Ciberataque: Hong Kong fue el destino del dinero robado a Banco Consorcio

La denuncia fue hecha el 20 de noviembre en esa región. Linklaters es el estudio de abogados que representa al banco. Además, la compañía contrató a Microsoft para hacer el análisis forense.


Sin duda la ciberseguridad ha sido el tema del año para la banca. Justamente en 2018 se produjeron los únicos dos robos mediante ciberataques de los que se tiene registro en el país.

Primero fue Banco de Chile, al que le sustrajeron US$10 millones en mayo, y poco más de cinco meses después, a Banco Consorcio le robaron casi US$2 millones.

Ambos ciberataques tienen patrones en común, y uno de ellos es que el dinero llegó al mismo lugar: Hong Kong. Es más, al igual como lo hizo Banco de Chile en su momento, Banco Consorcio presentó una demanda el 20 de noviembre en esa región administrativa especial de China.

Para llevar adelante las acciones legales, la empresa contrató al estudio de abogados multinacional Linklaters, que tiene sede en Londres, pero también tiene oficinas en unos 20 países, incluido Hong Kong.

Es este mismo estudio de abogados el que está liderando las demandas presentadas por la entidad ligada al grupo Luksic y Citibank por el ciberataque.

En Chile la firma de abogados también ha realizado varias asesorías, como por ejemplo, al consorcio Aéroports de París, Vinci Airports y Astaldi Concessioni, en la concesión del aeropuerto de Santiago Arturo Merino Benítez, Nuevo Pudahuel.

También asesoraron en la documentación comercial para la Central El Campesino en el sur de Chile, que incluyó el acuerdo de venta y compra de GNL.

Por otro lado, con miras a conseguir todos los detalles de lo ocurrido, Banco Consorcio contrató a Microsoft para realizar un análisis forense, por lo que ejecutivos de la empresa más valiosa del mundo en Bolsa viajaron desde EEUU a Chile para hacer un análisis en terreno. En ese sentido, la firma estadounidense estuvo trabajando con Consorcio desde el primer día.

Las similitudes entre ambos ciberataques no se quedan ahí, ya que en el caso de Banco de Chile, el robo se produjo por transacciones fraudulentas que iniciaron los hackers en el sistema SWIFT (donde los bancos a nivel internacional remesan sus transacciones a distintos países). Lo mismo habría ocurrido en Banco Consorcio.

Sin ir más lejos, cuando la compañía publicó el comunicado donde dio a conocer el robo el pasado 8 de noviembre, señaló que “terceros aún no identificados intervinieron el sistema de transferencias internacionales, con la finalidad de generar maliciosamente cargos en una cuenta propia de Banco Consorcio que mantiene en un corresponsal del exterior”.

El mismo superintendente de Bancos, Mario Farren, señaló el mes pasado que “esta es una situación similar a lo que tuvo Banco de Chile hace algunos meses atrás, en el sentido de que lo más probable, es que una persona abrió un archivo que llegó a su correo electrónico, y por ahí se metió un malware que estuvo latente, dentro de los sistemas, varios meses”, dijo.

Cabe recordar que en el caso de la entidad ligada al Grupo Luksic y Citibank, el virus que actuó como un distractor para robar los US$10 millones, entró por una estación de trabajo, en un computador de un ejecutivo que descargó un attachment de un correo electrónico.

Con todo, los US$2 millones que le robaron a Banco Consorcio representan sólo un 3,9% del total de las utilidades que acumulaba la entidad a octubre de este año. En tanto, para Banco de Chile, los US$10 millones representan el 1,4% a igual fecha.

Seguir leyendo