PULSO

PULSO

Pulso

Crédito informal y Tasa Máxima Convencional

Un reportaje de PULSO constató cómo las tasas de interés de los préstamos informales -a los que acceden quienes no tienen la posibilidad de recurrir a un préstamo bancario-, van entre 100% y 480% anual.


En un contexto en el que más de la mitad de las familias chilenas tiene problemas para cubrir sus gastos, (según la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares del INE el 60% de los hogares dicen tener gastos mayores a los ingresos que perciben), PULSO realizó un recorrido para conocer la realidad de los créditos informales, a la que se enfrentan miles de personas que en nuestro país no tienen acceso a un crédito formal.

Según el artículo, fue posible detectar prestamistas que entregan créditos a tasas de interés que van entre 100% y 480% anual.

Una realidad que obliga a replantearse las consecuencias que ha tenido la decisión de reducir la Tasa Máxima Convencional (TMC). Hace cuatro años se aprobó la ley que redujo la TMC que se le cobra a las personas que se encuentran en los rangos de mayor riesgo, desde el 56,94% al 35%. Según cifras de la Superintendencia de Bancos, tras esta decisión, las potenciales personas excluidas del sistema crediticio formal a noviembre de 2017 eran entre 205 mil y 275 mil. ¿Dónde pueden ir a financiarse esas personas?

La respuesta parece tenerla un informe que en abril pasado entregó la Cámara de Comercio de Santiago, en base a la encuesta de microdatos de la Universidad de Chile, en donde informó que el 14% de los hogares con deuda tiene créditos informales, lo que se compara con el 8,1% registrado en 2015.

En este escenario, llama la atención lo señalado hace algunas semanas por un grupo de parlamentarios de todos los partidos políticos, quienes descartan cualquier posibilidad de modificar esta ley. Su argumento es que muchos chilenos acceden hoy a mejores tasas bancarias gracias a esta iniciativa legal.

Ante las altas tasas de los céditos informales, y la realidad del efecto que ha tenido la reducción de la TMC en la desbancarización, habría al menos que estudiar las consecuencias reales provocadas por esta legislación.

Seguir leyendo