Las cartas que baraja Walmart tras ser un epicentro de la crisis

WALMART-ok

Con más de 120 locales dañados, la supermercadista ya evalúa la venta de algunos terrenos siniestrados para proyectos inmobiliarios o de bodegas, junto con cambiar completamente su modelo de construcción de locales.




Es, quizás, la empresa que presenta los daños más evidentes y cuantiosos tras la explosión del estallido social del 18 de octubre pasado. La firma supermercadista de capitales estadounidenses, Walmart Chile, revela que ha sufrido saqueos en 128 locales e incendios en 34 de ellos.

"Desde el inicio de los hechos de violencia, contabilizamos más de 1.100 incidentes entre saqueos, incendios y amagos de incendios", indican desde la cadena que tiene 51 mil trabajadores a lo largo del país.

Esta semana, el vicepresidente ejecutivo y gerente de finanzas de Walmart a nivel global, Brett Biggs, le señaló a inversionistas que aún se está evaluando la situación de los disturbios en Chile, por lo que no se ha incluido todavía una estimación del impacto financiero potencial en las proyecciones de la compañía.

Actualmente, del total de 384 supermercados de los formatos Líder, Express, Central Mayorista y SuperBodega aCuenta que existen, 279 están abiertos al público. Es decir, 105 permanecen cerrados por daños, otros por no contar con las condiciones de seguridad necesarias y algunos, lisa y llanamente, por estar completamente destruidos.

Muchos de los funcionarios de Walmart Chile están preocupados por su devenir. Esta semana el presidente del Sindicato Interempresas Líder, Juan Moreno, afirmó en Chilevisión que alrededor del 70% de los trabajadores que se desempeñan en la compañía gana menos de $500 mil mensuales y que 4.600 de ellos hoy tienen incertidumbre frente a si podrán mantener sus empleos a futuro.

Hasta ahora, la compañía ha podido reubicar personal de locaciones siniestradas a otros locales, pero empleados de la empresa consultados por Pulso afirman que, a medida que ha crecido el número de supermercados afectados, se ha hecho más notoria la redundancia de personal en otros puntos que siguen funcionando.

Lo ocurrido en Chile no ha pasado inadvertido, por lo que el presidente y CEO global de Walmart, Doug McMillon, expresó hace tres días en una conferencia con inversionistas que "nuestro negocio en Chile se ha visto seriamente afectado por los disturbios civiles. La seguridad de nuestros asociados y sus familias junto con nuestros clientes son lo más importante ahí". También detalló que tienen una "gran cantidad" de locales cerrados.

Las alternativas que se estudian

El holding norteamericano está trabajando sin descanso para poder prevenir y contener, dentro de lo posible, las constantes amenazas que están acechando su negocio en nuestro país. Para afrontar esta emergencia, todos los días, incluyendo sábados y domingos, está sesionando dos veces al día (a las 9.00 y 15.00 horas) un comité de crisis, al cual asisten todos los gerentes de primera y segunda línea, para monitorear el funcionamiento de las distintas áreas de la compañía y asegurarse de que la operación esté andando.

También se ha estado fortaleciendo el servicio de las ventas online y los despachos, sobre todo para los grandes clientes institucionales.

Ante la intensidad de los trabajos para volver a la normalidad, fuentes ligadas a Walmart aseguran que "la definición de los lugares que se volverán a abrir, a construir o los que se dejarán de operar definitivamente, aún no está. Falta que decante esta situación. Hay muchas ideas, pero aún no se decide nada".

Justamente, distintas alternativas están dando vueltas. Frente a los acontecimientos que han afectado a la operación, la compañía además de tratar de solucionar el día a día a través de su comité de crisis, está pensando en todo tipo de opciones estratégicas con una mirada de mediano y largo plazo.

Una de ellas, indican conocedores de los debates al interior de Walmart, es vender terrenos de locales incendiados y que no resulten estratégicos para la firma que pudieran tener algún potencial inmobiliario para viviendas o con fines comerciales, por ejemplo, bodegas.

Si es que decidieran concretar esta idea, en la venta de algunos terrenos considerarían poder amarrar un contrato de arrendamiento para levantar supermercados. Eso sí, ya no serían locales con el mismo formato de los que hoy están destruidos. "Todo eso puede ser y estamos evaluando las alternativas", confirma una fuente relacionada a Walmart.

Definitivamente, los supermercados que reconstruyan, independientemente de si el terreno donde lo levanten siga siendo suyo o arrendado, lo harán con otro estándar de seguridad. "La inversión en seguridad será enorme. Se están tomando medidas extremas para los locales operativos y los nuevos se construirán de otra manera", reconocen cercanos a la firma. "Menos vidrios y más fierros", detallan unas fuentes de la industria, mientras otras aseguran que tomará aún más fuerza el poder construir supermercados subterráneos adosados a otros proyectos comerciales o habitacionales de superficie.

Al responder oficialmente, Walmart Chile destaca que "estamos enfocando todos nuestros esfuerzos en recuperar la operación, por lo que no existen decisiones tomadas respecto al negocio, ya que dada la contingencia aún en desarrollo, cualquier definición requerirá de un plazo mayor".

Fuentes de la industria comentan que, incluso, Walmart Chile maneja la opción de vender su operación. Agregan que no representa el 1% de las ventas de la empresa a nivel mundial y recuerdan que la compañía no ha titubeado de salirse de otros países, como Brasil, donde vendieron el 80% de la empresa al fondo Advent. Justamente, agregan, este mismo fondo podría estar interesado en la empresa, al igual que otros cuatro jugadores estratégicos globales: la alemana Metro, la francesa Carrefour, la inglesa Tesco y la estadounidense Kloger.

La difícil búsqueda de un CEO

La supermercadista norteamericana ha pasado su momento más complejo en Chile sin una cabeza que esté totalmente abocada a la operación local.

Desde que Horacio Barbeito dejó su puesto vacante como CEO de Walmart Chile para asumir el mismo cargo en Canadá el 31 de octubre, en medio de esta crisis, el chileno Enrique Ostalé -vicepresidente ejecutivo y CEO regional de Walmart Internacional para el Reino Unido, Latinoamérica y África- es el encargado momentáneo de la operación.

La compañía ha estado activa en la búsqueda de un nuevo CEO local. De hecho, la firma ha tentado a importantes ejecutivos, incluso a profesionales de industrias lejanas al retail, como lo es la banca de inversión. Sin embargo, les ha costado dar con el reemplazante. Más aún en este último mes, que ha sido traumático para la firma supermercadista.

Conocedores del proceso de búsqueda indican que el perfil del sucesor de Barbeito tiene que ser, ojalá, alguien de la misma industria. En línea con esa idea, fuentes del mercado señalan que Walmart tiene bajo la mira a un gerente general de uno de sus principales competidores del mercado chileno.

Pero también corre con fuerza la versión de que el nuevo CEO será alguien que provenga desde otra operación de Walmart en el mundo. Desde la compañía dicen que "el proceso para nombrar al nuevo CEO en Chile se está desarrollando dentro de los plazos normales y el resultado será informado oportunamente".

Comenta