Hogares chilenos mejoran sus finanzas: se reduce el porcentaje con deuda y elevan sus niveles de ahorro

Banco Central advirtió un cambio en la composición del endeudamiento, con una reducción en el de consumo y un aumento en aquellos ligados a créditos hipotecarios.


Las familias chilenas ordenaron de manera significativa sus finanzas el año pasado. Así se desprende la Encuesta Financiera de Hogares 2017 del Banco Central, cuyos resultados revelaron que el porcentaje de hogares con deuda en el país se redujo a 66% el año pasado, desde 73% en 2014.

Adicionalmente, el estudio mostró que el porcentaje de familias que señala haber ahorrado en los 12 meses previos a la entrevista pasó de 26% en 2014 a 36% en 2017.

El presidente del instituto emisor, Mario Marcel, destacó que dicho escenario se ha dado “en parte porque lo ingresos van mejorando gradualmente, no tienen vuelcos muy grandes, y también hay ciertos ahorros que se pueden ocupar”.

Asimismo, Marcel destacó que se ha dado un cambio en la composición del endeudamiento en el que se ha ha reducido el de consumo, que es más costoso, y ha aumentando el hipotecario, que es de más largo plazo y está respaldado por activos.

En efecto, de acuerdo al sondeo, el descenso en el porcentaje de hogares con deuda se explicó principalmente por el retroceso en el endeudamiento con el sector consumo, que pasó de 63% a 55%, en medio de una baja generalizada de la demanda por créditos con las casas comerciales, mientras que el endeudamiento con fines hipotecarios aumentó de 19% a 21%.

El resto de la deuda se distribuye en Educación con el 12%, Automotriz con 4% y Otras deudas con el 7% restante.

Sin embargo, en este contexto de mayor endeudamiento a largo plazo el porcentaje de los ingresos disponibles que destina un hogar mediano al pago de deuda pasó de 20% en 2014 a 25% el 2017, mientras que la deuda total como porcentaje del ingreso anual pasó de 13% a 29% entre ambos periodos.

En tanto la proporción de hogares con deuda informal no registró cambios respecto a 2014.

La encuesta también mostró que, si bien el efectivo sigue siendo el medio de pago más utilizado por los hogares, se ha dado un importante aumento en el uso de las tarjetas de débito y las transferencias por internet.

Seguir leyendo