Beijing pide a Alibaba que se deshaga de sus activos de medios

FILE PHOTO: Alibaba Group co-founder and executive chairman Jack Ma attends the World Artificial Intelligence Conference (WAIC) in Shanghai, China, September 17, 2018. Picture taken September 17, 2018. REUTERS/Aly Song/File Photo

Bajo el liderazgo de Jack Ma, la compañía construyó una formidable cartera de participaciones en medios.




El gobierno de China ha pedido a Alibaba Group Holding deshacerse de sus activos de medios, a medida que los funcionarios se preocupan más por la influencia del gigante de la tecnología sobre la opinión pública en el país, según personas familiarizadas con el asunto.

Las discusiones sobre el asunto se han mantenido desde principios de este año después de que los reguladores chinos revisaran una lista de activos de medios propiedad de la empresa con sede en Hangzhou, cuyo negocio principal es el comercio minorista en línea. Los funcionarios estaban consternados por lo expansivo que se han vuelto los intereses en los medios de Alibaba y le pidieron a la compañía que elaborara un plan para reducir sustancialmente sus participaciones en el sector, dijeron las personas. El gobierno no especificó qué activos deberían descargarse.

Alibaba, fundada por el multimillonario Jack Ma, ha reunido a lo largo de los años una formidable cartera de activos de medios que abarcan impresión, transmisión, medios digitales, redes sociales y publicidad. Las participaciones notables incluyen a la plataforma Weibo similar a Twitter y varios medios de comunicación impresos y digitales populares de China, así como el South China Morning Post (SCMP), un periódico líder en idioma inglés en Hong Kong. Varias participaciones se encuentran en empresas que cotizan en bolsa en Estados Unidos.

No se pudo obtener el valor total de los activos de medios de Alibaba. Las participaciones en empresas que cotizan en bolsa tenían un valor de mercado combinado de más de US$8.000 millones antes de la apertura del mercado de valores estadounidense el lunes, según un recuento del Wall Street Journal. Eso incluye una participación de aproximadamente US$3,5 mil millones en Weibo y una participación de casi US$2,6 mil millones en Bilibili, una plataforma de video que es popular entre los chinos más jóvenes.

Una de las adquisiciones más destacadas fue el Post, que tiene sus raíces en la era del dominio colonial británico en Hong Kong. Alibaba también ha establecido empresas conjuntas o asociaciones con poderosos medios estatales como la Agencia de Noticias Xinhua y grupos de periódicos administrados por el gobierno local en las provincias de Zhejiang y Sichuan.

Se considera que la presencia de Alibaba en los medios de comunicación plantea serios desafíos para el Partido Comunista de China y su propio y poderoso aparato de propaganda, dijeron las personas.

El departamento de propaganda del partido no respondió a una solicitud enviada por fax en busca de comentarios.

Alibaba se negó a comentar sobre las discusiones con los reguladores relacionadas con posibles desinversiones en los medios. En un comunicado, la compañía dijo que es un inversionista financiero pasivo en activos de medios.

FILE PHOTO: The logo of Alibaba Group is seen at its office in Beijing, China January 5, 2021. REUTERS/Thomas Peter/File Photo

“El propósito de nuestras inversiones en estas empresas es brindar soporte tecnológico para la actualización de sus negocios e impulsar sinergias comerciales con nuestros negocios comerciales centrales. No intervenimos ni nos involucramos en las operaciones diarias de las empresas ni en las decisiones editoriales “, dice el comunicado.

Después de que se publicó una versión anterior de este artículo, el director ejecutivo del Post, Gary Liu, dijo en un memorando interno visto por el Journal: “Tenga la seguridad de que el compromiso de Alibaba con SCMP permanece sin cambios y continúa apoyando nuestra misión y objetivos comerciales”.

Las discusiones sobre la disposición de activos son el último desarrollo de una serie de enfrentamientos entre Beijing y Ma, quien alguna vez fue el empresario más célebre de China. A fines del año pasado, el líder chino Xi Jinping echó a perder personalmente los planes de Ant Group, la filial de tecnología financiera de Alibaba, de lanzar lo que habría sido la oferta pública inicial más grande del mundo, en medio de una creciente inquietud en Beijing por la compleja estructura de propiedad de Ant y las preocupaciones de que Ant estaba agregando riesgo al sistema financiero . Xi también estaba enojado con Ma por criticar sus esfuerzos por fortalecer la supervisión financiera.

Los reguladores antimonopolio también se están preparando para imponer una multa récord, de más de US$975 millones, por lo que llaman prácticas anticompetitivas en las plataformas de comercio electrónico de Alibaba, informó anteriormente el Journal, citando a personas con conocimiento del asunto. Además, se requeriría que Alibaba pusiera fin a una práctica en la que, según creen los reguladores, prohibía a los comerciantes en su sitio también vender productos en plataformas rivales.

Más allá de los medios de comunicación y el comercio minorista en línea, Alibaba también tiene una división de entretenimiento de tamaño considerable, que consiste principalmente de cotizada en Hong Kong Alibaba Pictures y Youku Tudou, una de las plataformas de transmisión de video más grandes de China. Los funcionarios también revisaron la cartera de entretenimiento de Alibaba, aunque las desinversiones totales en esa parte del negocio de la compañía pueden no ser necesarias, dijeron personas familiarizadas con las discusiones relacionadas con el negocio de entretenimiento de Alibaba.

No está claro si Alibaba necesitaría vender todos sus activos de medios. Cualquier plan que se le ocurra a Alibaba necesitará la aprobación del liderazgo superior de China, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

En los últimos años, han aumentado las preocupaciones en la oficialidad china sobre la influencia mediática de Alibaba y cómo la compañía puede haber aprovechado sus inversiones en noticias y redes sociales para remodelar las políticas gubernamentales consideradas desfavorables para sus negocios.

Esas preocupaciones aumentaron luego de un incidente en mayo del año pasado cuando se eliminaron decenas de publicaciones de Weibo sobre la supuesta participación de un alto ejecutivo de Alibaba en una relación extramarital.

Una investigación posterior de la Administración del Ciberespacio de China, el organismo de control de Internet del país, descubrió que Alibaba era responsable de la interferencia con las publicaciones de Weibo y dijo que la compañía había utilizado “capital para manipular la opinión pública” en un informe dirigido a los líderes, informó el Journal, citando a funcionarios que vieron el informe. Es el Partido Comunista el que domina la opinión pública en todas las plataformas de medios y el sector privado no debería asumir ese papel, dijeron los funcionarios.

Alibaba ha sido el cliente más grande de Weibo, habiendo contribuido con casi US$100 millones en ingresos por publicidad y marketing en 2019 a su plataforma, según los datos anuales más recientes disponibles.

En junio, el organismo de control de Internet reprendió públicamente a Weibo por lo que llamó “interferencia con la comunicación en línea” y le pidió que rectificara la situación. En noviembre, Xu Lin, subdirector del departamento central de propaganda del partido, dijo en un foro público que China debe “prohibir resueltamente la dilución del liderazgo del partido en nombre de la convergencia [de los medios], protegerse resueltamente contra los riesgos de que el capital manipule la opinión pública”.

No identificó a Alibaba por su nombre durante su discurso, pero usó las palabras que aparecieron en el informe del perro guardián cibernético.

Tener que deshacerse de sus intereses en los medios no es necesariamente una gran pérdida para Alibaba, ya que podría resurgir del ataque regulatorio en una posición más segura con Beijing después de haber renunciado a algunos activos no esenciales. También podría ayudar a que la empresa se aleje de futuros campos de minas políticos, ya que las autoridades mantienen un estricto control sobre los medios.

Alibaba no es el único gigante tecnológico chino que participa en los medios. El servicio de mensajería WeChat de Tencent se ha convertido en una de las principales formas en que los chinos comunes reciben noticias. Bytedance opera el popular generador de noticias Jinri Toutiao, que emplea inteligencia artificial para enviar noticias a cientos de millones de usuarios.

No está claro si otras empresas de tecnología tendrían que seguir el mismo patrón que Alibaba al considerar la eliminación de los activos de los medios.

Las inversiones en medios de Alibaba comenzaron antes de que la compañía alcanzara la fama internacional con su oferta pública inicial récord en la Bolsa de Nueva York en 2014. A lo largo de los años, Alibaba y Ant compraron participaciones en algunos de los medios de comunicación más populares del país, incluidos los centrados en negocios, Yicai Media, y los portales de noticias centrados en la tecnología, Huxiu.com y 36Kr.com.

Los medios de comunicación a menudo se acogieron con entusiasmo a las propuestas de Alibaba, dados los bolsillos profundos y la experiencia digital del gigante tecnológico. Desde que fue comprado por Alibaba en 2016, el SCMP ha ampliado su oferta de noticias digitales y su personal editorial y ha completado un cambio de imagen de su sede en Hong Kong.

A algunos periodistas y lectores les preocupaba que Alibaba, que tiene oficinas unos pisos más arriba de la sala de redacción del Post, interfiriera con la cobertura del periódico para complacer a Beijing. Pero el periódico a veces publicó historias que parecían desfavorables para el liderazgo chino, incluida una amplia cobertura de las protestas de Hong Kong en 2019 y 2020 y el creciente control de Beijing sobre la ciudad.

Ma, al explicar las razones de su adquisición del Post, dijo en un foro público en 2017 que nunca interfirió con las operaciones de la sala de redacción y que respetaba el periodismo.

“[Nosotros] no debemos dejar que los medios caigan, no debemos dejar que los medios se pierdan y no debemos permitir que los medios pierdan una comunicación objetiva y racional por el dinero”, dijo Ma en el evento organizado por Xinhua.

Los activos de medios que posee Alibaba incluyen:
100% del <b>South China Morning Post</b> , el principal periódico en inglés de Hong Kong.
Casi el 37% de <b>Yicai Media Group</b> , uno de los medios de comunicación más influyentes de China.
Aproximadamente el 30% de <b>Weibo</b> , una plataforma de redes sociales similar a Twitter. Su participación está valorada en más de US$3.500 millones.
6,7% de <b>Bilibili</b>, una plataforma de video popular entre los chinos más jóvenes. Su participación tiene un valor de casi US$2.600 millones.
5% de <b>Mango Excellent Media</b>, una subsidiaria de Hunan TV, administrada por el gobierno. Su participación vale alrededor de US$819 millones.
Casi el 5,3% de <b>Focus Media</b> , la red de publicidad offline más grande de China. Su participación tiene un valor de casi US$1.200 millones.
<b>Los activos de medios que posee Ant incluyen:</b>
16,2% de <b>36Kr</b>, un medio de comunicación digital que cotiza en Estados Unidos. Centrado en tecnología. Su participación tiene un valor de US$25 millones.
Antigua participación del 5,62% en <b>Caixin Media</b> , una de las fuentes de noticias más respetadas de China. Ant vendió su participación en 2019.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.