Geointeligencia y Big Data: los aliados del sector inmobiliario

Esta industria se encuentra en una etapa totalmente revolucionaria, donde la tecnología cada vez se apodera más de la nuevas formas de hacer negocios en viviendas.


La llegada de nuevas líneas de Metro y su influencia en la demanda de propiedades, sumado a la recuperación de la construcción el año pasado, que creció 2,4%, le inyectó más dinamismo al sector inmobiliario, para el cual es clave contar con herramientas tecnológicas en una ciudad como Santiago.

Al respecto, Enrique Joglar, gerente de Desarrollo de la Inmobiliaria Indesa comenta que hoy el concepto ha evolucionado para las inmobiliarias y para los usuarios con la llegada del mundo digital.

“Desde nuestra experiencia, el manejo de energía y ahorro en los consumos es prioritario en todo tipo de clientes. Las edificaciones deben contar con tecnología en sus sistemas de climatización, iluminación, agua y otros suministros básicos que, si bien significa un mayor costo en la implementación, son un ahorro para el usuario”.

Geointeligencia

Otro nuevo uso de la tecnología que se está aplicando en esta industria es la “geointeligencia”. Su implementación permite por medio de la integración de bases de datos con el uso de cartografía y modelación, puede realizar modelaciones estadísticas capaces de estimar las ventas potenciales de un negocio.

Todo esto “mediante el análisis del comportamiento de la oferta inmobiliaria en tipologías, precios y unidades en conjunto de nuevas variables socioeconómicas, demográficas y comerciales, es posible determinar un valor óptimo de un proyecto”, comentan en Georesearch.

Pero no es solo el proceso de armar un proyecto, la geointeligencia juega un rol más grande. Mariano Berazaluce, gerente de Zoominmobiliario.com de Mapcity, señala: “Vemos que, mediante el uso de las capacidades del big data y machine learning, podemos afinar la prospección incorporando variables de comportamiento de los consumidores para predecir disposición de compra o arriendo de programas específicos, en zonas determinadas de la ciudad”.

Un aspecto que se busca fortalecer, es el proceso de la tramitación de proyectos. “El otro cambio que creemos clave está relacionado a la transformación digital de los trámites tanto en la compra de propiedades como en el arriendo. Estamos hoy trabajando en servicios disruptivos que permitan digitalizar totalmente estos procesos de manera simple y segura”, dice Berazaluce.

Seguir leyendo