Consejo de Estabilidad Financiera advierte fuerte impacto en la recuperación de la economía si se aprueban nuevos retiros de los fondos de pensiones

En la mesa de reunión acompañan al Ministro Rodrigo Cerda, el coordinador macroeconómico y de finanzas internacionales, Cristóbal Gamboni, y el coordinador de mercado de capitales, Francisco Larraín.

Entre los principales efectos que la instancia que reúne a Hacienda, CMF, Super de Pensiones y BC, figuran un aumento en las tasas de interés de mercado, lo que afecta principalmente los créditos hipotecarios. Esto se traduce en un alza de los nuevos dividendos. Asimismo, dijeron, aumenta la incertidumbre sobre el futuro.




El avance del proyecto que busca permitir un cuarto retiro de un 10% de los fondos de pensiones está en el centro de las preocupaciones de las autoridades económicas. Y por ello, esta tarde se reunió el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF).

La instancia es presidida por el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, y está integrada por el presidente de la Comisión para el Mercado Financiero, Joaquín Cortez, y el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías. Por su parte, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, participa como asesor permanente de este consejo.

En el encuentro, el consejo analizó las implicancias que tendrá sobre la economía un cuarto retiro de los fondos. Entre sus principales mensajes se advirtió sobre los impactos en la recuperación de la actividad económica y se resaltó que los instrumentos con que se cuenta para mitigar los efectos no tendrán los mismos efectos que en los retiros anteriores.

“La aprobación de nuevos retiros, además de afectar severamente las pensiones actuales y futuras, producirá volatilidades sobre el sistema financiero mayores que las observadas durante los retiros anteriores, aumentando el riesgo de disrupciones en el mercado de renta fija y de crédito”. Lo anterior, enfatizan, “pondría en riesgo la recuperación de la economía tras la crisis del Covid-19 y elevaría la incertidumbre respecto de su futuro”.

Así, mencionaron que los efectos de los primeros tres retiros sobre variables macroeconómicas y financieras (precios de los activos, tipo de cambio, inflación, rentabilidad de fondos de pensiones y liquidez) fueron mitigados a través de las herramientas de que disponen las instituciones que participan en el CEF. Pero alertaron que “la efectividad de dichas herramientas se reduce por el efecto acumulado de sucesivos retiros y prácticamente se extingue en la medida que los retiros sean percibidos como un cambio estructural en el mercado financiero”.

Impactos en las familias

Sin perjuicio de otros efectos en la economía, el CEF detalló uno que afecta principalmente a las familias. Explicaron que un nuevo retiro impactaría la estabilidad financiera incidiendo en la situación económica de las personas, especialmente de aquellas más vulnerables. Así, se menciona que se “espera un aumento de tasas de interés en el mercado del crédito y un impacto especial en créditos de mayor plazo, como los créditos hipotecarios. Por efecto de este aumento, se produciría un alza de los dividendos, donde el aumento de la carga financiera afectaría en particular a los hogares de menores ingresos”.

Estos aumentos de tasas, señalaron, podrían provocar caídas adicionales en el valor de los fondos de pensiones con mayor exposición a renta fija, afectando a los afiliados que se encuentren en dichos fondos y a los pensionados por retiro programado. Y subrayaron que la mayor incertidumbre podría generar “una depreciación de la moneda, lo que, junto al mayor consumo, presionaría al alza los precios”.

Afirmaron que “los costos fiscales, producto de las exenciones del impuesto a la renta junto a los mayores costos del Pilar Solidario que implican los retiros, afectarán al mercado financiero y limitarán el uso alternativo de recursos”.

Por otra parte,  indicaron  que los adelantos de pensión para los jubilados de rentas vitalicias también generaría distorsiones. “Dependiendo de las características específicas que se acuerden para dichos anticipos, estos podrían aumentar los riesgos para el pago de más de 600 mil pensiones de rentas vitalicias y más de 2,5 millones de seguros de vida, además de generar un mayor costo del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia, afectando directamente salarios y empleo. Esto se puede traducir en alzas adicionales de las primas cobradas a personas y empresas”, sostuvieron.P

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.