Encuesta Deloitte-Cadem: percepción negativa de la economía aumenta en la opinión pública y en el empresariado

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El sondeo Expectativas de Recuperación de abril, aborda también las principales preocupaciones que tienen los empresarios para los próximos dos años. Lideran, con el 70% de las menciones, la incertidumbre política y la nueva Constitución, seguidas de los cambios regulatorios y la certeza jurídica, con 46%.




El panorama económico del país se ha vuelto a tornar complejo, luego de la recuperación experimentada el año pasado tras la crisis que se desató en 2020 producto del Covid-19. La inflación registró en abril un alza de 10,5%, su mayor nivel en 27 años y medio, y con perspectivas de cerrar el año entre 7% y 10%. A ello se suma el bajo crecimiento previsto para este y el próximo año, con proyecciones en torno a 1,5% e inferiores a 1%, respectivamente.

Este escenario es el telón de fondo para la última encuesta de Confianza, Percepciones y Expectativas de los Chilenos, Deloitte-Cadem, correspondiente a abril, que abarca tanto la visión de la opinión pública como del mundo empresarial, y que se llevó a cabo entre fines del mes pasado y principios de mayo.

El sondeo muestra que el índice de expectativas de recuperación económica bajó levemente respecto de marzo, pese a lo cual se mantuvo en zona positiva. Esta última posición, sin embargo, responde fundamentalmente a los factores de salud, cuyo indicador alcanzó su mayor nivel desde inicios de esta medición -junio de 2020-, toda vez que la visión del empresariado siguió en zona negativa, mientras que la de la opinión pública cayó allí desde la zona positiva, después de perder tres puntos versus el mes previo. Por su parte, el clima político retrocedió de nuevo a zona negativa, luego de tres meses en positivo tras el triunfo de Gabriel Boric.

En el ámbito de la opinión pública, la encuesta revela que la percepción sobre la situación económica actual del país empeoró: un 59% dice que es mala o muy mala, lo que constituye su máximo registro en 12 meses. Esa misma tendencia se refleja en la percepción sobre la situación de los consumidores y la compra de bienes y servicios, aunque la perspectiva al respecto es peor: el 70% dice que es mala o muy mala, siendo la mayor de toda la serie. Sobre la situación actual del empleo en el país, el 50% dice que es mala o muy mala y un 38% afirma que es buena o muy buena.

Pese a que el juicio mayoritario -en el ámbito de la opinión pública- es que el escenario económico actual es delicado, a la hora de evaluar la economía familiar, la visión es menos negativa. De hecho, sólo un 33% dice que es mala o muy mala, en tanto que la opción buena o muy buena llega al 54%.

En la capital los casos han crecido un 10% en los últimos días. Foto: Mario Téllez

Sobre cómo estará la economía en los próximos seis meses, un 56% señala que empeorará y un 41% que mejorará. Y para el consumo la tendencia se mantiene: 66% lo ve empeorando y 33% mejorando. Para el empleo, a su vez, el 52% dice que retrocederá y 45% que avanzará.

A nivel empresarial, por su parte, la percepción negativa aumenta en 12 puntos: 45% piensa que la situación económica actual es mala o muy mala. Con respecto a la visión que tienen de la empresa o industria en que participan, un 48% indica que es buena o muy buena, 45% regular y 7% mala o muy mala.

El sondeo también consulta por las principales preocupaciones de los empresarios en el marco de los próximos dos años: el 70% de las menciones apunta a la incertidumbre política y a la nueva Constitución. Esto representa un alza significativa en relación a agosto de 2020, cuando era el 54%. Como segundo tema aparecen los cambios regulatorios y la certeza jurídica, con 46%. Ese mismo porcentaje tienen delincuencia y orden público, y mayores costos, un 27%. Le siguen, un poco más atrás, crecimiento de la economía y economía internacional, con 24%, y transformación digital y automatización de procesos, con 21%.

Desaparecen como preocupaciones, en cambio, la crisis del Covid-19 y la flexibilidad laboral.

Finalmente, en cuanto a los planes de inversión en el corto y mediano plazo, un 76% dice que están ocurriendo cambios en ese ítem, seis puntos menos que en marzo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.