El mundo político fija posiciones ante el llamado a los acuerdos del Banco Central

Cámara

AGENCIAUNO

Desde el Frente Amplio hasta la UDI concuerdan que deben generar una agenda social más profunda que los anuncios hasta ahora efectuados por el gobierno, y al menos hay coincidencia en los temas: pensiones y salud.También surgen otras materias como la definición de una nueva Constitución, resolver el endeudamiento por CAE y el ingreso mínimo.




Una amplia valoración acumuló Mario Marcel, luego que hiciera un llamado a generar un acuerdo transversal que posibilitara una salida política a la crisis generada tras el estallido social, bajo el entendido que una estabilidad institucional será clave para que la economía retome un ritmo más rápido.

Desde el Frente Amplio hasta la UDI concuerdan que deben generar una agenda social más profunda que los anuncios hasta ahora efectuados por el gobierno, y al menos hay coincidencia en los temas: pensiones y salud. También surgen otras materias, según la sensibilidad de cada color político, como la redacción de una nueva Constitución, resolver el endeudamiento por CAE, y aumentar sustantivamente el ingreso mínimo.

Otro punto en el que hay cercanía entre los sectores es en la necesidad de contar con financiamiento permanente para estas medidas, cerrando filas con el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien dijo que los recursos fiscales no eran infinitos.

Pero no solo los políticos están pro activos pensando cómo salir de esta encrucijada, también han aparecido grupos de economistas y empresarios con sendas cartas. Uno, es el Foro para un Desarrollo Justo y Sostenible, que integran el expresidente del BC, Roberto Zahler, Ricardo Ffrench-Davis, Álvaro Gallegos, Andres Uthoff, Osvaldo Rosales, Claudia Sanhueza, por mencionar algunos, que entre otras cosas han planteado elevar la carga tributaria en 5 puntos del PIB en 5 años para financiar una ambiciosa agenda social.

Otro grupo propone crear un Consejo Económico y Social con el arco de la sociedad civil cubriendo agendas de corto, mediano y largo plazo, con una primera orientación a asegurar el término de la violencia. Este último está integrado por 34 personas como el exministro de Hacienda y excandidato presidencial, Andrés Velasco, el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín y exdirigentes empresariales, como Juan Claro y Rafael Guilisasti.

En una línea similar ha declarado el senador Jorge Pizarro (DC), al postular que se constituya un equipo de alto nivel que haga un seguimiento de las medidas presentadas, de modo de que la ciudadanía esté segura que, por ejemplo, los mayores recursos aprobados para BancoEstado están llegando a las Pymes.

Las coincidencias

Hace más de una semana que los diputados de la oposición están conversando para conformar un único frente, con una propuesta para sentarse a conversar con el gobierno, lo cual debiese ser la pauta de ese acuerdo transversal. Los puntos centrales de este pliego lo encabeza la reforma a las pensiones, elevar el ingreso mínimo a $500.000, aumentar el gasto público en salud a 6 puntos del PIB, y terminar con deudas CAE. "Hay que hacer de aquí a marzo la reforma previsional para ir a un sistema solidario y con reparto y reestructurar el sistema de administración", recalca el senador Jorge Pizarro (DC).

"Estamos trabajando un documento común con 4 exigencias. La premura es máxima y si fuera necesario darle gradualidad a la agenda debiera ser una gradualidad acotada, de modo que no se dilate de forma innecesaria", indica el diputado Daniel Núñez (PC), presidente de la Comisión de Hacienda. Asimismo, el jefe de bancada del PPD, diputado Ricardo Celis, puntualiza: "Lo más importante es una reforma sustantiva en el pilar contributivo, y entregar remuneraciones justas con un esfuerzo del 1% de mayores ingresos a través de sus empresas, y mejores prestaciones del sistema público de salud".

En varios de estos puntos coinciden con el principal referente de Chile Vamos, RN, ya que ellos están elaborando una reforma a la salud que -al igual que en pensiones- sea financiada con recursos de los mismos ciudadanos, mediante un diseño de mayor solidaridad.

"Hay que cuidar mucho la billetera fiscal porque estamos en un momento difícil, pero hay un par de áreas, pensiones y salud, donde hay que hacer un mayor gasto y eso lo dice la propia Ocde. Hay que conversar con Hacienda las fórmulas para allegar recursos al erario, no obstante, en salud y pensiones hay una parte del financiamiento en que todos vamos a contribuir con planes solidarios", observa el presidente del partido, diputado Mario Desbordes.

En la UDI resaltan la necesidad de enfocarse en el pilar contributivo de pensiones y consensuar un pronto despacho de este proyecto, para subir las pensiones de quienes sí han cotizado, y se muestran más reticentes a colocar más puntos en una agenda social. "Hay que materializar lo que ya está en curso, especialmente en materia constitucional y lo que falta en seguridad", acota el senador Juan Antonio Coloma (UDI).

En otro punto que hay transversalidad entre la oposición y RN es en la necesidad de avanzar en otra reforma tributaria (RT), en la línea que ya se anticipó en el acuerdo oposición-gobierno de revisar las exenciones actuales y terminar con aquellas que ya no se justifican. Según el cronograma, en marzo debiese estar listo este informe.

"Hay que empezar a caminar en un acuerdo tributario profundo y estructural, muy conversado. Y avanzar rápida y simultáneamente en un acuerdo en pensiones, deberíamos tratar de ponernos plazos sin descuidar el contenido, como por ejemplo que para el próximo 1 de junio para la Cuenta Pública ya esté promulgada la reforma de pensiones. Cuando uno se pone plazos, aumenta la exigencia para llegar a acuerdo", precisa el presidente de la Comisión de Hacienda, senador Ricardo Lagos (PPD). Su par, Adriana Muñoz, sostuvo que "siempre esimportante generar acuerdos. Sin embargo lo clave es tener en cuenta la base en la que se concretan. Han existido acuerdos en torno a la ley de Presupuesto donde hemos incorporado una serie de elementos para atender las demandas centrales que ha hecho la ciudadanía. El tema es que el gobierno tiene que poner una agenda que refleje los cambios importantes que se exigen de la ciudadanía".

Las posiciones acá se distancian, porque mientras en la oposición calculan que, al menos, se requerirá una RT que recaude 4 puntos del PIB; en la UDI creen que el tema debe despejarse pronto y que no se puede afectar el crecimiento, sino todo lo contrario, habría que estimularlo con medidas especiales, y sólo a mediano plazo, dependiendo de que el PIB se expanda más, pensar en incrementar la carga tributaria.

"Cualquier cosa que se haga en materia de impuestos tiene que ir aparejado con la necesidad urgente que tiene Chile de crecer, el estancamiento es una realidad. La evidencia empírica muestra que el crecimiento conlleva más ingresos. No nos cerramos a que en el futuro se pueda revisar al alza la carga tributaria, pero debe estar amarrado a un nivel de crecimiento importante", enfatiza el diputado Javier Macaya (UDI).

Mientras que el senador José García (RN) en similar línea solicita definir este tema: "Lo tributario debe despejarse de una vez. Lo que se tenga que hacer, hagámoslo ahora, no sigamos postergando decisiones y aumentando la incertidumbre".

En un sentido similar, los parlamentarios creen que hay que apresurar el tranco, pero en circunscribir la agenda social. El subjefe de bancada del PS, diputado Luis Rocafull, lo señala como apremiante: "La gradualidad dependerá del tiempo que nos demoremos en priorizar y cuantificar. Lo que no puede pasar es lo que está sucediendo hoy con un gobierno que no ha asumido la dimensión del problema y sólo propone cosas aisladas". En esta misma línea responde el jefe de bancada de Revolución Democrática del Frente Amplio, diputado Pablo Vidal: "durante el primer año de su mandato el Presidente Piñera era majadero en insistir en los acuerdos, pues ahora tiene sobre la mesa la posibilidad de construir el más grande acuerdo nacional con apoyo transversal de una agenda social de verdad, y no las migajas que ha entregado".

En tanto, en la DC apuntan más bien a una mayor gradualidad enfocada en las pequeñas y medianas empresas. "Para nuestra bancada es clave considerar la realidad de las Pymes, para que cuenten con tiempo necesario para incorporarse a todos los cambios, en especial a la necesaria mejora del ingreso mínimo. Un tema angular es que la inequidad es ineficiente para el crecimiento" recuerda el jefe de bancada, diputado Gabriel Ascencio.

Comenta