una voluntad legislativa clara en los proyectos de ley.

¿Al pasar a la Sala, por ejemplo, en el caso de 40 horas?

-El proyecto de 40 horas lleva un debate todavía inicial en la Comisión, pero una vez que pase a la Sala o que avance, probablemente con nuevas indicaciones, es imposible que no afecte las atribuciones del Presidente. En ese momento ya se puede requerir al TC.

¿Prioritariamente sería por 40 horas?

-Puede haber proyectos que estén más avanzados y que el Presidente decida presentar requerimientos, antes del de 40 horas.

¿Esto descarta el veto presidencial?

-No. El Presidente tiene sus instrumentos y potestades para ejercerlas. Esas son decisiones que toma él.

Comenta