Coordinador de la mesa técnica laboral: "La mesa apoya la idea de bajar la jornada semanal a 40 horas en promedio en períodos mensuales".

Imagen A_UNO_380622

Francisco Gallego dijo que el consenso apuntó a que la opción más realista era avanzar hacia la reducción a 40 horas promedio. Respecto a la gradualidad en la aplicación, indicó que los miembros de la mesa se inclinaron por incluir a todas las empresas sin distinción de tamaño.




La reducción de la jornada laboral volvió a estar en el centro del debate público. Una señal de aquello es que la mesa técnica transversal, convocada por el Presidente Sebastián Piñera antes del estallido de la crisis, terminó su informe y se lo entregó al Mandatario para su análisis.

En lo concreto, los expertos le recomendaron al Ejecutivo desechar su idea de reducir la jornada a 41 horas promedios, y avanzar mejor en una propuesta que reduzca la carga horaria semanal a 40 horas promedio en períodos mensuales, pero con gradualidad, para mitigar los posibles impactos en empleo y la productividad.

El coordinador de la mesa técnica y académico de la Universidad Católica, Francisco Gallego, detalló algunos de los ejes centrales del informe final que se dará a conocer en los próximos días.

¿Cuáles son ejes que aborda el informe de la mesa técnica transversal por la reducción de la jornada?

-El informe hace propuestas en tres grandes líneas: reducción normativa de jornada laboral; una estrategia nacional para la calidad de vida laboral e inclusión de grupos que hoy no participan en el mundo del trabajo. Es un "paquete" integral. Dentro de la reducción de jornada se considera apoyar la idea de bajar a 40 horas semanales de trabajo en promedio, se consideran medidas de adaptabilidad (como hace la mayoría de los países de la Ocde), gradualidad, potencial expansión al sector público y una reflexión sobre el momento oportuno, entre otras.

El informe plantea dos fórmulas para reducir la jornada: una apunta a que al quinto año todas las empresas reduzcan su jornada y la otra gradual escalonada en dos años, ¿sobre cuál de las dos existe más consenso?

-Hay dos fórmulas de mayoría: una que baja de 45 a 40 al quinto año desde la entrada en vigencia de la ley y otra en que la reduce de 45 a 42 al tercer año y luego de 42 a 40 al quinto año. Sin embargo, no hay más consenso sobre una u otra. Ambas reflejan experiencias previas que funcionaron más o menos bien y por ello la mesa propone ambas. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. Queda a los órganos políticos e institucionales considerar las opciones.

Dentro del proyecto de los parlamentarios se aprobó una indicación que permite una implementación diferenciada entre pymes y grandes empresas, ¿en este informe por qué no se considera esa opción?

-Por diferentes razones. La mayoría de la mesa laboral cree que el apoyo a las empresas más chicas se puede hacer por la vía de otros instrumentos de políticas públicas. De hecho, parte importante de nuestras propuestas de desarrollo de una estrategia nacional de calidad de vida laboral van a beneficiar especialmente a empresas más pequeñas. Además, no es obvio que se quiera crear tipos de trabajadores simplemente por desempeñarse en diferentes tipos de empresas.

¿Ustedes creen que el gobierno debería hacer suyo el proyecto de 40 horas y presentar indicaciones sobre el mismo?

-Nosotros apoyamos desde lo técnico. No tenemos recomendación de indicaciones. Lo que sí tomamos como un hecho de la causa, es la reducción a 40 horas. El punto es hacerlo del mejor modo.

¿El gobierno trató de influir en la decisión o de fijar su criterio?

-¡Claro que no influyó el gobierno en la decisión, sino sospecho que la mayoría de la gente de la mesa nos habríamos retirado de ella! Fue un debate y conversación extremadamente valiosa y yo diría republicana.

Más allá de las distintas recomendaciones, ¿cuál es la posición mayoritaria de la mesa laboral?

-La mayoría de la mesa apoya la reducción a 40 horas de trabajo promedio semanal en períodos mensuales, permitiendo la opción de que se aumente el período en el que se promedia si es que hay representación de trabajadores en sindicatos y grupos negociadores. Hay consenso en permitir esto cuando los sindicatos representan más del 50% de los trabajadores y existen opiniones mayoritarias de permitir esto. También hay que agregar el tema de horas extraordinarias y una serie de medidas para potenciar el uso del tiempo y mejorar la calidad de vida desde el Sence.

¿Dentro de sus propuestas está el suspender la tramitación del proyecto de 40 horas dada la coyuntura actual?

-Una de las propuestas de la mayoría de la mesa es evaluar la conveniencia de suspender temporalmente la tramitación del proyecto de reducción de jornada laboral en vista de la situación económica esperada para los próximos trimestres. Esta rebaja es una medida que puede ser muy beneficiosa si se hace en el momento adecuado, con una velocidad adecuada y con un acompañamiento adecuado.

¿Cómo se podría dejar en pausa?

-Se puede hacer una comisión tripartita con participación sindical, de empresas y del gobierno para que se vaya evaluando y se decida el mejor momento para implementar esto. Esa es una posición mayoritaria de la mesa.

En ese sentido, dada la situación de Chile ¿es realista postergar este debate que también es una de las demandas?

-Los casos previos sugieren que rebajas de jornada que se hacen en momentos complejos económicos, parecen ir asociadas a pérdidas de empleo. En casos en que la economía está en condiciones más normales, esto no sucede. Entonces, lo que decimos es: dado lo compleja de la situación actual y esperada para el 2020, ¿por qué no esperamos un poco y hacemos esto en el momento más adecuado, para que potenciemos los efectos positivos de esta medida?

Comenta