Marcel llega a Hacienda a concretar “los cambios con responsabilidad” y a liderar el equipo económico de Boric

El presidente del Banco Central, Mario Marcel.

Este ministerio deberá impulsar las reformas tributarias, de pensiones, laboral y abordar el complejo escenario por el que atraviesan las cuentas fiscales. El titular de las finanzas públicas deberá hacer equipo con los ministros de Economía, Nicolás Grau y del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara.




Finalmente se concretó. Mario Marcel asumirá el Ministerio de Hacienda dejando atrás la presidente del Banco Central, y ahora se enfocará en liderar el equipo económico de Gabriel Boric. Desde ese lugar deberá tramitar e implementar las principales reformas prometidas en el programa de gobierno del gobierno de Apruebo Dignidad.

Es que precisamente por Hacienda pasarán las reformas tributarias, de pensiones, laboral y abordar el complejo escenario por el que atraviesan las cuentas fiscales.

La expectativa que existe entre los economistas es que, con Marcel en Hacienda, podrá liderar la agenda económica, entregando credibilidad a las políticas que se impulsarán. Y de esta manera concretar el discurso que ha tenido Boric sobre la gradualidad y la responsabilidad en sus políticas públicas.

En su primer encuentro con el gran empresariado como Presidente electo, en Enade 2022, Boric refrendó lo que había transmitido durante la campaña de segunda vuelta: su mensaje de gradualidad y responsabilidad en la implementación de las reformas. “Mis palabras de gradualidad y responsabilidad fiscal no era un discurso de campaña, sino que una convicción profunda que tengo para hacer las transformaciones que sean necesarias”, y complementó esa idea señalando que “he ido aprendiendo que todo cambio, toda transformación se sostiene en base a lo que se hizo antes”.

Para el mercado, que se nombre a un economista como Marcel reflejaría que el discurso que ha tenido, Gabriel Boric, se comenzaría a concretar con hechos, y no solo palabras.

El análisis que se hace es que esta es la primera señal concreta y comprobable que Boric hará un gobierno como el que prometió en Enade y en su segunda vuelta. Por ello, entre los economistas se comenta que con el nombramiento de Marcel Boric, está siendo coherente entre lo que dice y hace.

No obstante, hay coincidencia en que este no necesariamente se trata de un giro al centro, sino más bien en el mercado lo interpretan como un voto de confianza de que los cambios se realizarán con un componente altamente técnico y que por ello, las reformas que se impulsen estarán bien hechas desde esa perspectiva.

La relación entre Boric y Marcel comenzó hace unos años atrás. En su calidad de diputado, el ahora presidente electo le realizaba varias consultas en materia económica lo que fue estrechando el vínculo.

Cuando Marcel fue ratificado como presidente del BC a fines de octubre pasado, Boric entregó su opinión a través de las redes sociales. “Valoro decisión de ratificar a Mario Marcel como Presidente del Banco Central. Su trayectoria, responsabilidad y compromiso con el bien común desde su rol en el BC por sobre cualquier presión (aunque a algunos les moleste) son un activo para Chile”.

La agenda económica

El gobierno ha señalado que la primera reforma que se ingresará al Congreso será la tributaria y por lo mismo será el primer gran desafío que deberá hacer frente Mario Marcel. Esta reforma busca elevar la carga tributaria en 5 puntos del PIB en los cuatro años de gobierno y 8 puntos en un plazo de ocho años.

Otro de los temas que deberá hacer frente es el manejo de la situación fiscal. Pero si bien, el escenario es complejo debido al ajuste que se tiene que realizar por el mayor gasto que se tuvo que hacer para enfrentar la pandemia, Marcel conoce de memoria las finanzas públicas.

Entre el 2000 y el 2006 fue director de Presupuestos, período en el que impulsó profundas reformas en la conducción de la política fiscal, la administración de activos y pasivos gubernamentales, el sistema presupuestario y la gestión pública, siendo el creador de la regla fiscal de déficit estructural junto al titular de Hacienda de ese entonces, Nicolás Eyzaguirre.

Así, una de sus principales tareas será entregar la trayectoria fiscal que se comprometerá el gobierno en sus cuatro años. Se trata del decreto que debe presentar en los primeros 90 días.

En este tema, Boric, entregó algunas señales de cómo será la gestión fiscal del presente año en su discurso en Enade 2022. Ahí mencionó que se cumplirá la meta de déficit fiscal estructural de 3,9% del PIB proyectada en el Presupuesto 2022, que se utilizarán para los nuevos gastos el fondo de libre disposición, (US$750 millones) y se hará uso de manera transparente de las reasignaciones que permite el erario fiscal. Todo esto con el objetivo de no estresar aún más la situación fiscal por la que atraviesa el país.

Un tercer eje es la reforma previsional comprometida. Esta busca avanzar hacia un sistema sin AFP que permita aumentar las pensiones de los actuales y futuros jubilados, y que materialice el derecho a la seguridad social. Un sistema moderno, tripartito, solidario, público y suficiente, con estándares internacionales, que sea sustentable en el tiempo.

En esa reforma deberá hacer dupla con la ministra del Trabajo y Previsión Social Jeannette Jara quien es partidaria de hacer una transformación “profunda” del sistema individual de pensiones administrados por las AFP, “a un verdadero sistema de seguridad social”.

También deberá impulsar los cambios en materia laboral: el proyecto de 40 horas y el alza gradual del salario mínimo a $500 mil.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.