Manejar el cambio o caer en la obsolescencia

"Si bien decir que estar en constante aprendizaje es clave para poder ser un aporte de valor dentro de la organización puede sonar obvio, la diferencia es que hoy más que nunca ese aprendizaje debe ser dirigido a lo que las empresas requieren hoy".




“Atraer líderes que sepan manejar el cambio”. Ese es el tema que más inquieta a las empresas al momento de buscar talento, según la encuesta que anualmente realiza The AESC (The Association of Executive Search Consultants) a más de mil firmas de search en 70 países del mundo.

El estudio tiene por objetivo determinar las principales tendencias en la forma en que las empresas buscan talento y cuáles son los factores que más les preocupan frente al escenario actual.

Se entiende la importancia que se le da al manejo del cambio en el contexto actual (un 70% de los encuestados lo señaló como un factor crítico). Efectivamente es necesario, pero no suficiente: para manejar estas transformaciones se requiere de talentos más integrales, que incluyan -sobre todo- y la adaptabilidad a entornos complejos y cambiantes, como el que estamos viviendo.

Los otros datos lo confirman. Un 53% de quienes participaron en la encuesta dijo que otro tópico relevante es “atraer talento diverso”, seguido por “atraer talento digital”, con un 42%.

Si miramos los principales conceptos de los temas más mencionados tenemos: manejo del cambio, diversidad y digitalización. Los tres, íntimamente relacionados y, sin los cuales, las organizaciones de hoy no pueden ser sostenibles en el tiempo.

Sin embargo, vale la pena preguntarse si efectivamente estamos entendiendo el nivel de profundidad de estos cambios y si los estamos llevando a cabo no sólo a nivel corporativo y colectivo, sino individual.

Por ejemplo, preguntarse si estoy entendiendo el nuevo entorno digital en que se desenvuelve mi negocio, independiente de si me desempeño en un área relacionada con la tecnología. ¿Cómo voy a manejar la transformación de una organización si no tengo una comprensión mínima de este nuevo lenguaje que, cada día más, se convierte en un eje estratégico para cualquier empresa que quiera ser exitosa y desarrollarse en el escenario actual?

Además, si estos cambios se visualizan sólo a nivel administrativo, o si estamos incluyendo al directorio como una pieza desde la cual esa necesaria transformación debe emanar.

Si bien decir que estar en constante aprendizaje es clave para poder ser un aporte de valor dentro de la organización puede sonar obvio, la diferencia es que hoy más que nunca ese aprendizaje debe ser dirigido a lo que las empresas requieren. El riesgo de no adaptarse, y de no hacerlo bien es caer en la obsolescencia.

* Alejandra Aranda, Presidenta de Humanitas/Cornerstone International Group.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.